El oficialismo se alineó a CFK y nombró a Zamora en la presidencia provisional del Senado

Pese a la resistencia subyacente en el seno del propio oficialismo y el rechazo de los radicales, el pleno del Senado nombró al exgobernador de Santiago del Estero en el segundo puesto de la línea sucesoria presidencial.

Gerardo Zamora se convirtió en el nuevo presidente provisional del Senado de la Nación, luego de una polémica votación en la que la tropa kirchnerista debió hacer a un lado sus preferencias y acatar la decisión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El exgobernador de Santiago del Estero ocupará de esta manera el segundo lugar en la línea de sucesión presidencial, luego de que la jefa de Estado decidiera reemplazar a la tucumana Beatriz Rojkés -esposa del gobernador José Alperovich- del cargo que ocupó los últimos dos años.

La designación de Zamora se concretó con 57 adhesiones del kirchnerismo, sus aliados, y todo el arco opositor a excepción de la Unión Cívica Radical, que reunió 12 votos en contra. Incluso se hizo presente el exmandatario Carlos Menem, que llevaba dos años sin participar de una votación en el recinto.

No obstante, lo cierto es que la decisión de Cristina Kirchner generó revulsión en el seno del bloque oficialista, por cuanto los senadores peronistas pretendían que este cargo lo ocupara un legislador del PJ. De hecho, Rojkés de Alperovich ocupa hoy la vicepresidencia tercera del Partido Justicialista.

“Como es tradición de las cámaras legislativas, los cargos en la línea sucesoria tienen que ver con una decisión del Poder Ejecutivo”, dijo el rionegrino Miguel Pichetto para justificar el voto del Frente para la Victoria. El FAP, el peronismo disidente y los bloques provinciales apelaron al mismo argumento.

De todas maneras, Pichetto destacó el apoyo de Zamora a las gestiones de Néstor y Cristina Kirchner, por lo que concluyó: “lo consideramos parte de nuestra propuesta política”.

En cambio, la UCR rechazó la postulación del santiagueño por considerarlo “un traidor”, ya que del radicalismo a través del cual llegó a la gobernación se pasó al kirchnerismo extremo. “Lo sentimos como un agravio a nuestro partido”, sentenció el jefe de los senadores radicales, Gerardo Morales. Solo una de sus aliadas, Blanca Monllau, votó en contra. El otro aliado del bloque, Oscar Castillo, apoyó la designación de Zamora, junto con el resto de la oposición.

Reuniones previas

La decisión de la presidenta de relevar a Rojkés se conoció recién este jueves luego de que el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, se reuniera en Casa Rosada con el titular de los senadores kirchneristas, Miguel Ángel Pichetto. Por la tarde, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, concurrió al Senado para comunicar la decisión al resto del bloque, que terminó acatando la voluntad de Cristina Kirchner.

Otro cargos

El senador Juan Carlos Marino (La Pampa) retuvo la vicepresidencia en nombre de la UCR, mientras que el interbloque Frente Amplio Progresista (FAP) logró frenar la maniobra del peronismo opositor y retuvo la vicepresidencia primera en manos de Luis Juez (Córdoba). El PJ opositor, en tanto, conservó la vicepresidencia segunda, que seguirá ocupada por el exgobernador Juan Carlos Romero (Salta), hoy aliado a Sergio Massa.

El pleno de la Cámara también ratificó la continuidad de los secretarios Juan Estada (parlamentario) y Juan Zabaleta (administrativo) y de los prosecretarios Mario Daniele (administrativo) y Luis Borsani (parlamentario). El único cambio tuvo lugar en la prosecretaría de Coordinación Operativa, que venía ocupando Santiago Revora y ahora quedará en manos de José Lepere, hombre del riñón del diputado de La Cámpora “Wado” De Pedro.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password