“Macri se quiso hacer el peronista”

El vicepresidente segundo de la Legislatura, Juan Carlos Dante Gullo, opinó sobre el acto que encabezó Mauricio Macri en la inauguración de la estatua de Perón. El histórico referente del peronismo habló de “discurso de campaña” y calificó al candidato presidencial como un “impostor”. Además, confesó su “satisfacción” por la labor realizada como diputado porteño y sostuvo que seguirá militando cuando abandone el Parlamento.

Por Melisa Yael Jofré

Una de las figuras más históricas del peronismo culminará su mandato como legislador porteño el próximo 10 de diciembre. Militante desde los 15 años, y preso político durante la última dictadura militar, Juan Carlos Dante Gullo es uno de los cuadros más representativos dentro del bloque del Frente para la Victoria en la Legislatura porteña.

El ex secretario General de la Regional 1 de la Juventud Peronista dejará su cargo como vicepresidente segundo del Parlamento de la Ciudad, en el recambio de este año. Dentro de su balance, define su paso como “positivo” y “satisfactorio”. Además, reconoce “llevarse muy bien” con sus pares de la oposición, pese a que a la hora de opinar sobre la gestión macrista de los últimos ocho años afirma que es “prácticamente nada” lo que puede elogiarle al Pro.

En diálogo con Semanario Parlamentario, “el Canca” critica la manera en que se llevó a cabo la inauguración del primer monumento a Juan Domingo Perón en la plaza Agustín P. Justo de la Ciudad de Buenos Aires. Aunque Gullo fue uno de los impulsores del proyecto de ley -que se sancionó por unanimidad en 2014- para emplazar la estatua, el diputado decidió no asistir al evento convocado enérgicamente desde el Pro.

El legislador calificó de “cosa chabacana” y “desleal” el acto encabezado por el jefe de Gobierno porteño y candidato presidencial, Mauricio Macri. Además, sostuvo que la oposición, a nivel nacional, “no conoce al pueblo ni a la Argentina”.

Por otro lado, también como acérrimo kirchnerista consideró que “Néstor y Cristina fueron los más peronistas después de Perón y Evita”. A la hora destacar algunas políticas de la era K, Gullo mencionó “la Argentina que genera producción con valor agregado” y que “impulsa el mercado interno”.

En tanto, aseguró que “el próximo presidente es peronista”, en referencia al candidato del oficialismo, Daniel Scioli, y expresó que se seguirá “profundizando” el modelo de “independencia económica, soberanía política y justicia social”.

– Muy pronto se celebrará el 70º aniversario del Día de la Lealtad peronista, ¿cómo lo festejará?

– Yo lo voy a celebrar de la mejor manera, quizás vaya al monumento y coloque una placa. Obviamente ese día va a ser Día de continuos actos y charlas. El peronismo es un movimiento que está siempre activo, sobre todo porque tiene toda una serie de ideologías, recordatorios, fechas, nombres, compañeros que hoy no están, mártires que dieron lo mejor de sí, y bueno, siempre estamos en continua forma de preservar esta historia y además exponerla, sobre todo para las nuevas generaciones.

– ¿Cómo recuerda a Juan Domingo Perón?

– De la mejor manera posible, ha sido una figura revolucionaria y en los años 70 nos significó, junto al “Che” Guevara, una figura relevante para seguir sus ejemplos.

– ¿Cuál es su opinión sobre la inauguración del monumento a Juan Domingo Perón hecha por parte del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri?

– Me parece una cosa fuera de historia, de política, de ética. Me parece que el ingeniero Mauricio Macri, como jefe de Gobierno de la Ciudad, tenía toda la responsabilidad de estar presente en la inauguración; ahora, de ahí a hacer un discurso de campaña proselitista y un acto del Pro es otra cosa. Además adjudicarse y asumirse como peronista, y generar desde la simple manera formal o sin sentido, sin alma para nombrar a Perón, a Evita, o al peronismo, cuando él es todo lo contrario, me parece una cosa chabacana y honestamente muy desleal, desleal con Perón, desleal con todos los peronistas y con la política, porque política no es que hoy sos peronista y al otro día cambias de discurso cuando sos todo lo contrario a ese ideario que determinó el peronismo.

