¿Condenas a medias?

Por Mariel Calchaquí

¡HISTÓRICO FALLO! Dicen algunas repercusiones en los medios luego de escuchar la sentencia a sindicalistas ferroviarios.

Por el titulo de la nota pueden darse cuenta que no comparto la pena impuesta a los responsables de la muerte de Mariano Ferreyra, joven militante social del PO.

Tampoco comparto el uso político que “algunos” dirigentes de su partido le quieren dar al hecho para alguna ventaja competitiva. A mi no me importa el uso político de la muerte, me parece denezlable, me importa ver en esto el fin,si! su fin. El fin por el que murió Mariano Ferreyra, sin pensar si quiera que ponía a disposición su propia vida cargada de juventud e ideales, un fin cargado de la mas noble reivindicación de trabajo y mejores condiciones.

Me interesa ese fin, al que sindicalistas inescrupulosos, corruptos, asesinos impiden sistemáticamente desde organizaciones atadas a cánones mafiosos en alianza con empresarios corruptos que sin duda pasan por el ojo gordo del poder político y de la justicia.

Néstor dijo: que vayan presos todos! todos los que tengan que ir!! Lo dijo desencajado como se ve en ese instante de video tape que lo muestra mal y angustiado. Todos quedamos con la inmensa amargura y el pedido de justicia, porque no importa de que filas políticas fue Mariano, no importa más que el hecho que era el hijo de un pueblo, de ese pueblo sin privilegios, sin rangos sociales, sin galardón de clase, o alguna marca de jerarquía social, en el que algunos pocos pueden refugiarse y sentir cierta protección de estatus y seguridad social que otros, la gran mayoría no tiene. Era pibe, como millones de nuestros pibes. Solidario, comprometido y lleno de convicciones, un pibe de esos que seguramente estaría trabajando en las inundaciones como los que vimos. Un pibe del pueblo que merece justicia y la verdad que para mi el fallo del tribunal me pareció poco contundente y que poco refleja que se este juzgando y castigando a las mafias y patotas sindicales.

Mariano Ferreyra, Kosteki, Santillan, Teresa Rodríguez, Cabezas y tantos otros que estaban ahí en algún momento de la historia, movilizados por sus necesidades, sus convicciones sus derechos, su energía puesta al servicio de la sociedad, ellos y ellas, militantes sociales, merecen más que un fallo componedor. 15 años para Pedraza, 18 para el autor material Pablo Díaz 18, entre otros que van de cinco a 11 años, no es un castigo a lo que fue un crimen organizado; pensaron en matar, llevaron armas para hacerlo y lo hicieron. Se cargaron la muerte de un joven, como si nada, y la justicia los juzga como si fuera un delito común otros por menos han pagado mas pena que las condenas impuestas por este tribunal.

Su familia, según su hermano, está conforme… quizás no puedan más con esto que les remueve las entrañas, quizás pensar en que ningún castigo recuperara a Marino les alcanza para dejar por un momento tanto dolor y es comprensible.

A mí el fallo no me conformó, quedé con los ojos abiertos viendo que no se juzgaba a la mafia, la patota, la extorsión el asesinato y todo lo que había envuelto ahí dentro, pensé inmediatamente propinando algunos insultos ante el TV… estos tipos quisieron cumplir con el pueblo corridos por los tiempos sin respuesta y en un embate con los gordos no quisieron quedar tan mal y redujeron las penas!!! perdón si no entiendo mucho, pero es lo que me vino a la cabeza, la indignación me desborda, esos años de cárcel para mi no son suficiente, y quizás falten conexiones en todo el caso y responsables y algún día lo sepamos, “No es rencor ni odio lo que me guía y me guía es justicia y lucha contra la impunidad” decía Néstor en sus discurso en defensa de los Derechos Humanos, y es eso lo que queremos, Justicia y lucha contra la impunidad!

Ferreyra, kosteki, Santillan, Cabezas, Rodriguez y tantos otros… muertos de la democracia, victimas de la represión del crimen mafioso, de bandas organizadas, son las Muertes de la eterna Dignidad !! ellos conservaran la dignidad del hecho, aunque no pensaban morir por ello, pero una causa digna opero el gatillo de unas miserables lacras en función de oscuros intereses.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password