Cristina Kirchner cuestionó a los que provocaron desmanes frente al Congreso

En su cuenta de Twitter, la presidenta se refirió a las protestas registradas en torno al Parlamento durante el debate de la reforma judicial y deslizó que le parecía “raro” que de las seis leyes “ni una sola” de ellas les guste. “Querían romper todo”, dijo.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner cuestionó a los manifestantes que provocaron desmanes durante la protesta del 18A organizada contra la reforma judicial y dijo que para ellos “las leyes sólo eran la coartada, querían romper todo”.

Lo hizo en el marco de una catarata de tuits publicados este sábado, en los que abordó diversos temas. Fueron un total de 68 mensajes de 140 caracteres en los que arrancó con el día que había pasado el jueves con su par brasileña y concluyó evocando la victoria de su esposo en las elecciones presidenciales de 2003, hace exactamente diez años.

En el transcurso de sus comentarios, la presidenta hizo especial hincapié en imágenes que le acercaron de la manifestación frente al Congreso para protestar contra la reforma judicial. “Son los que estaban en contra de las 6 leyes de reforma judicial que enviamos al Congreso. De las 6. Qué raro. Ni una sola les gusta?”, deslizó.

“Bueno tienen derecho. A lo que no hay derecho es a lo que veo en la pantalla de la compu. La agresión a un joven militante del PRO”, comentó Cristina, que previamente había comentado que recibió la noche del jueves al militante macrista Pedro Robledo y su pareja, ambos gays, quienes habían sido agredidos días pasados por su condición.

La mandataria comentó en otro tuit que ese joven agredido en la manifestación frente al Congreso era Demian Martinez Naya. “Que si me hice del PRO? Pero no, qué les pasa? Simplemente no podía creer lo que veía -dijo-. Le gritaban ‘puto’ ‘marica’ ‘es de La Cámpora’. Parece ser que ser gay o de La Cámpora es algo horrible y muy malo para algunos energúmenos”.

“No les dije, a algunos les chifla el moño, no sólo en Venezuela, aquí también”, ironizó la presidenta, que precisó luego que “Demian no es gay y menos de La Cámpora. Sólo había ido a manifestarse contra las leyes al Congreso”. Dijo que “es un chico normal que cuando vió que querían entrar al Congreso y romper todo se opuso e intentó pararlos. Para qué, casi lo matan! ‘Soy militante del PRO!’ decía intentando defenderse Demián”.

Agregó la presidenta que “lo que pasa es que para algunos el problema no es ser del PRO, radical, peronista o socialista, el problema lo tienen con la política. En el fondo cuando los raspás un poquito, no creen que la democracia sea el mejor sistema. Añoran otros tiempos”.

Contó Cristina que “lo charlábamos en la reunión. Qué reunión? La de Pedro, Agustín y Demián. Estaban los 3. Reunión a solas, cero cámara cero foto”.

“Los chicos preguntan. Demián quiere saber por qué tenemos vallas en el medio de Plaza de Mayo -continuó-. Le digo: Para que la gente pueda seguir protestando y no pase lo del Congreso, lo que te pasó a vos. Cuando aparecen los violentos, que odian, quieren destruir a los diferentes o que no piensan igual, pegan. Como a vos Demián q casi te matan”.

“Ni siquiera por pensar diferente, vos también estabas en contra de las leyes. Pero las leyes sólo eran la coartada, querían romper todo”, sostuvo. En ese marco, la presidenta remarcó que su Gobierno no quiere reprimir y que prefiere “pagar todos los costos. ES la política que llevamos adelante estos 10 años”.

Se preguntó luego “por qué será que cuando suceden estos hechos de violencia terrible las instituciones no gubernamentales, esas que opinan de todo, sobre todo cuando hay que criticar al gobierno, no critican públicamente estos hechos? O será que enviar una ley al Congreso que no le conviene a algunos intereses, es mucho más grave que pegar, destruir, romper? Raro, no?”.

“A veces hay silencios frente a estos hechos que hacen demasiado ruido”, concluyó la presidenta, para referirse luego a los incidentes en el Borda y dijo que “sólo alguien que no está bien puede reprimir en un neuropsiquiátrico… Médicos, pacientes, periodistas, no se salvó nadie. Creo que afuera de los neuropsiquiátricos hay algunos que tendrian que estar adentro”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password