Carrió contra todos: habló de “pactos” con Lorenzetti y de “corrupción” en la oposición

La diputada acusó al presidente de la Corte de “pactar” con CFK por el manejo de la “caja” del Poder Judicial a cambio “sentencias”. Denunció otro “pacto corporativo” entre el FPV y la UCR en el Consejo de la Magistratura.

Una vez más Elisa Carrió disparó con una batería de advertencias y denuncias que incluyeron desde el presidente de la Corte Suprema de Justicia, legisladores de la Unión Cívica Radical, hasta sus ex colegas de la Coalición Cívica.

“Vengo a acusar al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, por haber celebrado un pacto espurio y entregar a los jueces de la Nación, en un pacto donde la presidenta le da la caja (del Poder Judicial) y más de lo que dice la Constitución en materia de personal y Lorenzetti le devuelve la sentencia”, lanzó la chaqueña luego de que este martes se conocieran los cambios al proyecto para reforma al Consejo de la Magistratura.

Carrió acusó al titular del máximo tribunal de “entregar a jueces independientes” al haber “borrado un párrafo” del documento firmado por la Junta de Presidentes de Cámaras Federales sobre la reforma judicial, en el que supuestamente se hablaba de la “violación al principio de la forma republicana de gobierno”.

“Gustavo Hornos (el presidente de la Junta) negoció por orden de Lorenzetti un texto. Se hicieron en un restaurante de Puerto Madero y en el Hotel Alvear (…) No involucro a la Corte, hablo de Ricardo Lorenzetti”, precisó.

Sin embargo Carrió extendió sus denuncias hacia la “oposición”, en particular a la UCR. “¿Por qué Diana Conti (presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales) no muestra esto? Yo ya no confío en la inocencia de la oposición. Cuando dicen (por Conti) 'lean la carta' y Ricardo Alfonsín dice 'no, ahora los oradores' (…) Algo raro se estaba gestando porque ni los diputados oficialistas ni opositores podíamos tener un papel. Lo que se estaba escondiendo era el pacto de la presidenta con el presidente de la Corte…”, dijo sobre el plenario de este martes donde se presentó la carta de los magistrados.

Y contó: “Hace dos semanas alguien me vino a comentar que el presidente del Banco Macro, (Jorge) Brito, estaba preocupado porque en la Corte había un caso del ‘cepo cambiario’ y que Lorenzetti lo manejaba con la presidenta (Cristina Kirchner). No lo creí. ¿Cómo iba a creer que el presidente de la Corte iba a estar negociando en estos términos? Esto es el escándalo del cambio de la forma de gobierno”.

En esta línea la diputada de la CC-ARI denunció otro “pacto corporativo” entre el oficialismo y la UCR en el seno del Consejo de la Magistratura, que en el Congreso “se plasmó en la designación de Alejandra Gils Carbó” como procuradora general de la Nación.

Pero eso no fue todo. Incluyó en esto a la senadora de su partido María Eugenia Estenssoro, “salvo tres senadores de la UCR que denunciaron en su bloque el pacto: Mario Cimadevilla (Chubut), del cual excluyo de los negocios del Consejo de la Magistratura, y la senadora Laura Montero (Mendoza) y Arturo Vera (Entre Ríos)”.

“Este acuerdo sigue (porque el proyecto) dice que sólo van a poder presentar candidatos a consejeros aquellos partidos que estén e 18 distritos: a saber, el PJ, la UCR y el PRO”, agregó Carrió sobre el último cambio introducido al proyecto para la elección popular de los miembros de la Magistratura.

“Acá tenemos que destruir la matriz corporativa y corrupta que une transversalmente la Nación”, afirmó.

“Uno no sería auténtico si no dice la verdad de la degradación moral. ¿Qué es el diálogo? El diálogo sin verdad es hipocresía. Yo no soy ni intolerante ni insoportable y todo el mundo sabe que he sido muy generosa en política al punto de que hay más de 50 bancas de diputados que me traicionaron. Fui muchas veces traicionada porque soy una referente moral”, añadió la chaqueña.

Finalizando su discurso Carrió se permitió otro cruce, esta vez con el diputado radical Oscar Aguad, quien minutos antes había dicho que el oficialismo le tiene miedo a las marchas como las del 18 de abril pero “no le tienen miedo al pueblo que viene con choripanes y dádivas”.

“No creo que la gente pobre sea pobre sólo por un choripan, esa es una concepción reaccionaria”, se diferenció la diputada.

Contra el proyecto

Carrió negó que la reforma al Consejo de la Magistratura sea “democrática” y, por el contrario, aseguró que es “partidocrática”. “No hay elección directa de los jueces. Lo que hace el (proyecto del) Gobierno es elección partidocrática de los consejeros, el cuerpo (del Consejo) es más partidocrático que antes. Las estructuras partidarias van a elegir a operadores de los partidos para ir a negociar cualquier cosa en el Consejo. Esto no es democrático y además viola la Constitución”, sostuvo.

Sin embargo afirmó que “lo más grave” del proyecto es eliminar el régimen de mayoría actual según el cual se requiere dos tercios de los miembros para destituir a un juez. Con la reforma esto será posible con una mayoría simple.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password