La calumnia a la orden del día

Por María Azucena Ehcosor. La diputada sale al cruce de denuncias sobre enriquecimiento ilícito, evasión fiscal y lavado de dinero.

La calumnia en el campo político se encuentra a la orden del día, esa manía por difundir falsas acusaciones con el fin de desacreditar la reputación de opositores públicos, daña la convivencia social que sufre el menoscabo de desunir y aislar con la mentira.

Como dirigente peronista, estoy acostumbrada a recibir agravios de todo tipo.

Como funcionaria pública, es un deber rendir cuentas ante la Justicia, por mis acciones.

Siempre estuve y estaré a disposición de cualquier requerimiento judicial. Persuadida que la trasparencia pública es el pilar donde se asienta la confianza de los ciudadanos. Y ante la falsa denuncia de enriquecimiento ilícito, evasión fiscal y lavado de dinero; colaborar constantemente junto a mi familia, con los organismos de control. Sin tardanzas, ni chicanas legales de ninguna especie, aportando todas las pruebas necesarias para llegar rápidamente a la verdad. Aspirando a que se alcance ESTA con total amplitud y tranquilidad en ningún tiempo entorpeciendo el curso de la investigación.

Tanto mi familia como yo, repudiamos a aquellos que, claman su inocencia con sonrisas y muecas por TV. En tanto, arteramente en los estrados judiciales, recusan magistrados, solicitan mil y una nulidades, apelan todas las resoluciones que sean necesarias para demorar año tras año, el dictado de una sentencia. Este es el caso del Vicepresidente de la Nación y de otros tantos funcionarios oficialistas que se esconden y encubren dentro del laberinto legal que construyen.

Que otra cosa desea una persona honrada, que no tiene nada que ocultar, más que celeridad en los trámites para el total esclarecimiento del caso. Aun sabiendo que la denuncia constituye otra burda patraña política a la que no nos podremos acostumbrar nunca!!…teniendo en cuenta que hemos sido sobreseídos total y definitivamente en una causa de similar contenido en el año 2007.

Siendo en ambos casos, anoticiados por veloces medios de comunicación, rápidos para difamar y prejuzgar, pero no para luego publicar el desenlace final de tales denuncias teniendo en cuenta que aún no hemos sido notificados por el Juez competente.

Debo añadir que nos hemos presentado raudamente a la justicia para que esta, realice su labor en forma inmediata, y resuelva expeditivamente, puesto que la extensión y prolongación en el tiempo de una denuncia de este tenor, da lugar a las peores especulaciones.

Como Hija, Madre y Abuela, siento gran malestar por exponer a mi mamá de 85 años de edad, hijos y nietos, a portales de noticias que no han tenido empacho en instalar y replicar disparates. No obstante para proteger la dignidad de mi familia y honrar la formación que con tanto esfuerzo recibí de mis padres, pretendo conservar la serenidad, restar importancia a la falsedad y deshonor. Salvaguardar la perspectiva de lo que pasa, de a quien o quienes nos enfrentamos y de cómo nivelar la balanza.

Atenta a que la calumnia quiere provocar la ira del calumniado, e incitarlo a que pierda los estribos, mantendré la calma, porque los sentimientos de indignación no son buenos compañeros ni puntos de partida para construir una sociedad mejor.

Con la prudencia, fortaleza, templanza y verdad, reitero, estamos a disposición de la justicia sin nada que temer ni ocultar.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password