En estado de ebullición

Las cámaras de Diputados y de Senadores de la provincia de Buenos Aires están en ebullición, experimentan como nunca un proceso de cambio y todo parece indicar que se tendrán que seguir esperando las definiciones, pero ya están las bancan con nombres propios y “hojas de rutas” para ir construyendo los acuerdos necesarios entre los distintos sectores.

La irrupción de María Eugenia Vidal como gobernadora electa en la provincia de Buenos Aires reconfigurará el escenario político bonaerense. Todavía la totalidad de la dirigencia política no terminó de procesar lo que significa el acontecimiento político. El último gobernador electo que no era ni peronista ni radical de la provincia de Buenos Aires fue Rodolfo Moreno que, fraude patriótico mediante, asumió en enero de 1942 y extendió su gestión hasta abril del 43 cuando presentó la renuncia, según recordó el analista Lisandro Sabanés.

En dato que aparece en el primer vistazo es que con Daniel Salvador como presidente del Senado, el radicalismo volverá a tener un espacio de poder trascendente en la Provincia. Se espera que allí se cobijen dirigentes radicales, pero también podría haber hombres del PRO, aunque todo se sabrá después del balotaje del 22 de noviembre. En el entorno de dirigente radical sobresalen Claudio Alfonsín y Mariano Mugnolo que podrían desembarcar en la gestión del Senado.

Pero después del 10 de diciembre se desplegaron vientos de cambio tanto en el plano Ejecutivo como Legislativo. Y en el Parlamento, caja de resonancia de la política, ya comenzaron los primeros movimientos.

La gran incógnita a develar, quién finalmente será el nuevo presidente de la República Argentina, sobrevuela los movimientos; si Mauricio Macri se impone se fortalecerá aún más la posición de Cambiemos; pero si Daniel Scioli logra ser el próximo presidente de la Nación, la futura tropa legislativa del FpV mostrará una cohesión y capacidad de acción difícil de doblegar en la negociación política provincial y puertas adentro de la propia Legislatura que se avecina.

Empero, independientemente de la incógnita nacional que resulta determinante en gran medida, hay cuestiones que se definieron en el proceso electoral provincial que ha concluido; por caso, la conformación de las cámaras, el titular del Ejecutivo y el vicegobernador, entre otras cuestiones.

Así, los legisladores ya tienen un mapa de los recintos y sopesando permanentemente las dos posibilidades ensayan acercamientos o simulan distancia; analizan diversas posibilidades y plantean hipótesis de posibles entendimientos y necesidades.

En fin, a la luz de varias incertidumbres, los legisladores de la provincia de Buenos Aires ya comenzaron a hablar entre ellos, todos con todos, y empezaron de esa forma su propia transición legislativa. De hecho el vicegobernador en ejercicio Gabriel Mariotto y el electo Daniel Salvador ya se vieron las caras esta semana, en lo que fue la primera reunión protocolar de los dirigentes.

Cabe destacar que la negociación en la Cámara de Diputados no reconoce límites y además hay que recordar que la conducción es del Presidente y del Vicepresidente, con firma, que en la actualidad pertenecen a un mismo signo político, el FpV, pero que no necesariamente tiene que ser así. La Cámara de Diputados en su formalidad concibe el cogobierno, que antes oficialismo fuerte no se echa menos a esa opción.

El Senado tiene un orden más establecido desde el momento que el vicegobernador es el presidente del Cuerpo y por lo tanto se transforma en el principal interlocutor de los diversos grupos que se van conformando en el recinto.

Pero veamos los detalles de algunos movimientos esbozados en cada una de las arenas políticas legislativas del principal distrito de la República. Esta mirada se dirige especialmente a la Cámara de Diputados pero también da cuenta de algunas cuestiones que repercuten en el otro recinto, el Senado bonaerense.

Diputados

El desembarco masivo del macrismo se dará en la Cámara de Diputados, donde hoy ostenta sólo tres bancas en el bloque Juntos por Buenos Aires. A partir del recambio legislativo, el escenario será distinto, aunque la primera minoría seguirá en manos del FpV, que tendría 36 escaños; Cambiemos 28 (en caso de unificarse los bloques); FR-UNA 21; Progresistas 4; y habrá 3 independientes: Mario Giacobbe, Mónica López y Guillermo Kane, del FIT.

La bancada de Cambiemos como tal aún no está en la cabeza de los principales armadores. Por lo que la opción más viable es la conformación de un interbloque, que estaría compuesto, en principio, por 14 diputados de Juntos por Buenos Aires, 9 de la UCR, 2 de Espacio Abierto y 2 de extracción sindical, uno que responde a Hugo Moyano y otro a Gerónimo Venegas.

Con el objetivo de sellar la gobernabilidad, el PRO analiza posibles acuerdos, tanto con el FpV como con el FR, aunque estarán sujetos a definiciones que se den en el plano nacional.

Si se toma en cuenta el primero, el peronismo/kirchnerismo mantendrá un fuerte poder territorial (58 intendentes) y las primeras minorías en ambos recintos legislativos. Con ese caudal, el FpV se ilusiona con retener la presidencia de Diputados, hoy en manos de Horacio González, cabeza de lista en la Primera Sección Electoral, única sección donde se impuso el oficialismo en la elección de diputados.

