“El peronismo no puede votar a Macri”

Muy dura con el candidato presidencial de Cambiemos, al que considera “lo más viejo en términos de proyecto de país”, la jefa del bloque del FpV de la Cámara baja Juliana Di Tullio, espera fervientemente que Daniel Scioli se imponga en el balotaje. Destaca las condiciones del candidato presidencial del FpV, y aclara que a ella la seguirá conduciendo Cristina Kirchner.

Por Agustín Alvarez Parisi

Recientemente los medios se hicieron eco de la frase que se tatuó en la espalda la presidenta de la bancada del FpV en la Cámara baja, Juliana Di Tullio. “No fue magia”, dice el mismo, que ella celebra y justifica, aunque hay otra frase de la presidenta de la Nación que considera la más importante expresada por Cristina Kirchner, que habla del legado que deja. De ella dice con orgullo que seguirá conduciéndola desde el llano, pero no por ello menoscaba a Daniel Scioli, para quien reclama el voto en este balotaje, advirtiendo que su rival, Mauricio Macri, representa el país de 1880.

No tiene contemplaciones con el líder del Pro, al que define como “lo más viejo que hay en la historia de la Argentina”. Y confiada en el resultado del 22 de noviembre, Di Tullio asegura que “el peronismo no puede votar a Macri”.

– ¿Qué análisis hace de las elecciones del 25 de octubre?

– Bueno, el pueblo argentino se expresó, salió favorable la elección a Daniel Scioli y a Carlos Zannini, segundo salió Mauricio Macri, no alcanzándole a la fórmula oficialista para ganar en primera vuelta, con lo cual hay un escenario por primera vez de balotaje efectivo en nuestro país. Una cosa inédita, pero interesante; como cuadro político a mí me resulta interesante. Creo que hay una incógnita en todos los sectores de cómo será el resultado. Yo espero que el pueblo argentino defina por seguir acompañando el rumbo de transformación que esta Argentina vivió en los últimos 12 años, que ha mejorado la vida significativamente de los argentinos y argentinas. Este es mi deseo, yo voto a Scioli y a Zannini, me encantaría que el pueblo argentino también lo hiciera. Pero bueno, el pueblo es soberano, decide, y nosotros, los peronistas, a los que nos acusan hace tantos años de poco democráticos, somos los únicos que aceptamos el resultado del voto soberano. No como algunos bloques, sobre todo Cambiemos, que en Tucumán no aceptaron la voluntad soberana del pueblo y la cuestionaron en la Justicia. Nosotros no nos quejamos: cuando el pueblo habla, no gritamos fraude. Decimos que el peronismo tiene que escuchar lo que el pueblo dice.

– Scioli ganó por casi 600 mil votos, pero quedó la sensación de que el FpV hubiese perdido…

– Es que yo creo que hay una construcción mediática sobre eso. Nosotros tenemos claro que el Frente para la Victoria es la fuerza política más votada; ahora, hubo una construcción mediática, entiendo yo que avalada por una realidad que es contundente, que es la victoria de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires, a la que quiero aprovechar para decirle que tiene mi solidaridad, y que cuenta conmigo para hacer una buena gestión en la provincia de Buenos Aires. Somos vecinas, además, yo vivo en Morón, en Castelar, vivimos a pocas cuadras, así que aprovecho para felicitarla y decirle que cuenta con mi colaboración, siempre y cuando sus decisiones tengan que ver con cuidar a los sectores más vulnerables, a todo el pueblo de la provincia de Buenos Aires, y que tenga en cuenta el interés de los bonaerenses.

– ¿Usted cree que el justicialismo no le pondrá palos en la rueda?

– No, nosotros no somos el Grupo A, ¿eh? Nosotros somos democráticos, el peronismo es democrático. El Grupo A son los otros, no nosotros, nunca lo hemos sido, no nos juntamos ni hacemos rejuntes para hacer barbaridades, ni para voltear a nadie, ni para hacer la máquina de impedir. Eso lo hace el resto de los partidos, y hay que decirlo claramente: Mauricio Macri construyó un partido de derecha democrático, y por primera vez juega en las urnas la derecha de este país. Y está bien, la derecha ha ganado en la provincia de Buenos Aires, yo acepto esa decisión popular.

– ¿A Scioli lo están apoyando todos los sectores del justicialismo, más allá del Frente para la Victoria?

– Todos, sin lugar a dudas. Todos, absolutamente todos; es nuestro candidato.

