Más cerca de las PASO

Por Federico Giargia. El director Ejecutivo de la Consultora EGES realiza un análisis de las elecciones primarias desde sus fallidos intentos de ponerlas en práctica, su inicio en 2011 y el presente.

El 9 de agosto los argentinos elegiremos a quienes competirán en las elecciones generales de octubre. A partir del 2009, la llamada “Ley de Reforma Política” estableció el sistema de primarias, abiertas simultáneas y obligatorias para elegir candidatos nacionales. Hasta ese momento, los mecanismos de selección de candidatos no se encontraban regulados, y más allá de que el Estado amparaba ciertas garantías básicas, cada partido político determinaba las características del suyo puertas adentro. Desde la vuelta a la democracia, el único intentopor legislar en la materiahabía sido la frustrada Ley 25.611, sancionada en 2002, suspendida para las elecciones del 2003, y luego derogada sin haber sido implementada en 2006.

Las diferentes formas en que las agrupaciones seleccionan a sus aspirantes presentan ventajas y desventajas en términos de participación política, representación y cohesión interna partidaria.Las primarias son el método más inclusivo: todos los que eligen representantes eligen candidatos. En este sentido, acercan a los ciudadanos a los partidos ytienden a legitimara quienes resultan candidatos.

En Argentina, las elecciones primarias celebradas hasta el momento comprueban que los ciudadanos han legitimado el sistema propuesto por la reforma. Más allá de que en nuestro país el voto es obligatorio, la participación en las elecciones primarias fue muy similar a la de las generales, la diferencia entre éstas últimas y las PASO fue de apenas 0,87% en 2011 y de 2,39% en 2013. Por otra parte, los datos demuestran que los votantes han querido incidircuandolas primarias fueron competitivas. Por ejemplo, en las últimas elecciones en la categoría diputados en la Ciudad de Buenos Aires la interna de UNEN, fue la que mayor cantidad de votos recibió. Este resultado se revirtió en las elecciones generales en las que finalmente ganó el PRO. En Neuquén, el MPN obtuvo el 54% de los votos cuando se resolvió la interna en la que se enfrentaron sus dos facciones principales, pero luego su caudal de votos descendió en 14 puntos para las generales. Algo similar sucedió en 2011: el Frente Cívico de Catamarca y la UCR de Chaco presentaron internas competitivas y alcanzaron alrededor del 25% de los votos, porcentaje que descendió en las elecciones generales.

Si analizamos las PASO desde el punto de vista de los partidos, la cosa cambia.Este año de las 187 agrupaciones que presentaron precandidatos a diputados nacionales, sólo 36 inscribieron más de una lista. Si comparamos los distritos, en Chaco, Entre Ríos, La Rioja y Tierra del Fuego no habrá competencia interna en esta categoría en ninguna agrupación. Salta y San Juan presentan la mayor proporción entre listas internas y agrupaciones que participan: en ambos distritos es de alrededor del 40%. Comparando los datos de las elecciones primarias de 2011, 2013 y 2015, no se observa un aumento general en la cantidad de agrupaciones que utilizan las PASO para dirimir sus candidaturas. La excepción la configuran, la provincia de Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires, Jujuy, La Pampa y San Juan que han aumentado el porcentaje de agrupaciones con internas.En el otro extremo se encuentra La Rioja que nunca tuvo internas en la categoría diputados nacionales.

Este año se aplicará por segunda vez el régimen de primarias para elegir candidatos apresidente y vice. Se han presentado 15 fórmulas y por primera vez habrá internas en algunas agrupaciones. De los candidatos que cuentan con mayor intención de voto, únicamente Scioli no tendrá competencia dentro de su partido. La fórmula del PRO Macri- Michetti se enfrentará dentro del Frente Cambiemos a Sanz-Llach y Carrió- Flores, que representan a la UCR y a la CC-Ari, respectivamente. Cabe remarcar que esta interna responde al carácter de coalición del Frente, y que lo mismo sucede con la alianza “Una Nueva Alternativa”,quese resolverá entre Massa y De La Sota. Con los resultados en mano, será interesante analizar si en las elecciones de 2011 y 2015 las PASO generaron incentivos para la polarización del voto en las elecciones generales, en la categoría de presidente.

Si bien es prematuro analizar los impactos de la reforma, hasta el momento parecieraque en Argentinahan sido los factores políticos los que han determinado las formas para elegir candidatos de los partidos políticos. Aún con la Ley 26.571 vigente, algunos partidos declinaron a competir en internas y, en general, presentaron una sola lista. Los votantes, en cambio, aparentan haberle dado una mejor bienvenida. Ambas partes están aprendiendo a utilizar esta herramienta. Será cuestión de tiempo verificar si las internas se encarnan en la cultura política nacional o si se convierten en una instancia meramente formal para acceder a las elecciones generales.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password