“No sería malo una alianza entre el Frente Cívico y la UCR en Córdoba”

Como integrante del Frente Cívico- Córdoba, el diputado Jorge Valinotto aspira a llegar a un acuerdo programático con otras fuerzas afines de cara a las elecciones de octubre. Dice que el FAP está consolidado, pero en construcción.

Por Pablo Riveros

El diputado del FAP Jorge Valinotto plantea una maniobra electoral para Córdoba que a muchos les parece insólita. A pesar de los duros cruces que protagonizaron el líder del Frente Cívico, Luis Juez, y los máximos referentes del radicalismo cordobés, Ramón Mestre y Oscar Aguad, el legislador considera que la mejor estrategia para que cada fuerza retenga las diputaciones que ponen en juego es confluir en un frente común. Así lo sugirió en diálogo con Semanario Parlamentario, aunque reconoce que por ahora no hay conversaciones oficiales.

Valinotto fijó su postura sobre el rol opositor del Frente Amplio Progresista, repasó la relación de fuerzas en Córdoba y evaluó la precandidatura del exárbitro Héctor Baldassi (PRO) de cara a las próximas elecciones.

– ¿Qué balance hace de la consolidación del FAP de cara a las próximas elecciones?

– Hay un crecimiento importante con una línea programática dentro de lo que es el progresismo y con el antecedente de ser gestión en Santa Fe. Más allá de todos los embates del oficialismo nacional en la Provincia, se aprecia un resultado sumamente positivo en la acción de Gobierno de Hermes Binner, primero, y Antonio Bonfatti en la actualidad. Por otro lado, hay conciencia absoluta de que el FAP necesita seguir creciendo. La única condición para entablar alianzas es que haya unidad programática. El FAP está consolidado pero en construcción.

– ¿Qué rol tiene que jugar el FAP dentro del arco opositor?

– El Gobierno tiene muy poco de progresista a pesar de querer presentarse como tal. En cambio nosotros somos una opción ideológica, no simplemente por oposición. Constituimos una opción socialista al estilo de la socialdemocracia europea, una izquierda moderada, progresista, que aboga por un Estado que arbitre para lograr mejor redistribución del ingreso. Esto en definitiva favorece a todos los sectores y el objetivo final es terminar con la pobreza económica, pero principalmente la pobreza estructural mejorando la formación, la educación y la prestación del servicio de salud. Creemos que eso es lo que necesita nuestro país. En los últimos cien años los espacios políticos de Argentina han sido grandes movimientos que no definieron su compromiso ideológico, confundiendo en su estructura izquierda y derecha.

– ¿Cómo está la relación de fuerzas en Córdoba? ¿Cómo jugará el Frente Cívico en las próximas elecciones?

– El Frente Cívico quebró el bipartidismo en Córdoba: aparece como un tercer espacio político que compite con el justicialismo y el radicalismo al punto que ahora es la segunda fuerza en la Provincia. Pero hoy nos encontramos con una atomización de los espacios políticos. Ha incursionado el PRO, y como lo ha hecho en otros lugares, busca a personas con cierta raigambre popular, en este caso, Héctor Baldassi. Está el Frente para la Victoria con división interna y que podría dividirse en dos partes o más. También está Unión por Córdoba con la firme intención de ser opositor al kirchnerismo en el marco del peronismo, y que en las elecciones de 2011 le regaló la lista de candidatos a diputados al Gobierno nacional. Pero hoy De la Sota arma su propia lista con Juan Schiaretti pensando en el escenario nacional. Luego está la UCR y el Frente Cívico, que son las que más bancas ponen en juego en la Cámara de Diputados, esto es, tres diputaciones cada una sobre un total de nueve. A mi criterio no sería malo una alianza entre Frente Cívico y la UCR en Córdoba, al estilo de lo practicado en Santa Fe, sumando a las otras fuerzas que conforman el FAP, para confrontar con esa realidad que se presenta como algo complicada.

– ¿Puede el Frente Cívico objetar las alianzas del FAP en otros distritos?

– Como estas elecciones son legislativas, cada distrito resolverá su situación política. No hay injerencia del FAP nacional ni fuerzas provinciales en los distritos que no sean los propios. Por cierto que Hermes Binner es muy respetado como líder nacional y se lo escucha. Aunque debo decir que el FAP no es Binner exclusivamente, lo que también le da fortaleza al espacio.

– Actualmente hay temas calientes como la reforma judicial y una eventual reforma de la Constitución, con los que ya se hacen campaña ¿Qué me puede decir de ambos?

– La reforma de la Constitución la rechazamos y nos hemos comprometido formalmente a votar en contra cualquier intento al respecto. Hoy no se la puede habilitar con ningún tema porque de acuerdo con el criterio de 1994 se pueden llegar a ampliar las necesidades planteadas en el debate. Es decir, se convoca la reforma para un tema, pero después te meten la re-reelección. Por otro lado, con los proyectos de reforma judicial el Ejecutivo atropelló al Congreso con su mayoría para aprobarlos sin discusión en un trámite exprés. Lo hace sin importarle el pensamiento y voto de la oposición.
Lamentablemente no se pretende democratizar la Justicia, como se quiere vender. Al contrario, es una reforma cuyo objetivo es dominar al Poder Judicial para finalmente cerrar en unicato. De nuestra parte queremos una Justicia independiente porque es lo único que puede garantizar instituciones republicanas y democráticas. Dentro de la independencia abogamos por hombres y mujeres probas, independientes y con valentía. Es la Justicia la que puede modificar las irregularidades que tiene la política en cuanto a acciones administrativas y personales como lo referido a la corrupción. De los tres poderes, es el que tiene el arma para corregir las cosas malas de este país.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password