Médica cubana homenajeada en la Legislatura

Hilda Molina fue destacada por su defensa de los derechos humanos en Cuba.

La doctora Hilda Molina y Morejón recibió este miércoles el diploma de Personalidad Destacada de la Ciudad de Buenos Aires en el ámbito de los Derechos Humanos por iniciativa de los legisladores Alejandra Caballero y Héctor Huici (Pro). El acto se llevó a cabo en el Salón Dorado y contó con la presencia del escritor Marcos Aguinis, del político radical Hipólito Solari Yrigoyen, del jefe del bloque PRO en Diputados, Federico Pinedo (Pro) y su par de la Legislatura, Carmen Polledo, entre otros. Participó también el legislador Cristian Bauab (Pro).

Durante su emotivo discurso, Molina decidió hacer un mea culpa por haber participado durante 35 años del régimen de Fidel Castro. “Hice entrega de mi libertad, mi derecho a pensar y de mi propia vida. Transité por caminos falsos y ajenos”, relató Molina, quien se refirió a “un plan maquiavélico para la expropiación mental y espiritual del pueblo cubano”.

La neurocirujana describió al régimen cubano como “una ideología alienante basada en el odio”, de la que se sindicó como “víctima y cómplice”, relatando cómo la causa que abrazó desde los 15 años se convirtió en la mayor desilusión de su vida.

“Hemos permitido que nos regulen las esferas más íntimas de nuestra vida, cómo debemos estudiar, qué debemos leer, cómo curarnos, y hasta cómo morir”, siguió Molina, quien denunció que en su país “se destruyó la institución familiar para transformarla en un culto ciego al Estado”.

Molina también habló de la persecución a los religiosos y a los homosexuales en Cuba y describió a su país como una “isla cárcel donde se conculcan las libertades” y se lleva adelante un “apartheid étnico” que privilegia a los extranjeros.En esa línea relató que decidió abandonar su militancia cuando le comunicaron que el hospital que se había levantado con tanto esfuerzo dejaría de atender a cubanos y comenzaría a recibir “sólo a extranjeros que pagaban con dólares”. “No renuncié por motivos políticos sino éticos: se violaba el derecho de los enfermos y sus familias”, explicó.

Al comienzo del acto, la diputada Caballero había destacado a Molina como “un ejemplo de perseverancia incansable y lucha pacífica en la búsqueda de la vigencia de los más elementales derechos del ser humano”, mientras que su par Huici indicó que “los derechos humanos son universales o no lo son. Y son exigibles en todos los gobiernos o son una farsa”.

También trazó una semblanza de la homenajeada Marco Aguinis, quien le agradeció su inspiración y criticó a quiénes se opusieron a la distinción. “Pertenecen a la clase política que Carl Marx se olvidó de describir en sus libros: la clase de los delincuentes”, apuntó.

“Molina es una persona con un compromiso inclaudicable con su pueblo y los más necesitados. Defendió cuerpo a cuerpo los derechos humanos de todos”, la describió por último Pinedo.

Emocionada casi hasta las lágrimas, Molina agradeció por la distinción y la dedicó a su madre, ya fallecida, y a su familia.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password