La oposición pidió la renuncia de Montenegro, pero éste negó que vaya a dimitir

Luego de ocho horas de debate la Legislatura porteña, finalizó la interpelación al titular de la cartera de Seguridad y Justicia de la Ciudad, quien ratificó su permanencia en el cargo y se responsabilizó por la actuación de la policía Metropolitana en los incidentes del Hospital Borda.

Diez de los trece bloques que integran la Legislatura porteña reclamaron la renuncia del ministro de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro por los incidentes ocurridos en el hospital neuropsiquiátrico José Borda. Fuerte respaldo de la administración Pro al funcionario macrista.

Una fuerte embestida de la oposición enfrentó el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, en la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires adonde concurrió para brindar explicaciones sobre el accionar de la policía Metropolitana en los incidentes ocurridos en el Hospital Borda.

Sin embargo desde el macrismo ejercieron una fuerte respuesta a los ataques que desde el arco opositor se dirigían a la administración de la ciudad a través de la persona del ministro porteño. En este aspecto, Helio Rebot fue quien se puso la mochila al hombro para defender las políticas del Gobierno porteño.

En ese marco, desde distintos sectores del arco opositor, esto es Frente Popular para la Victoria, Proyecto Sur, Buenos Aires para Todos, Coalición Cívica, Nuevo Encuentro, el Frente Popular Progresista, la UCR y el MST, instaron al ministro de Seguridad y Justicia, Guillermo Montenegro, a renunciar porque según expresaron no estaba en condiciones de conducir la fuerza.

Desde el espacio legislativo Proyecto Sur, Julio Raffo, su presidente, y Jorge Selser, vicepresidente 3º del Parlamento, coincidieron con Juan Cabandié, titular del FpV, quien al hacer uso de la palabra había reclamado que el ministro Montenegro renunciara.

Especialmente el legislador y presidente del bloque Buenos Aires para Todos, Fabio Basteiro fue quien con mayor virulencia increpó al ministro, al inculparlo de que todo “el Gobierno de la ciudad obra con hipocresía y con una gran dosis de mentira; quieren convertirnos en victimarios a legisladores, trabajadores y pacientes, mientras el gobierno intenta victimizarse. Usan nuevamente como en épocas nefastas la frase de que grupos minoritarios agreden a la policía para de esa manera justificar las agresiones”.

La Coalición Cívica, a través de la legisladora Rocío Sánchez Andía, también se sumó a la solicitud de renuncia que habían enunciado los representantes de los bloques que con anterioridad habían realizado en sus respectivas alocuciones.

Aníbal Ibarra denunció la represión “salvaje” con la que -según manifestó- la policía Metropolitana enfrentó a trabajadores, legisladores y periodistas. “Quiero decir que esto no fue solamente una cuestión de la Metropolitana, es una política del Gobierno convertirse en víctimas. Mintieron porque no tenían ningún permiso legal para destruir el predio en donde funcionaba un taller para pacientes”. Al respecto Ibarra trajo a colación la resolución de Cámara conocida el viernes, en la que la misma desautorizaba las obras en el predio del hospital “Borda” y que fijó un multa al jefe de Gobierno; al ministro de Desarrollo Urbano, Daniel Chaín y al procurador de la ciudad, Augusto Conte Grand. “Fue un discurso mentiroso para justificar lo injustificable”, finalizó Ibarra.

El bloque de la UCR, a través de Claudio Presman, responsabilizó al gobierno por los incidentes ocurridos en el nosocomio capitalino y sostuvo que la violencia es repudiable en todos sus aspectos pero que aún cuando ella proviene del Estado; en virtud de ello y de que aprecia de que el funcionario se muestra incapaz de manejar la situación solicitó al mismo su renuncia.

Con mayor virulencia el diputado del MST en Proyecto Sur, Alejandro Bodart, calificó de “inútil” al ministro de Seguridad y Justicia porteña, y dijo que “hay que echarlo a patadas” de su cargo por el accionar de la Policía Metropolitana durante los incidentes en el Borda.

Desde el Pro, la defensa del ministro Montenegro estuvo a cargo de los legisladores Alejandro García y Martín Ocampo, quienes ratificaron las denuncias que desde el Congreso Nacional vienen realizando los diputados que responden al Pro; principalmente, subrayaron que la gestión que encabeza Cristina Fernández de Kirchner mediante artilugios legislativos y “últimamente sin ningún tipo de prejuicios se llevan por delante las instituciones de la República, sin dar ninguna posibilidad de expresar a la oposición sus cuestionamientos a las políticas que impulsan desde el Ejecutivo nacional.

Finalmente Ocampo expresó que le resultaba llamativo que una “gestión que se encuentra en el foco de atención de la ciudadanía por sus actos de corrupción y que producto de ello se perdieran 52 vidas en la tragedia de Once fundamentara sus dichos en la inoperancia e ineficacia”.

En ese marco, Montenegro negó rotundamente que vaya a renunciar, según había circulado por las distintas agencias de noticias y portales que informan sobre la presentación que realiza el funcionario ante la Legislatura porteña.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password