Con rechazo K, se expresó la “preocupación” por las resoluciones en el PAMI

Por iniciativa de la legisladora Graciela Ocaña, se aprobó una declaración basada en la denuncia penal que acusa una “estructura paralela” de personal en la institución para “beneficiar a La Cámpora”.

Diputados porteños aprobaron una declaración de la diputada Graciela Ocaña (Confianza Pública), que expresa preocupación frente a las resoluciones adoptadas por la Dirección Ejecutiva del Instituto Nacional de Jubilados y Pensionados (PAMI), que según la legisladora “afectarían la situación de gran número de trabajadores y pondría en riesgo la calidad y forma en que se brindan las prestaciones perjudicando o poniendo en riesgo la salud de los afiliados”. La iniciativa contó con el voto negativo del interbloque Frente Para la Victoria.

Ocaña fundamentó su proyecto en base a la denuncia penal que realizó el pasado 14 de septiembre, objetando que en la institución “se designan nuevos trabajadores otorgándoseles el nombre de “REFERENTES”, a los cuales se les abonarán adicionales por la nueva función a desarrollar. Paralelamente, se argumenta “la reducción de cargos”, pues los “Referentes” sustituyen a quienes cumplían las mismas funciones jerárquicas como titulares de unidades orgánicas, pero a este personal se lo mantiene cobrando dichas funciones”.

La ex ministra de Salud aseguró que “se crean estructuras paralelas” en la entidad, y que se beneficia en particular a “la organización La Cámpora”. “Al año 2007 el Instituto contaba con una planta de 10.700 empleados, en la actualidad cuenta con alrededor de 20.000”, explicó.

La diputada consideró que “se aumenta el gasto improductivo en perjuicio del gasto destinado a brindar más y mejores. Los servicios pierden calidad o no se prestan”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password