Zannini defendió la reforma de Inteligencia y el acuerdo con Irán

La mano derecha de Cristina Kirchner dijo que la reforma de Inteligencia es un “intento de lograr el control político” de los espías. Acusó a Clarín, la UIA y a sectores de inteligencia de atacar al gobierno por intereses propios y apuntó contra Carrió. Defendió el acuerdo con Irán.

Ante la Cámara de Diputados, el secretario de legal y técnico de la Presidencia, Carlos Zannini, aseguró que el proyecto de nueva Ley de Inteligencia es un “intento de lograr el control político de los sectores que trabajan en la inteligencia nacional, subordinados al poder político que expresa la voluntad popular”.

En tal sentido instó a la comisión bicameral de control a los organismos de inteligencia a que “ejerza su función junto con la actividad del Ejecutivo para que los dos organismos del Estado puedan manejar hasta el último de los agentes”. “No es una tarea hecha, es una tarea por hacer”, dijo.

El funcionario recordó que cuando Raúl Alfonsín asumió en 1983 enfrentó el problema de que las Fuerzas Armadas, de Seguridad y de Inteligencia “estaban colonizadas por la Doctrina de Seguridad Nacional” y hubo “un trabajo de años” para sancionar la leyes de Defensa, de Seguridad Interior y de Inteligencia.

“Por eso esta ley es un crecimiento de la democracia para un directo control político de los sectores que trabajan en la inteligencia nacional”, apuntó.

En este marco, la mano derecha de Cristina Kirchner sostuvo que este proyecto está vinculado “al atentado de AMIA y a la frustración que tenemos que la Justicia no haya podido aclarar en 21 años este atentado” y sostuvo que “no se estaría discutiendo esta ley sino no hubiera un memorándum con Irán”.

Para Zannini, “el mejor homenaje que podemos hacer (al fiscal Nisman) es esclarecer el enigma de su muerte y el Gobierno el primer interesado en esclarecer” este fallecimiento.

“Ataques” al Gobierno

“Este Gobierno está siendo atacado acusado de querer encubrir el atentado de la AMIA cuando fue el Gobierno que más siguió la pista iraní, abrió los archivos de Inteligencia y en este Gobierno se consiguieron las alertas rojas”, destacó.

Zannini dijo que como Argentina no tiene acuerdo de extradición con Irán debió recurrir a la firma del pacto con Irán para que se pueda avanzar en la declaración de los acusados y es allí “donde nacen los miedos de algunos servicios que no podían sostener en la Justicia lo que estaba en el expediente”.

“Algunos que se creyeron no estar alcanzados por la democracia se pusieron a trabajar en contra de Cristina, del Gobierno nacional y empezaron en este contexto a querer convencer al fiscal” Nisman, agregó el funcionario.

Por otro lado, Zannini remarcó que el Gobierno “está bajo un tiroteo permanente de parte del diario Clarín y la UIA cuando opera la gente de Rocca y Techint” y dijo que “tienen problema con la democracia”. “Lo dijo (el senador Adolfo) Rodríguez Saá: a él lo sacó Clarín (de la Presidencia) porque no quiso aplicar el proyecto económico que le presentaron”, afirmó.

“¿Por qué estos ataques tan ensañados? No van a decir a Magnetto, un oscuro que entró como contador y hoy luce como CEO, puede estar preocupado por la libertad de expresión. Que un hombre que tiene tanta fortuna como Rocca puede estar tan preocupado por la democracia argentina”, continuó el secretario.

Contra Carrió

Zannini también criticó duramente a “Lilita” Carrió, quien lo precedió en el uso de la palabra pero se negó a escucharlo: dijo que la “prefería cuando hablaba con Dios, no cuando habla con Stuiso”, en referencia al exespía cuestionado por la influencia que tuvo en la denuncia Nisman.

“Quiero marcar en sus palabras el tremendo autoritarismo y la frustración. El autoritarismo lo demuestra cuando dice ‘con tal no voy a hablar porque lo denuncie’: ¿(esa persona) no existe más? ¿No vale como persona? Es como si un poco de aquél autoritarismo que ella denuncia se le haya metido adentro”, disparó el santacruceño.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password