Diputado denunció haber sido baleado en una protesta anti-minera

Julio Martínez fue reprimido junto a los ciudadanos que se manifestaban en contra de una explotación minera en La Rioja. Recibió un balazo de goma en el cuello. Condena del bloque radical de Diputados.

En Angulos, Famatina, provincia de La Rioja, policías dispararon balas de goma y gases contra vecinos que intentaron llegar a la explotación de la minera MIDAIS para manifestar su oposición al emprendimiento.

Entre los heridos se encuentra el diputado nacional Julio Martínez (UCR-La Rioja), quien denunció haber recibido una bala de goma en el cuello.

“Cientos de vecinos de Famatina y de las Asambleas Ciudadanas por la Vida decidieron ir hasta la minera, pero al intentar pasar el primer grupo policial, recibieron balas de goma y gases. Los manifestantes, muchos de ellos con balazos en las piernas, volvieron al corte caminando por el río. No hay ningún policía herido. Fue represión directa sobre los manifestantes de una marcha pacífica, que llevan banderas y cantaban el himno”, indicó Martínez, que responsabilizó al gobernador Luis Beder Herrera por los incidentes.

A través de un comunicado, el diputado de la UCR sostuvo que “el pueblo de Famatina viene de una larga lucha contra la megaminería”. “Hay una nueva empresa, en la zona de Angulos, realizando explotaciones y el pueblo se resiste. La zona está militarizada y por eso, responsabilizo al gobernador de La Rioja si pasa algún incidente. Nuevamente nos están contaminando el agua”, había advertido Martínez antes de la represión.

El jefe de los diputados nacionales de la UCR, Mario Negri, condenó la represión y se solidarizó con las víctimas. “Era una marcha pacífica, con motivos claros y bien enarbolados. Y la policía decidió que la mejor forma de responder a este justo reclamo fue a través de la violencia y de la represión, como en las épocas más oscuras de nuestro país. Se tiene que acabar la utilización de la fuerza como medio de censura para un reclamo legítimo y pacífico como el que llevaron adelante contra la megaminería en Famatina”, manifestó el cordobés.

“Repudiamos la salvaje represión a la población de Famatina que intentaba manifestar contra la minera Midas, y nos solidarizamos con los heridos, entre los que estaba el diputado nacional radical Julio Martinez”, expresó por su parte el diputado radical Julio Martínez, que hizo responsable de la agresión “al Gobierno provincial que habilita el trabajo de estas mineras y cuya fuerza policial arremetió contra una protesta pacífica con una inusual violencia”. Finalizó diciendo que “advertimos que el silencio del gobierno nacional lo hace cómplice, por lo que exigimos haga lo necesario para poner fin a estas acritudes del gobierno provincial”.

Por su parte, el diputado radical riojano Héctor Olivares repudió la represión contra los manifestantes de las ciudades riojanas de Angulos, Chilecito y Famatina. “Expreso un enérgico repudio a la represión policial contra ciudadanos autoconvocados que se manifiestan pacíficamente en contra del asentamiento y permanencia de la empresa minera MIDAIS en Angulos, departamento de Famatina”, afirmó Olivares, quien presentó en la Cámara de Diputados un proyecto de resolución para manifestar su apoyo y solidaridad con la lucha y resistencia en defensa del ambiente.

“El proyecto de repudio es un intento más de elevar la voz de los que menos tienen y de los que luchan por sus convicciones. Estas convicciones expresadas en la pluralidad decantan en los históricos triunfos de la conciencia de la vida y el cuidado de mundo y el ambiente para el presente y para las generaciones venideras”, explicó Olivares, que agregó: “Como ya sucedió en ocasiones anteriores, con Barrick Gold y luego Osisko en 2007, asambleistas, vecinos y pobladores, en su mayoría estudiantes, docentes, labradores y pequeños productores, resisten en un corte de ruta en Angulos, provincia de La Rioja, los embates de una nueva empresa, la minera MIDAIS”.

“Hace casi una semana los vecinos autoconvocados realizan un corte a la altura del Río Blanco en defensa de la tierra y el agua, contra el funcionamiento y permanencia de la minera. Lo que preocupa a los pobladores de la zona es el acceso directo que desde el lugar se tiene hacia el cerro Famatina y los enormes caudales de agua que se extraerían del Río Blanco para la actividad, sumado a que no se conoce el informe de impacto ambiental ni se ha llamado a audiencia pública previa que respalde y legitime el desarrollo de su actividad”, remarcó Olivares, quien destacó que “es de público conocimiento la constante persecución política a los ambientalistas que estoicamente luchan por la defensa de los recursos naturales en la provincia, quienes por su accionar pacífico son llamados por la justicia provincial por hechos de sedición, incitación a la violencia, entre otros. De estos hechos de violencia resultaron heridos varios manifestantes, con impactos de balas de goma, entre los cuales se encontraba nuestro compañero, el diputado Julio Martínez”.

“La licencia social, término adoptado y madurado desde el seno del pueblo Famatinense, como condición indispensable para el desarrollo de emprendimientos que puedan acarrear gran impacto ambiental, una vez más no se expresa en favor de la minería. Como siempre lo hemos hecho, desde nuestra banca como oído y voz de los riojanos expresamos en el presente proyecto nuestro apoyo a esta lucha que también es nuestra, y esperamos un nunca más a los atropellos y abusos de quienes detentan el poder de ejercerlos”, concluyó el legislador.

También expresaron su repudio los diputados Ricardo Alfonsín (UCR-Buenos Aires) y Patricia Giménez (UCR-Mendoza), a la vez que se solidarizaron con los pobladores agredidos y con su colega de bancada, Julio Martínez. La vicepresidenta 2° de la Cámara de Diputados, Patricia Giménez, repudió la represión y exigió al Gobierno que garantice la integridad física de los asambleístas y legisladores reprimidos en La Rioja. “La Constitución Nacional garantiza el derecho de peticionar a las autoridades”, recordó Gimenez. Y remarcó: “Esta gente se movilizó pacíficamente, ejerciendo su derecho ciudadano, en defensa del medio ambiente, si la policía los reprimió es porque hubo una decisión política en tal sentido del gobernador de La Rioja”.

Por su parte, e l diputado nacional Ricardo Alfonsín remarcó: “Repudiamos el significado de esa represión, ya que está demostrando que el Estado pone las fuerzas de seguridad al servicio de los intereses de las empresas extractoras de nuestros recursos, en vez de ser servidoras de los intereses del pueblo riojano”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password