De darse la continuidad de González, la discusión se dará por la vice del Cuerpo, que ostenta José Ottavis, y que es crucial con su firma para el normal funcionamiento legislativo.

Son varios los nombres que suenan para ocupar los principales puestos que deberá cubrir el PRO, ya sea de autoridades de la cámara o de bloque. Sin embargo lejos está el macrismo de poder definir los espacios por consenso. De hecho, la primera interna se vio a días de los comicios del 25 de octubre, cuando los legisladores electos se reunieron en ausencia de los diputados que le responden a Emilio Monzó, coordinador de la campaña nacional de Mauricio Macri, que no fueron invitados.

La disputa puertas adentro se da entre los legisladores que le responden a Jorge Macri (jefe de campaña bonaerense), Emilio Monzó, María Eugenia Vidal y Daniel Angelici (presidente del Club Atlético Boca Juniors).

En la previa se especulaba con que el actual diputado de Juntos por Buenos Aires, Orlando Yans (responde a Angelici), con mandato hasta 2015, podría ser quien tome la posta en la Cámara baja. Sin embargo el pergaminense estaría fuera de esa carrera y pelearía por ser autoridad de bloque.

Por su parte la futura gobernadora tiene en el diputado electo Manuel “Manu” Mosca su mano derecha en la Cámara joven, aunque algunos aseguran que su futuro podría estaren el Ejecutivo. El representante de Monzó en Diputados será Marcelo Daletto, funcionario porteño y cabeza de lista en la Cuarta Sección; y Jorge Macri intentará colar a su hombre de confianza, César Torres.

El otro frente de conflicto se da con el radicalismo, que hasta ahora se muestra reticente al bloque Cambiemos, escenario que le podría traer más que un dolor de cabeza al macrismo, expresado en el hay que ver qué es lo más conveniente.

La otra opción que se analiza en el seno de Cambiemos de cara al balotaje es la de llegar a un acuerdo político parlamentario con Sergio Massa, pacto que tendría sus consecuencias en Diputados, donde el FR tendrá 21 bancas y será crucial para los acuerdos parlamentarios. Dentro de ese acuerdo, mejor o peor, una de la chances que se deslizó es que el massismo pase a presidir la Cámara de Diputados, ya sea presidencia o vice. A tal punto cotiza el massismo en Diputados que incluso hasta los más aventurados no descartan tampoco un acuerdo parlamentario con el FpV, general o incluso de una facción que puede tomar ese rumbo en caso que el acuerdo no conforme a las expectativas de todo el colectivo.

El nombre que flamea en todos los paladares de un entendimiento con el FR y que aparece como un posible presidente de la Cámara baja es el actual presidente de la bancada del massismo y ex ministro de Economía de la provincia, Jorge Sarghini.

Más allá de las distintas conjeturas, nada se definirá antes del balotaje. Tampoco la continuidad del bloque del FpV como tal, versión que tomó vuelo durante la última semana y que también se traduce en clave electoral, en la disputa que se da entre el peronismo y el kirchnerismo duro.

Incluso, algunos azuzaron la posibilidad de desempolvar el bloque “marca PJ” en ambas Cámaras, integrado por legisladores peronistas. En diputados, según las primeras especulaciones, serían 16 bancas para el PJ, 14 para La Cámpora, 3 para el Movimiento Evita, 1 para los Movimientos Sociales y dos aún indefinidos. Así, ante un posible proceso de renovación peronista, por un lado quedaría el “cristinismo”, referenciado en La Cámpora, y por el otro el peronismo, que buscará líder para enfrentar la renovación.

El cierre de lista en el FpV disparó una serie de conflicto inesperados, La Cámpora fue la dueña de la lapicera y muchos jefes territoriales del peronismo consideraron poco diplomática la jugada de poblar las listas con candidatos en función de los números de CFK y no de las realidades políticas.

Estas conversaciones son escuchadas con atención dentro del massismo que obviamente alientan posturas independentistas y se azuzan la posibilidad de la creación de bancadas menores independientes de una definición ordenadas desde la máxima conducción en función de diversas realidades particulares de distintos dirigentes.

En este sentido hay dos diputados que recientemente abandonaron el bloque del FR y conformaron bancadas independientes y están expectantes para ver cuál es el destino de tres o cuatro diputados que aun conforma el FR.

En el Senado, esta acción tiene una forma más acabada, por dos motivos. Por un lado, como ya se ha dicho se sabe quién es el futuro presidente, pero por otro, Cambiemos tiene un interlocutor legitimado por una trayectoria propia dentro de ese ámbito, se trata del actual presidente de la bancada de Juntos por Buenos Aires, Roberto Costa, que trabaja para que la gobernadora tenga mayoría a partir del 10/12.

Mientras tanto, en la Cámara baja también se está produciendo un debate con ruido en el bloque del GEN, será muy difícil que los cuatro margaritos salgan juntos en esta coyuntura, dos de los integrantes están muy cerca de Cambiemos mientras que los otros dos se entusiasman con negociaciones que tiene otros cursos.

Bloque de diputados FpV

PJ 16

La Cámpora 14

Movimiento Evita 3

Movimientos Sociales 1

Indefinidos 2

Total 36

Bloque de diputados Cambiemos

Juntos por Bs AS 15

UCR 9

Espacio Abierto 2

Sindicalistas 2

Total 28

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password