– ¿Cómo ve la participación en este balotaje de los intendentes del conurbano, muchos de los cuales perdieron estas elecciones?

– El peronismo, cuando se reactiva y pone en funcionamiento su creatividad y su capacidad de convencimiento, de caminar, de persuasión, es imparable. Y eso es lo que estoy viendo yo hoy en el conurbano, por lo menos. No se en el resto de las provincias, no puedo recorrerlas todas… Y además veo a la gente movilizada; la gente tiene miedo. Nosotros no hacemos campaña sobre el miedo: Macri es un hombre muy viejo, es lo más viejo en términos de proyecto de país. Es el país de 1880, entonces lejos de cambiar y ser novedoso y moderno, es lo más viejo que he visto desde 1880 para acá… Lo novedoso es que va a elecciones, lo novedoso es que le pide el voto al pueblo, que no lo hace ni a través del fraude, ni los golpes de Estado. Que la derecha esta vez le pide el voto al pueblo, eso es lo único nuevo que tiene; en el resto es absolutamente viejo. Mauricio no es Mauricio, Mauricio es Macri, es lo más viejo que hay en el país.

– La oposición dice que hay una campaña sucia, y Cristina habla en cambio de una “campaña cloaca”, en su contra.

– No hace falta que yo lo explicite mucho. No se qué registro tenés vos sobre la revista Noticias, ¿pero te imaginás un presidente fingiendo un orgasmo por el poder, como salió en la tapa de la revista Noticias? ¿No es por su condición de poder que la atacan? Todos estos años de gritar “yegua”, “loca”, “bipolar”, “corrupta”, “ladrona”… Es una campaña muy virulenta la que hemos tenido estos últimos doce años.

– ¿Adónde cree que irán los votos del Frente Renovador?

– No lo se, yo no puedo hacer futurología, pero el peronismo no puede votar a Macri. Lo digo como peronista, es imposible votar a la derecha, aunque sea democrática… Pero no tiene nada que ver con nuestras ideas y nuestra filosofía, nada… El que se siente peronista, es imposible que vote en blanco, salvo que lo diga Perón, digamos. Pero sino, no votás en blanco. Porque el peronismo no es tibio, busca lo mejor para el pueblo…


– O es blanco, o es negro…

– ¡Pero es que no hay un blanco! No puede haber un blanco: es la derecha o el peronismo, entonces no hay mucho que definir. El que votó a (Sergio) Massa, y está más cerca del peronismo, o es peronista, o es popular, le interesa que el pueblo esté bien, no puede votar a Mauricio Macri, lo más viejo que hay en la historia de la Argentina.

– Usted coincide con lo que dicen muchos de sus compañeros, respecto a que si gana Macri se vuelve a la década del 90…

– Pero ni siquiera es liberalismo solamente, es mucho más viejo que eso. Es mucho más atrás, es el país de 1880. Es tan viejo como entonces.

La polémica por la elección de auditores

– Vamos al Congreso, específicamente a algo que sucedió en la última sesión, con la designación de nuevos miembros de la AGN. El radicalismo y el FR están impugnando esta decisión que tomó la Cámara de Diputados.

