Tiene dictamen el proyecto para el desarrollo de la industria satelital

La iniciativa que establece el Plan Satelital Geoestacionario que regirá de aquí a 20 años fue aprobada en un plenario de comisiones de Diputados y será discutida este miércoles en el recinto. La oposición objetó que se requieran dos tercios del Congreso para la transferencia de las acciones estatales en ARSAT.

El proyecto que promueve el desarrollo de la industria satelital tras el lanzamiento del ARSAT-2 obtuvo dictamen favorable este martes en un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados y será tratado en el recinto este miércoles.

La iniciativa fue aprobada en las comisiones de Comunicaciones e Informática y Presupuesto y Hacienda con la presencia del presidente de la Autoridad de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC), Norberto Berner, y el titular de la empresa estatal ARSAT, Matías Bianchi.

La propuesta de ley fue criticada por el Pro y el Frente Renovador, a diferencia del Senado, donde fue aprobada por unanimidad.

El proyecto establece el Plan Satelital Geoestacionario Argentino que tendrá vigencia hasta 2035, plazo en el que se prevé crear otros ocho satélites, además de los ya lanzados ARSAT-1 y ARSAT-2.

Bianchi explicó que el proyecto declara de “interés público el desarrollo de la industria satelital y de prioridad nacional”, y señaló que será ARSAT la empresa que “ejecute las acciones necesarias para llevar adelante el Plan Satelital”.

El funcionario precisó que la compañía fue creada en el año 2006 y que su estatuto prevé “que proteja las posiciones orbitales de Argentina”.

Según apuntó Bianchi, los cuatro puntos principales del plan son la regulación de la política satelital; la búsqueda de mayor competitividad; la aplicación del desarrollo a otras ramas de la industria y el intento de que la región se convierta en fabricante de satélites.

En tanto, Berner destacó que el proyecto “da la posibilidad de que todos los argentinos, sin importar el lugar donde vivan, tengan acceso a las tecnologías de la información y las comunicaciones”.

El titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Roberto Feletti (FpV) remarcó que entre 2014 y 2016 hubo “una política de inversión sostenida para la empresa ARSAT”.

Detalló que en 2014 se invirtieron 2.935 millones de pesos; en 2015, 3.632 millones; mientras que en el Presupuesto para 2016 se prevé destinar 2.979 millones para esta compañía.

La oposición centró sus críticas en el artículo que establece que en caso de que se deseen transferir el 51 por ciento de las acciones de “Clase A” que hoy posee el Estado en ARSAT, se requerirá el voto de los dos tercios del Congreso.

Patricia Bullrich (Unión Pro) consideró que esta condición para el desprendimiento de las acciones “es una traba” y que además “el único texto avalado para establecer mayorías especiales es la Constitución Nacional”.

En el mismo sentido se expresó el jefe del bloque macrista, Federico Pinedo, quien alertó que se busca “quitarle al próximo gobierno la facultad sobre el espectro radioeléctrico”, postura con la que coincidió Oscar “Cachi” Martínez (Frente Renovador).

Edgardo Depetri, del Frente para la Victoria, salió al cruce de Bullrich: “¿En qué artículo de la Constitución se basó cuando fue ministra de Trabajo y le descontó el salario a los trabajadores y jubilados?”, le preguntó.

Para el legislador oficialista, Bullrich “trata de deslegitimar una iniciativa política que nosotros estamos poniendo a discusión en la Cámara de Diputados”.

Es que, durante su discurso, la legisladora reelecta consideró que, por el poco tiempo que le queda a esta gestión, “este proyecto está enmarcado en un gobierno fuera de gobierno”.

“Las elecciones que van a venir el 22 (de noviembre) pareciera que tienen poca importancia”, cuestionó la macrista.

Agregó que “si fuera política de Estado, los que están disputando la posibilidad de ser gobierno estarían sentados discutiendo”, pero “esto no es política de Estado, es política de un partido para capturar el Estado”.

Por el Partido Socialista, Alicia Ciciliani adelantó su apoyo con disidencia parcial, al considerar “adecuado” que se declare de “prioridad nacional” al desarrollo de la industria satelital, aunque también cuestionó la condición de la mayoría especial.

“Un plan nacional requeriría los esfuerzos por lograr consensos más amplios que la mayoría legitima del bloque kirchnerista”, señaló la santafesina.

El Frente para la Victoria intentará convertir el proyecto en ley este miércoles, cuando la Cámara de Diputados sesionará con una batería de proyectos antes del balotaje.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password