Soberbia e impunidad, “pasiones” peligrosas del abuso de poder

Por Myrian Juárez. La diputada reflexiona sobre las "prácticas nocivas" del Frente para la Victoria en el Congreso a propósito del nombramiento de dos auditores.

Sostuve meses atrás que algunas “formas” del Frente para la Victoria afectaban la calidad institucional y la convivencia democrática, transcurrido el tiempo lo que sucedió es que se profundizaron los “modos” y hoy, al final de un ciclo, están naturalizados a tal punto de considerar como “normales” líneas conductuales difícil de explicar.

Lo acontecido en la Cámara de Diputados en la última sesión, refleja lo dicho y nos conduce nuevamente a reflexionar sobre la complejidad de las “formas” que emplea el oficialismo para imponer su agenda política. Imponer un discurso único por la “fuerza del número” no es bueno para una sociedad que nos exige debatir razonablemente, sin confrontaciones inútiles y con madurez política.

La discusión central es, cuanto estamos dispuestos a aceptar como “normal” que los porcentajes obtenidos y la soberbia de los números autorizan o avalan prácticas nocivas que implican avasallamientos institucionales, vulneraciones legales, degradaciones consumadas; pensado (pareciera) para garantizar la continuidad en el poder o lograr la impunidad de los mismos. Las argumentaciones y posiciones “diferentes” son lógicas en los procesos democráticos pero la confrontación permanente y la falta de respeto sistemática es síntoma evidente de sostener que los “medios justifican los fines” o que vale todo para lograr lo que decide el Poder.

Usted pensará, esto no es nuevo… lamentablemente no lo es, pero la gravedad radica en que además de haberse naturalizado; ahora explicitan algunos “poderosos circunstanciales” que la soberbia de los números les puede garantizar impunidad.

Nelson Mandela, maestro de vida, sostuvo sabiamente: “al salir por la puerta hacia mi libertad supe que, si no dejaba atrás toda la ira, el odio y el resentimiento, seguiría siendo un prisionero”.

Argentinos, es tiempo de aprender… la soberbia y la impunidad son pasiones peligrosas del abuso poder que transformada y plasmadas en “regla” conducen a un inexorable y tremendo abismo, muchas veces disfrazado ficticiamente de cima.

*Diputada nacional del Frente Cívico por Catamarca.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password