Policía Municipal: “Nuestra posición fue anticipatoria”

El senador radical Carlos Fernández sostiene que la Provincia marcha al revés del mundo, cuestiona la creación de la Policía Municipal. Apuesta a robustecer a nivel provincial y nacional el espacio FAUnen.

Por Eleodoro Dof

El presidente del bloque de senadores de la UCR Carlos Fernández mantuvo un reportaje con Semanario Parlamentario donde repasó el año legislativo y planteó los desafíos que enfrenta el centenario partido con la mira puesta en el fortalecimiento del FAUnen.

– ¿Qué balance hace del año legislativo?

– Se dieron algunos debates interesantes, más allá de lo más reciente que puede ser el tema presupuestario y demás. Me parece que el debate que se dio por la Policía Municipal fue un debate central en cuanto a las políticas públicas de la Provincia.

– Bueno, se sigue debatiendo al parecer.

– Nuestra posición fue anticipatoria, la explosión en México, con la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala, que conmocionó a la sociedad mexicana, obligó al presidente a avanzar en una reforma constitucional para deshacerse de las policías municipales cooptadas por el narcotráfico.

– Pero aquí había o hay muchos que querían la Policía Municipal plena.

– Parecería una costumbre de la provincia de Buenos Aires, venimos al revés de la historia, de lo que está sucediendo en el mundo. Cuando España dejaba de lado la reforma educativa porque había terminado en un fracaso estrepitoso, nosotros la poníamos en marcha, y cuando México venía tratando de salirse de la Policía Municipal en la Provincia se intentaba poner en marcha.

– ¿Cree que la implementación a través del decreto, hace que sea menor el problema?

– Es mucho menor el problema a lo que hubiera sido la creación de cuerpos municipales.

– ¿Hubo cierta duda por parte del oficialismo?

– No, hoy hay convencimiento por parte de los algunos miembros del oficialismo de que era un disparate. En ese momento estaban sosteniendo la postura favorable a la creación, pero creo que a partir de los hechos de estado público, hay declaraciones públicas de funcionarios en línea con lo que estoy diciendo.

– ¿En la oposición anida la idea de avanzar en las Policías Municipales?

– Yo no he visto a nadie desgarrándose las vestiduras en el Senado para hacer avanzar ese proyecto. Está durmiendo el sueño de los justos y creo que va a seguir en ese camino.

– ¿El massismo abandonó esta idea?

– Hoy no “garpa” en términos de rédito político. Me parece que fue una pelea mediática para tener títulos en los diarios. Y de hecho terminamos haciendo una Policía Municipal, que no es municipal, pero le ponemos el título. Este es el Gobierno del “como sí”, anunciamos cosas como si fueran a ser determinadas cuestiones que no los son.

– Tengo la sensación que hubo una corriente de opinión fuerte a favor de las Policías Municipales…

– Yo no sé si en la opinión pública tuvo penetración. Es muy difícil para la gente que está ocupada en cuestiones mucho más cotidianas este tipo de debate anticipatorio. Nosotros tenemos la obligación como dirigentes. Cuando discuto este tema tengo que saber qué es lo que está pasando en distintos lugares del mundo sobre el tema.

– ¿Usted cree que la gente no se enteró del debate?

– Enterarse sí, aunque no creo que haya impactado fuertemente en la opinión pública, y muchos menos que haya tomado posición respecto de los detalles del proyecto en debate. La dirigencia tiene la obligación de fijar posturas y de intentar resolver las cuestiones esenciales. A mí me parecía que no es una herramienta que solucione los problemas de la gente, sino que iba a agregar más complicaciones a las que ya de por sí tenemos.

– ¿Cuál fue su posición sobre la ley de paritarias municipales?

– Nosotros votamos favorablemente generando modificaciones importantes a la ley que finalmente terminó siendo sancionada en la cámara de origen.

– ¿Resuelve algún problema esencial?

– Creemos en las paritarias municipales y entendemos que debía darse un equilibrio entre lo que era el respeto a la autonomía municipal y los derechos de los trabajadores.

– ¿Por qué?

– En nombre de la autonomía municipal se cometen muchos excesos. Cuando uno tiene plantas temporarias como sucede en muchos distritos, sobre todo en el conurbano bonaerense, donde el 50% o más de la planta total del personal es temporaria…bueno aparecen los manejos de políticas clientelares.

– ¿Esto en nombre de la autonomía municipal?

– Creo que está bien lo de la autonomía municipal, pero que está mal cuando se intenta utilizar este principio para mantener este tipo de políticas clientelares. Había que ser respetuoso para que cada municipio defina en su seno cuál era la relación laboral con su gente, lo que no había que permitir eran los excesos, por eso había que definir algunos límites que son los que están planteados en la ley.

– ¿Entonces cambiará sustancialmente la relación municipios-empleados?

– Sí pero gradualmente, para eso establecimos un periodo de tiempo que permite a los municipios acomodar su situación para llegar al tope máximo que es el 20%, con la obligación de ir ajustando anualmente la parte proporcional para llegar ese objetivo.

– ¿Entonces?

– Fue un hecho importante de reconocer a los derechos de los trabajadores municipales, que no era otra cosa que volver a la situación anterior. El justicialismo fue quien derogó los estatutos municipales y sancionó una ley regresiva como la 11.757, hoy volvió sobre sus pasos y volvemos a la situación de 1983.

