Subsecretario de Juventud dijo que el objetivo del Régimen de Juventudes es “institucionalizar un piso de derechos”

Facundo Tignanelli defendió ante la Cámara de Diputados el proyecto presidencial que institucionaliza el programa Progresar y crea nuevos organismos para políticas juveniles. Reconoció que “faltan leyes integrales de juventud” e “institucionalizar programas actuales”.

El subsecretario de Juventud de la Nación, Facundo Tignanelli, defendió ante un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados el proyecto de ley de Régimen de Promoción de Juventudes impulsado por la presidenta Cristina Kirchner que regula el programa Progresar por ley y crea seis nuevos organismos de políticas juveniles.

Ante los legisladores, Tinganelli afirmó que “cada modelo de Estado tiene una política para jóvenes”. Así, indicó que durante la última dictadura el 70 por ciento de los desaparecidos fueron jóvenes; que en 1985 el gobierno de Raúl Alfonsín retomó la propuesta de Naciones Unidas para crear órganos estatales específicos para este sector de la población; que en los noventa el área juvenil descendió del rango de Subsecretaría a Dirección Nacional cuya “mayor política” fue la realización de seminarios sobre drogodependencia; y que el gobierno de la Alianza terminó con una docena de jóvenes asesinados durante las jornadas del 19 y 20 de diciembre.

Para contrastar las diferencias con el kirchnerismo, el funcionario recordó la creación del plan Fines, la ley de centros de estudiantes, el voto joven y la institución del Día Nacional de la Juventud el 16 de septiembre en conmemoración de la Noche de los Lápices.

En este marco, Tingnanelli negó que el proyecto otorgue “migajas” a los jóvenes, como definió La Izquierda Diario, el sitio de noticias del Frente de Izquierda, y con una serie de datos aseguró que Argentina es uno de los países de América Latina que más invierte en la juventud.

Aun así, reconoció que “faltan leyes integrales de juventud” e “institucionalizar programas actuales”.

Acto seguido, el subsecretario afirmó que el objetivo de la propuesta legislativa es “institucionalizar el piso de derechos” consagrados durante los últimos años, como el programa Progresar, el derecho a la educación sexual y reproductiva, al tratamiento de adicciones, entre otros.

En tanto, reprochó la “estigmatización de los pibes” cuando se habla de los “ni-ni” (ni estudian ni trabajan), al señalar que gran parte de ellos son mujeres que cuidan a sus hijos y que ahora cuentan con guarderías a cargo del Ministerio de Desarrollo social.

El funcionario precisó que Argentina hay nueve millones de jóvenes de entre 18 y 29 años, que representan el 24,9 por ciento de toda la población.

Además destacó que la “premisa” de la elaboración del proyecto fue “no discutirla en un escritorio porteño sino en todo el país”, por lo cual fue debatido por más de 25.000 jóvenes en foros realizados en distintas provincias del país.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password