“Scioli es un trabajador incansable”

El diputado del FpV-PJ Martín Cosentino es uno de los pocos legisladores incondicionales del gobernador bonaerense. Deslizó que Scioli será candidato presidencial sin especificar por qué sector.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires Daniel Scioli no cuenta en la Cámara baja con un importante número de legisladores propios. Un déficit que no pudo revertir hasta ahora. Pese a ello ha logrado sortear todos los sobresaltos legislativos. En rigor, se siente acompañado por un grupo de habitantes de la Cámara baja que por momentos amenaza con expandirse y en ocasiones se contrae, según la coyuntura. Pero el gobernador sabe que cuenta con sus incondicionales. A ese grupo algunos los denominan los “ino”, por la terminación de sus apellidos o nombres. En ese selecto grupo se encuentra el diputado del Fpv-PJ Martín Consentino, que se “define como militante peronista de muchos años”.

– ¿Cómo llega a ser diputado?

– Soy militante peronista de muchos años, desde la Universidad, he pasado por diferentes etapas políticas ligado al peronismo, me tocó ganar y perder internas y elecciones generales, siempre en el mismo lugar, nunca fui errático en mi camino, todo eso me llevó a encontrarme con Daniel Scioli en el ‘97 y desde ese momento estamos trabajando junto a Alberto Pérez (Jefe de Gabinete de Ministros de la provincia de Buenos Aires) y ahora me toca estar desde aquí, la Cámara de Diputados, acompañando al gobernador.

– ¿Dónde desarrolló su militancia?

– Entre Capital Federal y Vicente López. No niego mi militancia porteña de muchos años en la Universidad del Salvador, jesuita, con gran militancia popular y una Facultad de Ciencias Sociales que ha sido la mejor escuela de teoría política de Latinoamérica durante muchos años. La primera carrera de ciencias políticas en Argentina fue en la Universidad del Salvador en los setenta. Venimos de una formación jesuita, universitaria. Soy presidente del Partido Justicialista de Vicente López.

– ¿Qué significó para el sciolismo trasladarse a la Provincia?

– Un gran desafío, una enorme responsabilidad en las espaldas del gobernador, a partir de la gran confianza que le dispensó Néstor Kirchner en ese momento cuando era presidente de la Nación. Esta gestión lleva una reelección con el 54% de los votos, por lo tanto el pueblo nos ha dado un espaldarazo en cuanto a la gestión que llevamos adelante en la Provincia. Significó un enorme desafío grupal como equipo político e individual como personaje de la política.

– ¿Cuál fue la sorpresa una vez en la arena política provincial?

– La dimensión. El peronismo es el mismo en todo el país, pero las dimensiones y escalas en la Provincia son distintas. El PJ acompaña esa lógica en el territorio bonaerense, en la Provincia, el peronismo transpira poder y eso se nota mucho.

– ¿Qué nos quiere decir?

– Por ejemplo, en la Ciudad de Buenos Aires el peronismo no es la principal oferta que han elegido los porteños, tiene una dinámica distinta. En la Provincia, en cambio, de los 135 municipios, casi el 90% son del PJ o del oficialismo. La Cámara de Senadores y de Diputados son en su mayoría del oficialismo. El peronismo tiene una presencia institucional muy fuerte, muy llamativa, el peronismo tiene una vocación y un entrelazado de trabajo y servicio social muy fuerte en el distrito, los intendentes son muy importantes ante su propia ciudadanía y eso se renueva con el mandato popular.

– El gobernador siempre tuvo la necesidad de dialogar con los intendentes…

– Daniel Scioli es una persona que escucha opiniones, y a partir de eso toma las decisiones, escucha mucho, a los intendentes, legisladores, uno se siente parte de un equipo donde es tenido en cuenta.

– ¿Y qué significa para ustedes, colaboradores, diríamos incondicionales?

– Es muy importante para nosotros, que tengan en cuenta nuestras opiniones, aunque el gobernador es “el gran decididor”, está claro que a la Provincia no la gobierna un solo hombre.

– ¿Cuáles cree que son sus aportes desde la Legislatura?

– Estoy muy interesado en el medio ambiente, estoy preparando dos proyectos de ley en ese sentido. Otro tema es la capacitación de dirigentes, tengo la voluntad firme de presentar un proyecto de ley para un sistema de capacitación y formación de dirigentes de la Provincia.

– ¿Eso parece ambicioso?

– Fui subsecretario en la Jefatura de Gabinete y conmigo se generó la escuela de formación de líderes y dirigentes, por con lo cual, no es un tema nuevo en mi agenda, siempre le di mucha trascendencia a este tema. A mi iniciativa no la he presentado aun, porque muchas aristas tienen que ver con eso, es muy complejo, buscamos que la capacitación sea financiada por el Estado, esté destinada a los dirigentes de todos los partidos políticos con representación parlamentaria, y que haya articulación con el aporte privado.

– ¿De qué estamos hablando?

– Lo concibo como una idea común de país entre todos los partidos políticos, tendríamos que tener una misma idea. Líneas bases de lo que debería ser la Argentina para sustentar una política inicial y una misma perspectiva de futuro de país. Y por supuesto, tener cada partido, como si fuera un módulo particular en cuanto a la cultura política de cada partido, vivencias y lo que cada uno quiere tener como diferenciación del otro, eso sería algo adaptable a la voluntad de cada partido. Pero con una idea común para todo de lo que debería ser la Argentina.

– ¿Por qué cree que esto es importante?

– Cuando llegas al gobierno te das cuenta de las falencias en la capacitación, porque resulta que tenés que buscar gente que no pensabas que te faltaba. El peronismo ha tenido experiencias en que ha tenido que buscar economistas de otro sector que no tiene nada que ver con nuestro pensamiento. Desde (Eduardo) Duhalde presidente y sobre todo Néstor Kirchner para acá hay una nueva camada de políticos, economistas que tienen política peronista en la economía.

– Pero esto de la formación no se hace en distintas instituciones…

– Por más que uno sea universitario, tiene que tener un bagaje en lo que es la gestión. Conozco gente que se ha recibido en universidades muy buenas que cuando llegan a la administración pública se dan cuenta que no tiene nada que ver con la teoría o lo que es la Argentina. Todos los partidos deberían tener su propia voluntad de saber lo que quieren formar.

– ¿Cuál es el lado positivo de Scioli?

– Como gestor destaco del gobernador su enorme voluntad de hacerse cargo de los problemas, no hacerse el distraído ante los reclamos, nos gustaría estar un poco mejor por supuesto. Es un trabajador incansable, un hombre de diálogo, respeto y consenso.

– ¿Cuál es la parte débil?

– Algunos toman su enorme voluntad de consenso y diálogo como una debilidad, yo creo que no.

– ¿Cómo imagina el sendero que tendrá que recorrer Scioli de acá al final de su mandato?

– El ya expresó su opinión con respecto a una candidatura presidencial, ahora estamos abocados en que Scioli sea el mejor gobernador de la historia de la Provincia, y que tenga la mejor gestión posible, tratar de superarnos día a día, de enfrentar a los problemas e ir venciéndolos. Trabajamos todos los días para el bienestar de los ciudadanos de la provincia de Buenos Aires.

– ¿Siente que todo el peronismo está en la misma sintonía en la Legislatura?

– Si, no creo que haya ningún legislador que quiera que a la Provincia le vaya mal.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password