La izquierda reclama una consulta popular sobre el pago de la deuda

El diputado Nicolás del Caño se quejó del carácter “cerrado” de la reunión de los funcionarios del Gobierno con los jefes de bloque. Para ese sector, debió transmitirse en vivo y en directo por los medios presentes.

Al salir de la reunión que se realizó este miércoles en el Congreso nacional entre los ministros Jorge Capitanich y Axel Kicillof, el secretario legal y técnico Carlos Zannini y los presidentes de los bloques de senadores y diputados, el diputado del bloque PTS-Frente de Izquierda Nicolás del Caño manifestó a la prensa presente en el Salón de Pasos Perdidos del Congreso su rechazo a “una reunión cerrada a espaldas de los millones de argentinos integrantes del pueblo trabajador, más aún tratándose de un tema que hace al futuro de todos”.

Por eso señaló que plantearon “que se abrieran las puertas para que puedan transmitir en vivo y en directo todos los medios de difusión presentes. Se negaron”.

“La izquierda plantea que la crisis de la deuda, incluyendo los pagos al Club de París, debe ser debatida por todo el pueblo y no en reuniones a puertas cerradas. Sostenemos que se le debe consultar al pueblo cómo resolver este tema crucial para la soberanía nacional”, enfatizó.

Del Caño rechazó de plano el fallo del juez Griesa avalado por la Corte de los EE.UU., “sencillamente porque marca una prepotencia imperialista que pretende que Argentina sea una colonia total al servicio de la burguesía financiera internacional”. En ese marco, rechazó todo pago y toda negociación con los llamados fondos buitre, “a diferencia de lo que sostiene el oficialismo y la mayoría de las bancadas de la oposición”. Agregó que “hoy quisieron esconder cómo se pactaba entre todos estos ’pagadores seriales’ de la deuda externa”.

Del Caño prosiguió diciendo que “el Gobierno nacional recibió de Griesa y la Corte de Estados Unidos una dosis de su propia medicina: creyeron -con el aval de la mayoría de la oposición- que ‘haciendo los deberes’, arreglando con el CIADI, haciéndole un pago multimillonario a los vaciadores de la Repsol, pactando el pago con el Club de París de una deuda contraída en gran parte por la dictadura militar, iban a conseguir créditos baratos. Por el contrario, el insaciable capital financiero internacional responde con este fallo: quieren más y más, y el Gobierno y la mayoría de la oposición firmaron hoy un pacto que, tras rimbombantes palabras de soberanía, busca seguir la senda del pago a la Repsol y al Club de París, es decir, seguir entregándose a los designios del capital financiero, otro pacto más de coloniaje”.

“La extorsión que realizan los llamados fondos buitre no es diferente a todo el mecanismo de la deuda externa. Solo bajo los gobiernos kirchneristas se pagaron más de 173 mil millones de dólares, como lo afirmó la propia presidenta CFK, llegando a sostener orgullosamente que somos pagadores seriales. Es inadmisible que se pretenda hacer pasar esta negociación como una patriada cuando no es otra cosa que seguir honrando al capital financiero. El acuerdo con el Club de París y la indemnización a los vaciadores de Repsol, saludadas con bombos y platillos por la amplia mayoría de la oposición, han sido una clara muestra de las prioridades de este Gobierno, que prefiere destinar miles de millones a los extorsionadores y no a los millones de argentinos que sufren graves problemas de vivienda, a la salud y a la educación públicas o al transporte”, esbozó el diputado del Frente de Izquierda.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password