Un año que deja sus marcas

Por Lautaro Gervasoni. El diputado nacional del Frente para la Victoria destaca la importancia de las leyes aprobadas a lo largo del año.

Sin entrar en un falso debate al que nos quieren llevar algunos sobre el rol del Poder Legislativo, debemos resaltar la importancia de las leyes que han sido aprobadas por el Congreso en 2014, con interesantes debates, con diálogo y reafirmando la convicción del rumbo político y económico iniciado en el año 2003.

Las leyes que han sido aprobadas este año en el Congreso de la Nación dan un mensaje claro a la sociedad, y no solo a aquella porción involucrada directamente en lo político, sino a todo el conjunto, de cuál es el rumbo que toma como objetivo este modelo político.

Las llamadas ley de Pago Soberano de la deuda externa, en el medio de una disputa con los Fondos Buitres, la reforma del Código Civil, Argentina Digital, Ley de Abastecimiento y Defensa de los derechos del Consumidor y la Ley de Hidrocarburos, son un fiel reflejo de esto.

Quizás lo más preocupante de los sectores opositores no sea dejar vacías sus bancas mientras se debate reformas para agilizar la adopción, o votar en contra de los intereses de la patria ante una decisión de un juez norteamericano que fue cuestionada hasta en el seno de la Organización de las Naciones Unidas.

Lo más importante es analizar cuáles fueron las propuestas de sus bloques ante cada problema que enfrenta el país. Ahí observaremos un llamativo vacío, una ausencia de ideas que debería servir para repensar en el rol de las oposiciones dentro de los sistemas democráticos.

Mientras debatíamos en el recinto del Congreso las herramientas para enfrentar a los intereses especulativos del poder financiero internacional, ciertos sectores opositores se peleaban en predecir escenarios económicos caóticos para fin de año. Dólar a 20 pesos, despidos masivos, recesión, reservas por debajo de los 20 mil millones de dólares eran parte de un discurso repetido a coro.

Este fin de año nos demuestra que nada de eso ha pasado. Un dólar estable, mantenimiento de los niveles de empleo y una recuperación del nivel de reservas del Banco Central lo demuestran. Muchos tendrán que revisar lo que dijeron hace unos meses sobre el futuro económico del país.

Otros eligieron el camino de la Justicia para frenar lo que sancionaba el Congreso. Siempre bien acompañados por las cámaras de TV, intentaron judicializar el debate político en vez de honrar sus bancas en el Congreso.

Como parte de una generación que miró otros momentos políticos de la historia argentina con desconfianza, hoy nos sentimos orgullosos de la coyuntura política que nos plantea el presente y el futuro de la Argentina. Un país que supo superar sus crisis, que sobrepasó un 2001 que casi lo lleva a la desintegración. Una sociedad socialmente fracturada, que hoy está de pie.

Como bien aclara nuestro gobernador Sergio Urribarri, no hay dudas que faltan cosas por hacer y errores por corregir, pero no se puede desconocer los logros obtenidos e intentar tirar abajo lo mucho que se ha avanzado en materia social, económica y sobre todo, política.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password