El crucero del amor

Por Sergio Saban. Un llamado a mantener la calma en lo que resta hasta las elecciones, cuestión de evitar agresiones innecesarias.

Argentina necesita de todos, de los kas y no kas; de los sciolistas y no sciolistas; de los macristas y no macristas; de los massistas y no massistas; de buenos y de no tan buenos, en fin, sino tendríamos un pensamiento único y eso sí que no es bueno ni natural.

¿Acaso, no todos los candidatos tienen dos ojos dos orejas una boca, digo, no todos son humanos imperfectos?

¿El modelo? Da igual, si al final para llegar a un destino, se pueden tomar varios caminos, ¿no?, ya sea por la izquierda conservadora y popular, o bien por la derecha conservadora y clasista, ambos nos llevarán al mismo destino.

¿Por qué hemos de vivir ésta elección presidencial como si se tratara de una guerra entre partidos políticos, o entre argentinos de un bando u otro? Si estamos todos en el mismo barco…

Por eso, esta columna sólo tiene como objetivo llevar un mensaje de amor, e invitar a imaginar que éstas dos semanas y pocos días que están por delante, hasta el día de la elección, vivámoslas como si estuviésemos en un crucero, gocemos y disfrutemos de estar vivos, valoremos lo que tenemos. Siempre lo digo, gracias a Dios tenemos un territorio enorme, hermoso, rico y dador de todo, y un pueblo maravilloso, y tenemos democracia imperfecta pero democracia al fin, y tenemos presente y futuro.

Así que, humildemente, les propongo a todos los partidos políticos que estas dos semanas que faltan no nos agredamos entre argentinos, no nos denunciemos unos a otros, vayamos al comicio así, tranquilos, disfrutando del viaje, de la vista, del mar, y de éste maravilloso crucero que nos dejará en el puerto el 25 de Octubre listos y prontos para elegir a un nuevo capitán que nos lleve a buen puerto, y convirtamos este crucero que hoy es de denuncias mutuas, de agravios y de rencor y combativo en un crucero de paz y buena y sana convivencia cívica, y convirtamos éste crucero, aunque nos cueste creer y poder hacerlo, en el crucero del amor.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password