– Sí, sí, ya me lo habían adelantado antes de que hiciéramos la sesión, que ellos iban a oponerse y además iban a judicializar. Cosa lamentable, lo digo como diputada de la Nación, yo estoy cansada de ver cómo muchos diputados y diputadas que ni siquiera vienen a la sesión, no trabajan en las comisiones, después judicializan una práctica legislativa. Este es un poder autónomo, es de un desprestigio enorme para la propia práctica legislativa la intromisión de otro poder. Esta fue una decisión autónoma de la Cámara de Diputados de la Nación, porque es su facultad por ley, de poner el bloque de la mayoría, que va a seguir siéndolo después del 10 de diciembre, por eso lo hizo después de las elecciones legislativas. Ya sabemos cuál es la composición futura de la Cámara, esos mandatos están vencidos desde el 5 de septiembre… Hay un señor, que es el doctor (Horacio) Pernasetti, de la UCR, que está ocupando ilegalmente un lugar en la Auditoría General de la Nación; lo que deberían hacer los radicales en vez de impugnar es poner el nuevo auditor general, para que la AGN trabaje normalmente. Pueden ver ustedes la versión taquigráfica de la comisión más importante que tiene la Cámara, que es la de Labor Parlamentaria. Lo que hice fue decirle al presidente de la segunda minoría, que es el diputado Mario Negri, cuál era el accionar que íbamos a tener en la sesión del miércoles pasado; él estuvo de acuerdo en principio. Luego de una semana, muy amablemente dijo que no, que había hablado con el resto de los diputados y que no iban a acompañar al oficialismo, todo en tono muy amable. Luego, en un almuerzo previo y no formal, con los presidentes de los bloques mayoritarios, también lo explicité, y ellos me dijeron que no iban a acompañar esta decisión, y también me adelantaron que seguramente iban a hacer una presentación judicial, a lo que contesté lo mismo que acabo de decir: que me parece lastimoso, lamentable, porque los diputados de la Nación tenemos autonomía para las decisiones propias. Que pedirle la intromisión a otro poder cuando no se tiene mayoría, es producto de la impotencia, pero no es el juego democrático. Lo dije donde se tiene que hacer, que es en Labor Parlamentaria. Y nadie dijo nada. Lea usted la versión taquigráfica de la comisión. A mí ya me lo habían advertido ellos mismos, que iban a hacer escándalo, fue un show. Y esto sigue siendo parte del show. Si después quieren hacer un rejunte, como están amenazando, que van a hacer una especie de Grupo A, otra vez, para quitar los auditores, yo les quiero decir que es absolutamente destituyente y antidemocrático. Si así vamos a empezar un nuevo período con otro presidente elegido por el pueblo, no es una muy buena señal para la democracia en la Argentina.

– ¿Por qué se prorrogaron las sesiones ordinarias?

– Porque la presidenta envió un proyecto para las jubilaciones de los investigadores, para poder aprobarlo.

– Se trataría entonces después de las elecciones…

– Sí, el 26 en Diputados y el 25 en el Senado.

– ¿Y podría haber otra antes del 10 de diciembre?

– Si es necesario, habrá otra. Con la misma composición de la Cámara actual, y el mismo presidente.

– ¿Puede ser que el Poder Ejecutivo envíe otro proyecto más?

Es probable, a mí no me lo ha dicho, pero la presidenta es presidenta hasta el 10 de diciembre, está dentro de sus facultades.

– Usted ha ocupado la presidencia del bloque FpV, ¿podría hacer un balance de lo que ha sido su tarea en el cargo?

– Es difícil hablar de uno. Yo prefiero hablar del bloque, que ha sido muy heterogéneo y compacto a la vez. Con mucha convicción, mucho trabajo, yo solo tengo palabras de agradecimiento para los diputados y diputadas que son parte del bloque, que hemos discutido, trabajado y construido sesiones en estos últimos dos años y medio que me tocó presidir, con un nivel de compromiso enorme. La verdad que el oficialismo ha hecho una tarea inteligente, generosa con el pueblo, y muy persistente en sus convicciones. Y la verdad que solo tengo palabras de agradecimiento: creo que ha sido el mejor oficialismo en la historia de la democracia, en términos no solo cuantitativos, sino cualitativos. Y eso se tradujo en muchos derechos para todo el pueblo en su conjunto. Estoy hablando de un sinfín de leyes que hemos votado y que hemos construido durante estos doce años para dar más calidad de vida, hacer una sociedad mejor, darle más derechos a las mujeres, a los niños, a los jóvenes, a los hombres en general, a la diversidad, a los trabajadores… Me parece que en eso se ha traducido el trabajo de este bloque. Y para mí ha sido un grandísimo honor. Primero, que la presidenta me haya confiado la conducción de este bloque, teniendo 41 años cuando me hice cargo -hoy tengo 44-, siendo mujer, que no es fácil. Pero yo solamente tengo palabras de agradecimiento para la presidenta, por haberme honrado con este lugar, y para mi bloque, por haber tenido el comportamiento político que ha tenido en este Congreso.

– En el Senado, el Frente para la Victoria conservará a partir de diciembre la mayoría. En Diputados, no tendrá el quórum propio, pero seguirá siendo primera minoría. ¿Cómo cree que irá a funcionar ese nuevo Congreso?

– Yo creo que va a ser muy interesante la nueva etapa. Depende del resultado del 22, pero me parece que está todo para aprender, y va a ser muy dinámico y muy interesante en términos políticos.

– ¿Confía que seguirán siendo oficialismo?

– Y, yo confío en el pueblo argentino y confío en que este pueblo pueda autopreservarse, no hacerse daño.

