“En gestión, Gioja tiene muy buena nota, pero no ha podido gobernar”

El precandidato a gobernador de San Juan Roberto Basualdo expone sus propuestas para su Provincia. Advierte que las economías regionales están destruidas y pide volver a fomentar las exportaciones. Lamenta la exclusión de Adolfo Rodríguez Saá de la interna de UNA.

Por Carolina Ramos

Roberto Basualdo peleará por la gobernación de San Juan bajo el auspicio de tres precandidatos presidenciales: Sergio Massa, José Manuel de la Sota y Adolfo Rodríguez Saá. En plena campaña para suceder a José Luis Gioja en la provincia cuyana, el senador nacional asegura que el mandatario local “en gestión tiene muy buena nota, pero no ha podido gobernar”.

En una entrevista con Parlamentario en su amplio despacho, situado en el Anexo del Senado, Basualdo detalla sus propuestas para combatir la inseguridad y el narcotráfico. Como presidente de la Comisión de Economías Regionales, Micro, Pequeña y Mediana Empresa de la Cámara alta, el legislador alerta que “las economías regionales están destruidas” y pide volver a fomentar las exportaciones.

Por otra parte, denuncia que hubo un “desgaste total” sobre la figura de Massa porque “hubo dos o tres meses en los que lo único que se decía era que se bajaba”, pero afirma que el líder del Frente Renovador “empezó a crecer nuevamente”.

Por último, admite que “le hubiera encantado” que Rodríguez Saá –a quien reconoce como un “amigo”- formara parte de la interna de UNA, y considera que fue un “error político” y una “desinteligencia” haberlo excluido de la alianza del peronismo opositor que competirá en las PASO.

– ¿Cómo está trabajando en la campaña para gobernador de San Juan?

– Estamos caminando muchísimo. En 2014 caminamos bastante porque no era un año electoral, por lo que podíamos charlar con más tiempo. Hemos charlado mucho con ONGs, viendo las problemáticas de la Provincia, a ver cómo podemos solucionar las preocupaciones de la gente. Ahora en 2015 estamos golpeando las puertas de las casas, con una grata sorpresa, que es que la mayoría ha recibido a los políticos. Veo que la gente clasifica lo bueno y lo malo. Por ejemplo, dicen ‘se han hecho hospitales pero no me solucionaron el tema de salud, porque no tenemos médicos’. Es decir, reconocen que se ha hecho un hospital, pero también reconocen que no hay salud. Reconocen que hay patrulleros nuevos, pero reconocen que la inseguridad aumenta. Es bueno cuando se remarcan los aciertos y los desaciertos. En ese sentido, la gente de San Juan ha madurado y sabe que tiene que ver en quién confía para solucionar los problemas, si este Gobierno o el que viene. Para eso hay que transmitir nuestras propuestas. El oficialismo tiene más acceso a transmitir propuestas, permanentemente están en la televisión, inaugurando algo; entonces le dan más expectativa a la gente. Los opositores que ya llevamos varios años en la política necesitamos transmitir una propuesta buena, que la gente la entienda. Lo que tenemos que hacer no es nada espectacular: que funcione la salud, la educación, la seguridad. Si nosotros tenemos la capacidad de ofrecer nuestro programa de gobierno, diciendo de dónde van a salir los recursos, y la gente lo entiende, creo que nos va a ir muy bien. En agosto nos va a ir bien, pero creo que nos va a ir mucho mejor en octubre, porque vamos a tener más tiempo para explicar nuestro proyecto.

– ¿Cuáles son las prioridades para la Provincia?

– Una de las prioridades es el tema de la inseguridad, que creíamos que era en Buenos Aires, pero ahora nos toca a nosotros. Hay muchos asesinatos, robos con mucha violencia. Te acuchillan por sacarte unas zapatillas, por robarte una cartera, hay robos seguidos de muerte… antes había robos pero cuando vos no estabas en tu casa; ahora te patean la puerta y entran. La gente se está armando y ya esto es un ‘vale todo’. No podemos estar así, pero nos estamos acostumbrando, y eso es lo peor. Eso es porque entró la droga. Perdimos los valores. Esos rateros se convirtieron en asesinos, porque drogándose, y cuando les falta droga, no razonan.

– ¿Cómo se combaten entonces la inseguridad y el narcotráfico?

– La inseguridad requiere un combo de medidas. En San Juan han puesto unos patrulleros nuevos con unas cámaras arriba que parecen robots, muy bonitos, pero no alcanza. Nos parece muy bien que tengamos cámaras de monitoreo en toda la Provincia, pero tenemos que crear la Policía Judicial para resolver los casos, y que la Policía normal haga la prevención. También tenemos que constituir una brigada antidroga muy fuerte y capacitada, con personal jerarquizado, no sólo policías sino también contadores y abogados. Hay que generar contención con polideportivos, fomentar la educación, darle un estímulo a los maestros para mejorar la calidad educativa. Mejorando la educación vamos a economizar en salud, combatir la droga, vamos a ahorrar plata en seguridad, y sobre todo, con más educación, la gente exigirá más a la política, y los políticos cada vez nos tendremos que preparar mejor. Con todo ese combo, generando trabajo, educación, con la brigada, con la Policía Judicial, con monitoreo y patrulleros en toda la Provincia, podremos combatir la inseguridad.

– ¿Le reconoce algo a la gestión de Gioja?