– Pero ahora queda el debate sobre autonomía municipal…

– No hay autonomía municipal si no hay autonomía provincial, y hoy no hay autonomía provincial. No hay política sin autonomía económica. Daniel Scioli es el caso más claro de dependencia política. Una Provincia que resigna alrededor de 40 mil millones de pesos al año en función de cumplimiento de pactos fiscales preexistentes no tiene autonomía política. Tenemos un problema severo en la Provincia, porque esto hace que los bonaerenses estemos condenados a ser los habitantes del país que mayor presión impositiva tiene en ese contexto discutir autonomía municipal es casi irrisorio. Primero hay que resolver lo macro y después lo micro.

– En el contexto prelectoral, ¿en su espacio se discute?

– Totalmente, de hecho Julio Cobos cuando estuvo en La Plata hizo declaración expresa de que había que resolver el tema de los recursos provinciales y volver al federalismo fiscal. Creo que todos los bonaerenses deberíamos hacer lo mismo con todos los candidatos presidenciales, obligarlos a tomar definiciones respecto a este punto. Está claro que es insostenible el federalismo en la Argentina si no recuperamos niveles de racionalidad desde el punto de vista de la distribución de los recursos públicos.

– Para que Buenos Aires recupere recursos se dice que otras provincias deberían perder.

– No, eso no es cierto. En la década del ’80 el 46% de los recursos los manejaba el Gobierno central y el resto se repartía entre todas las provincias. En la primera década del siglo XXI, el 75% de los recursos son manejados por el Gobierno central y el 25% se reparte en el resto de las provincias. De donde hay que sacar los recursos es del Gobierno central. Nunca hubo una mejor oportunidad que esta última década que atravesamos para avanzar hacia un federalismo en serio, hubo recursos extraordinarios para el Estado que hubieran permitido ajustar fácilmente esta cuestión.

– A los radicales se los responsabiliza de que la Provincia haya perdido coparticipación.

– Seis meses después de que se va del Gobierno Alejandro Armendáriz se aprueba por unanimidad, presidiendo esta Cámara de Senadores Luis María Macaya, que era vicegobernador de Antonio Cafiero, la adhesión a la ley nacional. Y en realidad, la Provincia ahí no perdió recursos, porque tenía un menor porcentaje de una de una masa coparticipable mucho mayor. La que resignó recursos fue Nación, no la Provincia. Es un mito que haya perdido coparticipación y que lo haya hecho el Gobierno de Armendáriz.

– Desde el punto de vista político, ¿qué es lo que van a trabajar desde FA-UNEN?

– Nosotros tenemos un hecho trascendente que es la asunción de Ricardo Alfonsín en el Comité de la UCR de la provincia de Buenos Aires. Me parece que el principal desafío que tenemos es poner en marcha el partido, generar el funcionamiento de todos los órganos partidarios, la convocatoria de foros de concejales y consejeros escolares en las diferentes secciones, convocar a la convención de la Provincia, etc.

– Más debate…

– Y sí, porque me parece que hay que un debate pendiente producto de declaraciones periodísticas de los diferentes dirigentes nacionales del partido que han puesto en duda cuál es la orientación del radicalismo en este sentido.

– ¿Hay posiciones para todos los gustos?

– Sí, a pesar de las definiciones claras que dio la Convención. Pero es cierto que hay dirigentes nacionales que vienen forzando, de acuerdo con su propio criterio, el rumbo que había elegido el partido. El partido queda tironeado en tres partes, porque están los que quieren ir con Macri, los que quieren ir con Massa y los que quieren fortalecer UNEN. Este es un debate central que tiene que darse, y se debe dar en los organismos que tienen que tomar las decisiones. Basta de debate periodístico donde no se resuelve y se genera más confusión.

– Más allá de la cuestión nacional, la Provincia sigue siendo una materia pendiente para el FAUnen.

– Hoy, candidatos competitivos, en la Provincia no se observa por parte de ninguna fuerza. De los candidatos a gobernador no hay ninguno que esté midiendo más de dos o tres puntos. Pareciera que va ser una cuestión política bastante opacada por la cuestión nacional. Nunca vi a la gente decidirse por el medio de la boleta, normalmente son las puntas de la boleta las que definen, sobre todo en la provincia de Buenos Aires

– ¿No ve que el Frente esté dando demasiadas ventajas en la Provincia?

– No, las ventajas las estamos dando a nivel nacional. Si nosotros acomodamos las cosas a nivel nacional, a partir de ahí se acomoda el resto. Advierto que hay una enorme ansiedad en definiciones muchos meses antes. Cuando uno mira las encuestas en serio, sacando las que son publicidad encubierta, se advierte que ninguno de los candidatos está superando holgadamente los veinte puntos.

– ¿Y cuál es su conclusión?

– Hay un enorme porcentaje sin definición, que yo creo que es un porcentaje que puede ocupar una propuesta de centroizquierda. Todavía no hay una oferta que puede captar a ese porcentaje del electorado. Creo que cuando suceda vamos a estar ante un panorama diferente al que hoy estamos advirtiendo.

– ¿Usted entonces quiere fortalecer el FAUnen?

– Sí, interpreto que es el camino histórico que ha transitado la UCR, acentuado, en los últimos años, por la trayectoria de nuestro último gran líder, Raúl Alfonsín, que fue quien nos convocó, a nosotros, a este mundo de la política y a la sociedad argentina a construir una democracia, robusta, fuerte, con libertad e igualdad.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password