Pietragalla contra todos

Como tantos otros que lo antecedieron y que hablaron después, el radical pampeano Ulises Forte habló durante la maratónica sesión de la reforma judicial sobre la gravedad de que “en…

Como tantos otros que lo antecedieron y que hablaron después, el radical pampeano Ulises Forte habló durante la maratónica sesión de la reforma judicial sobre la gravedad de que “en democracia una sola persona quiera concentrar el Poder Judicial, Ejecutivo y Legislativo. No hay muchas vueltas para darle, cuando eso sucede, sea en este gobierno o en cualquier otro, es claramente comparable con lo que hicieron Videla, Massera y Galtieri”. Semejantes palabras no iban a quedar en el aire y desde el kirchnerismo le llegaron algunas réplicas, pero el agrodiputado insistía: “No hay otra comparación posible en democracia -dijo-. Porque cuando se busca el poder absoluto, simplemente es para tener impunidad, para tapar todo”.

“En democracia nunca vimos semejante atropello. Parece mentira que después de 30 años de recuperación de la democracia, leyendo el contenido de esta iniciativa y sus objetivos, percibamos que es comparable con el decreto ley de la Junta Militar de la ‘autoamnistía’. Decreto ley que derogó nuestro presidente, Raúl Alfonsín, apenas asumió, y nosotros no lo convalidaremos ahora tampoco”, dijo más adelante y siguió en ese marco, hasta que el diputado del FpV Horacio Pietragalla no se aguantó más y le gritó, entre otras cosas: “¡Caradura, vos no sufriste la dictadura, a mí me robó 20 años!”.

“Me revienta que me hagan callar”, dijo después Forte por la interrupción.
No fue la única vez que se alteró el joven K. Al dar su discurso, poco después de medianoche, lo centró en cuestionar las imputaciones de los opositores que hablaron de “dictadura” en referencia al actual Gobierno. Admitió que no era lo que tenía pensado decir, pero que lo habían “sacado” determinados discursos, sobre todo el que lo había precedido. “Sí, a vos te hablo”, dijo en pleno discurso, saliéndose del protocolo que suele acompañar a los mensajes en el recinto. Supuestamente el destinatario de su reacción, en este caso, era Gerardo Milman.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password