– Sí, tiene muy buena gestión… ¿qué es gestión? Hacer un hospital es gestión. Hacer una escuela es gestión. Comprar patrulleros es gestión. Hacer un dique es gestión. En gestión tiene muy buena nota, pero ¿qué es gobernar? Gobernar es solucionar los problemas en salud. ¿Los hemos solucionado? No. Seguimos teniendo problemas. Gobernar es solucionar el problema de la inseguridad. Hemos comprado patrulleros pero no lo hemos solucionado. Gobernar es mejorar el sistema educativo, pero en San Juan hay cada vez más repitentes y deserción. Gobernar es solucionar el problema de los productores. Hoy el productor que trabajó todo el año tiene que dejar su producción en los parrales, porque esa producción no vale absolutamente nada. Quedaron millones de kilos de uva colgados en los parrales. Eso es tener gente sin trabajo. Entonces, gobernar es solucionar los problemas. En gestión (Gioja) tiene muy buena nota; seguramente ha querido gobernar, porque no creo que ningún político no quiera solucionar los problemas, pero no ha podido.

– ¿Qué situación atraviesan hoy las economías regionales?

– Las economías regionales están destruidas. Las pequeñas y medianas empresas no tienen posibilidad de crecer porque se las ahoga fiscalmente. Yo siempre comparo a la microempresa con un bebé recién nacido, al que hay que bañar, cambiar, etcétera; la pequeña empresa es como un niño, al que hay que darle educación, comida; y la mediana empresa es como un adolescente, al que hay que aconsejar. Entonces hay que trabajar para cuidar a las pymes y darle muchos beneficios, no ahogarlas, porque ellas solas no tienen la capacidad de subsistir. Las grandes empresas tienen que pagar sus impuestos para poder fomentar estas otras, y estas otras algún día se van a hacer grandes y van a tener que cuidar de las chicas. Pero hoy las pymes están destruidas. Este gobierno desde 2003 a 2007/2008, tuvo superávit comercial, superávit fiscal, y hoy no lo tenemos, por eso tenemos que apostar a la producción. En 2008, cuando estábamos con la (resolución) 125, hablábamos de los pool de siembra, que daban una rentabilidad que no daba ni el dólar ni el plazo fijo, había un consumo externo y empezábamos un círculo virtuoso. Ahora, cuando se ha castigado muchísimo al campo, ¿dónde se van a proteger mejor sus ahorros? En un dólar o en un plazo fijo, pero no en la producción. Cuando se da un plazo fijo con tasas muy altas, quiere decir que las pymes tienen que tomar un crédito altísimo. Además, si nosotros necesitamos dólares para abrir el tipo de cambio, el cepo y toda la historia, tenemos que exportar. Si no exportamos, es imposible. Para que la balanza comercial nos dé positivo, nos autocastigamos, porque a veces cerramos las importaciones totalmente, y hay productos que necesitan componentes importados para poder ser exportados, y no lo podemos hacer. Es decir, cerramos las importaciones y sin querer estamos parando las exportaciones. Hay que fomentar las exportaciones como hicimos de 2003 a 2008.

– Volviendo al tema político, ¿Massa está tan mal posicionado como indican las encuestas?

– Yo creo que Massa va a recuperar en agosto y más en octubre. Pero hubo dos o tres meses en los que lo único que se decía de Massa era que se bajaba.

Si esta nota hubiese sido a fines de mayo, en lugar de preguntarme cómo se puede combatir la inseguridad usted me estaría preguntando “a quién va a apoyar si Massa se baja”. Fue un desgaste total generado por algunos partidos políticos y algunos intereses económicos. Pero ahora que la gente se enteró que no se baja, (Massa) empezó a crecer nuevamente. Yo creo que va a tener un crecimiento hacia agosto y un crecimiento superior en octubre.

– ¿Por qué excluyeron a Rodríguez Saá de la interna de UNA?

A mí me hubiera encantado que lo incluyerán. Creo que ha sido una desinteligencia excluirlo. Un líder político como Adolfo Rodríguez Saá tendría que haber participado. Creo que ha sido un error político no incluirlo.

– ¿Cuál fue el motivo para excluirlo?

– Creo que fue falta de comunicación. Tendrían que haber comunicado que iban a hacer la alianza UNA y que él podía participar. No lo comunicaron, después Adolfo se enojó y pasó lo que pasó. Pero hubiera sido ideal que Adolfo también participara en esa interna. A mí me hubiera encantado. Más allá de una cuestión de amistad que me une con él, me encanta el ‘modelo San Luis’ y para mí sería un modelo a aplicar. Cada uno tiene sus fortalezas. Sergio Massa tiene un equipo económico muy bueno y ha combatido la inseguridad en un distrito complicado como Tigre, y José Manuel de la Sota ha trabajado mucho por las Pymes en Córdoba. Cada uno tiene cosas muy lindas para sacar, pero me hubiera encantado un debate entre los tres presidenciales de UNA, que hubiera sido una unión espectacular, pero ya está. Lo que siempre digo es que la oposición nunca ‘gana’, sino que ‘el oficialismo pierde’. La gente califica a la oposición del uno al cinco, es decir, si es una oposición excelente mide cinco, y si es mala, uno. En cambio, al oficialismo lo consideran del uno al diez. Entonces en el oficialismo, si una gestión es considerada regular para arriba, no se le puede ganar nunca.

– Cristina se está yendo con un alto nivel de imagen positiva…

– Es porque ya saben que no es candidata. A los políticos que no son candidatos se les mejora la imagen, algunos más, otros menos. El que tiene cero puntos mejora hasta dos puntos. Si a cualquier político lo ponemos de candidato, a algunos les crece la imagen, pero a otros les saca todo el efecto.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password