– ¿Cuál cree que será el rumbo del país si Mauricio Macri asumiera como el próximo presidente?

– No, yo futurología no hago. Para mí el próximo presidente es peronista y de la fórmula del Frente para la Victoria.

– Y en este sentido, ¿cómo ve a Daniel Scioli para llevar adelante un mandato presidencial?

– Yo veo a la fórmula muy bien, veo a todos los compañeros que están muy contentos por lo que significa seguir profundizando lo que ha sido, creo yo hasta este momento, algo histórico en la Argentina. Histórico tanto con Néstor como con Cristina, con la oportunidad de lo que significa lo mejor del peronismo en función de políticas que determinan independencia económica, soberanía política y justicia social, que obviamente es una de las piedras angulares que determina el por qué el peronismo es democrático, es popular, y además es transformador y revolucionario.

– ¿Cree que los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández reivindicaron al peronismo?

– Totalmente, fueron los más peronistas después de Perón y Evita.

– Y dentro de esta afirmación, ¿cuáles son las políticas que resalta en estos últimos 12 años?

– Todas, el haber sacado a un país de la ruina, de la crisis, de la descomposición a la que nos llevaron los mismos que hoy predican los ajustes, los acuerdos con los fondos buitres y la expulsión de sectores amplios ante el ajuste. Esto ahora se ha revertido totalmente. Aparte esta Argentina de hoy es totalmente diferente, es una Argentina que genera producción con valor agregado, que impulsa el mercado interno pero que a su vez tiene una política y presencia internacional. Esta Argentina nos permite generar todo lo que significa estar en el mundo y generar exportaciones con valor agregado, darle ampliación a todo lo que es la producción, el trabajo, el empleo y abordar temáticas que parecían olvidadas.

Lo que pasa es que hay una frágil memoria, cuando Néstor se hace cargo del país, y consecuentemente el peronismo se hace cargo en la post crisis de Fernando de la Rúa y de la alianza, el país estaba prácticamente en una situación de estar arrodillado y eso se revirtió totalmente. Los mismos que lloraban por el corralito y el corralón, a lo que nos habían llevado y los que avalaban a Cavallo, son los mismos que hoy piden el ajuste y se olvidan de lo que fue ese pasado reciente.

– Desde su rol como diputado de la Ciudad de Buenos Aires, ¿puede destacar logros en la gestión macrista?

– Prácticamente nada, es un impostor. En la inauguración del monumento a Perón, Macri lo demostró al querer hacerse el peronista y ver cómo saca un par de votos de la manga del peronismo, pero bueno, ellos no conocen al pueblo ni la Argentina real por eso no les va a ir bien.

– Sin embargo en estos 8 años usted trabajó junto a otros legisladores de la oposición, ¿cómo fue su relación con ellos?

– Muy bien, la verdad que yo me llevo muy bien con todos, pero eso no significa que no marque las diferencias políticas e ideológicas, porque eso es la política, y además lo importante es que todo el mundo sepa de qué vereda estoy.

– ¿Qué balance podría hacer de su paso por la Legislatura porteña?

– Tengo una actividad política muy intensa, el legislador no es un ente ausente de lo que es el día a día, la militancia, la exposición pública. Yo además soy un tipo que me pongo mucho al nivel de los medios, tengo opinión para todo. Entonces este balance es muy optimista y estoy muy contento de lo hecho.

– ¿Qué leyes sancionadas podría destacar?

– Muchas, puedo destacar muchas. He trabajado en lo institucional, he acompañado proyectos en el bloque, en el interbloque, en todas aquellas cosas que incluso no eran del interbloque y me las presentaron para estudiarlas, así que me siento satisfecho con lo realizado.

– ¿Dónde cree que se encontrará luego del 10 de diciembre cuando culmine su mandato?

– En la calle, como siempre, no durmiendo a la intemperie, sino militando.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password