Con polémica, Diputados aprobó reformas a la Ley de Deportes

Dos proyectos impulsados por La Cámpora obtuvieron media sanción en la madrugada de este jueves a pesar del rechazo de la oposición, que advirtió sobre la “superestructura” que se crea con el fin de fomentar la actividad deportiva. La sesión estuvo a punto de caerse por falta de quórum.

El Frente para la Victoria logró aprobar en la Cámara de Diputados, bien entrada la madrugada de este jueves, dos polémicas iniciativas que crean nuevas dependencias dedicadas a fomentar la actividad deportiva.

Se trata de un proyecto para modificar la Ley Nacional del Deporte y otro para crear un “Ente Nacional de Desarrollo Deportivo” (ENADED), ambas propuestas impulsadas por el presidente de la comisión respectiva, el camporista Mauricio Gómez Bull.

El primer proyecto obtuvo 138 votos a favor y 39 en contra -con apoyo del Frente Renovador-, mientras que el segundo contó con 130 adhesiones y 43 rechazos.

La oposición, con un duro rechazo, había pedido excluir estas iniciativas del temario, pero el Frente para la Victoria se negó y, como contrapartida, los bloques antikirchneristas se opusieron a recortar la lista de oradores de la sesión, que se terminó extendiendo por más de 16 horas.

El proyecto principal propone instaurar un Instituto Nacional del Deporte y la Actividad Física –en reemplazo de la actual Secretaría de Deporte- y un Observatorio Nacional del Deporte, ambos dependientes del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

En tanto, el ENADED deberá coordinar la implementación de una “Asignación Universal por Hijo en el Deporte”, esto es, un “suplemento adicional” a la AUH “por cada menor o persona discapacitada” entre los seis y 16 años, destinado al pago de la “cuota de estímulo deportivo” en las asociaciones civiles deportivas.

El proyecto original establecía el financiamiento del ENADED a través de una carga parafiscal al tabaco (1,5 por ciento de la venta de cigarrillos), al alcohol y las bebidas gaseosas (0,45 centavos sobre el precio total de venta al público de cada recipiente de bebidas alcohólicas, analcohólicas y energizantes).

Este punto había sido cuestionado por diputados de la oposición, que habían advertido sobre un eventual riesgo para las provincias, por lo cual el oficialismo había aceptado dar marcha atrás durante el debate en comisiones.

Ante esta situación, el kirchnerismo decidió facultar al Poder Ejecutivo para afrontar los gastos que demande el nuevo ente con partidas presupuestarias específicas.

Gómez Bull destacó que el ENADED permitirá “administrar un fondo económico específico destinado a financiar la actividad deportiva y la Asignación Universal por Hijo en el Deporte”, que “va a poder volcar a más de dos millones de pibes a los clubes de todos los barrios de la República Argentina”.

“La creación de este ente se convertirá en un verdadero hito para la historia nacional como lo fue el ENARD”, comparó el camporista.

A su turno, Patricia Giménez (UCR) consideró que es “una idea buena” pero “que termina bastardeada, porque se convierte en mentiras”.

La mendocina sostuvo que muchos sectores quedaron excluidos de los foros nacionales donde se discutió el proyecto de ley, que además se debatió “a las apuradas” en comisiones.

Según Giménez, los fondos destinados a estas leyes “va a ir a parar a las nuevas estructuras y no a los niños y el deporte”.

“Quedó claro que el principal propósito de estos proyectos es la generación de cargos inútiles, la atribución de funciones indebidas, las violaciones a la Constitución y a las leyes y la mala afectación de fondos. El dinero debería utilizarse para hacer deportes, y no para hacer politiquería”, criticó.

La radical dijo que “se habló de un presupuesto estimado en $4.500 millones, de los cuales sólo $800 mil serán destinados a los chicos”, por lo que “esta es la arista clientelar, el resto se destinará a sostener los cargos burocráticos”.

Por el Pro, el exfutbolista Carlos Mac Allister y el exárbitro Héctor Baldassi destacaron los objetivos de la ley, pero criticaron la forma en que se llevará adelante.

“Acompañamos la Asignación Universal por Hijo en el Deporte, pero no tiene sentido crear un ente”, consideró Baldassi, y ratificó su rechazo a “inventar organismos y contribuir a una ‘hiperburocratización’ del sistema”.

En el mismo sentido, Mac Allister añadió que “el camino burocrático debe ser simplificado y dotado de mayor eficiencia”. “Más estructuras sólo servirán para repartir cargos y superponer funciones”, dijo.

Momento tenso

Pasadas las tres de la mañana, la sesión estuvo a punto de caerse, ante una amenaza de la oposición de abandonar el recinto.

Fue cuando el radicalismo realizó una moción para que el proyecto de creación del ENADED vuelva a comisiones para retomar su estudio.

Cuando el secretario parlamentario del bloque, Ricardo Buryaile, pidió votar la moción, la santiagueña Norma Abdala de Matarazzo, quien en ese momento presidía la sesión, advirtió que no había quórum para votar.

De a poco, los legisladores de la oposición se pararon de sus bancas y amenazaron con abandonar el recinto, con lo cual se caía la sesión.

Finalmente, la secretaria parlamentaria del Frente para la Victoria, Teresa García, logró sentar en sus bancas a los diputados oficialistas que, tras tantas horas de discusión, habían salido del recinto, y el debate continuó su curso.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password