“Rojitas” es Personalidad Destacada del Deporte

El ídolo xeneize Ángel Clemente Rojas fue homenajeado en un acto en la Legislatura porteña.

Ángel Clemente Rojas, o simplemente “Rojitas”, uno de los máximos ídolos de Boca Juniors, fue homenajeado en la Legislatura porteña con la distinción que lo reconoce como Personalidad Destacada del Deporte.

Durante el agasajo previo al acto, concurrieron el presidente del club de la ribera, Daniel Angelici, y su vicepresidente y legislador porteño, Oscar Moscariello. Angelici expresó: “nos llena de alegría a toda la familia boquense. Todas las personas que lo vieron, hablan de que fue un jugador distinto”. Y comparó al exjugador con la categoría de Carlos Tévez o Juan Román Riquelme, a quienes también catalogó como “jugadores distintos”.

En el evento, el autor de la iniciativa, Enzo Pagani, sostuvo que “sin ninguna duda la historia de “Rojitas” para los hinchas de boca, especialmente, y para todos los amantes del fútbol, es un ejemplo a seguir”.

El diputado y dirigente de Boca subrayó que el exfutbolista fue un “luchador” y resaltó su “origen humilde”.

Por su parte, el legislador Daniel Lipovetzky confesó: “mi abuelo me contaba su admiración por Rojas, su calidad y todo lo que le dio al club”.

Al momento del homenaje, “Rojitas” agradeció el reconocimiento y dijo: “jamás en mi vida pensé en esto”.

El ídolo xeneize también destacó la presencia de sus ex compañeros, con quienes “tuvo la suerte” de jugar muchos años juntos, y con los que “pasamos tristezas y alegrías, pero muchas más fueron las alegrías”.

En el acto participaron los exjugadores Antonio Rattín, Omar Larrosa, Osvaldo Potente y Silvio Marzolini. Rattín le ofreció unas palabras al homenajeado y contó el compañerismo que los unía. “Yo lo cuidaba”, recordó, y manifestó que “era un jugador de una naturaleza tremenda”.

En los fundamentos del proyecto, Pagani argumentó que “podemos resumir su trayectoria acotando que jugó 220 partidos entre 1963 y 1971 convirtiendo 79 goles, y obteniendo cinco títulos: campeonatos de 1964 y 1965, la Copa Argentina de 1969 y los Torneos Nacional de 1969 y 1970, aunque tal vez, lo que más nos interese ahora es que ése hombre que nos deslumbró en la cancha se ha comportado fuera de ella, finalizada su carrera, en su quehacer diario, en su vida cotidiana, como un extraordinario y solidario ser humano que resulta ser un muy digno exponente del deporte, orgullo para la institución xeneize”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password