– Algunos sectores, como la izquierda y el socialismo, están llamando a votar en blanco. ¿Qué opina usted?

– A mí me parece una irresponsabilidad muy grande, porque estamos hablando de seres humanos, hombres y mujeres que pueden sufrir mucho, dependiendo de las decisiones. Me parece lamentable, acá no es la votación de una ley, donde uno tiene un tema de conciencia, acá se trata de la vida de generaciones, de millones y millones de hombres y mujeres… Me parece una irresponsabilidad muy grande hablar de voto en blanco, me duele. La política no vota en blanco, se mete a fondo en las decisiones; la política tiene valentía en las decisiones, y que los dirigentes políticos digan que van a votar en blanco, me parece una enorme irresponsabilidad.

– ¿Por qué hay que votarlo a Daniel Scioli?

– Porque es el mejor presidente que puede tener la Argentina a partir del 10 de diciembre. Porque es el que garantiza continuidad con cambio, porque es un hombre distinto, con un estilo diferente, con energía, porque es joven. Con una característica importante, que es su permanente capacidad de escuchar, dialogar, y sobre todo porque demuestra estar al lado de los intereses del pueblo argentino, y no de los intereses de las corporaciones, de los poderes concentrados, de los intereses foráneos… aunque suene vieja la frase. El piensa en una Latinoamérica como la que hemos vivido estos últimos doce años, piensa en una región cada vez más potente, piensa en los trabajadores y las trabajadoras, los niños y las niñas, piensa en las mujeres… Piensa en la Argentina no como un poder concentrado en la Capital Federal y el área metropolitana, como la piensa el macrismo, para el que el poder es unitario, concentrado en Buenos Aires, en el puerto; Scioli piensa en una Argentina de norte a sur y desde la cordillera hasta el Atlántico. Eso es lo interesante de Daniel Scioli, que piensa en el desarrollo, en la industria, en el futuro de las generaciones. No piensa 200 años para atrás, como piensa Macri. Piensa 200 años para adelante, como piensa un estadista democrático y peronista.

– Macri piensa en el cambio, y Scioli dice que también habría que hacer algunos cambios…

– Pero por supuesto, porque es otra persona, va a ser otro presidente, ¿cómo no va a hacer cambios? Ahora, las conquistas argentinas tienen que seguir siendo políticas de Estado. ¿Cómo le voy a creer a Macri, que votó todo en contra en este Parlamento? Además, lo dijo durante años, que iba a reprivatizar las jubilaciones, que iba a reprivatizar YPF, que iba a reprivatizar Aerolíneas, ¡que esa empresa era un gasto! ¿Cómo le voy a creer que va a seguir dejando Aerolíneas en manos del Estado? Antes no decía mentiras, ahora lo hace, porque quiere engañar al pueblo de la Nación, para que lo voten. La derecha no tiene miramientos, si tiene que mentir, miente para pedirle el voto a la gente. Por eso me parece una enorme irresponsabilidad que la dirigencia política que no es de derecha no llame a votar a favor del pueblo argentino.

– Sectores de la oposición dicen que si gana Scioli es él al gobierno, Cristina al poder…

– (Se ríe) Bueno, eso lo dirimirá el peronismo, la oposición no tiene por qué hablar sobre el peronismo, nunca le interesó… Bueno, lo único que le interesó fue destruir al peronismo…

– ¿Pero Scioli podrá gobernar?…

– ¿Cómo no va a poder gobernar si es nuestro candidato? Si gana, va a ser nuestro presidente de la República. Pero por favor, distinto son las expresiones personales. Yo lo voy a seguir diciendo, lo sabe Daniel Scioli, lo sabe la presidenta, lo saben todos los que me han leído o escuchado: a mí me va a seguir conduciendo Cristina, mi jefa política es Cristina. Ahora, eso no significa nada, yo tengo una excelente relación con Daniel Scioli, excelente. Y él la tiene conmigo.

– Termina el mandato de Cristina este 10 de diciembre, ¿cuál es el balance que hace de su gobierno?

– Cristina dejó todo, se puso el país en la espalda y lo llevó a un lugar que no imaginábamos los argentinos en 2001. Después del gobierno de Néstor, ella vino a profundizar lo que hizo Kirchner, y sobre todo después de la muerte de Néstor Kirchner. Estoy orgullosa de la presidenta mujer que hemos tenido. Eso tiene mucho que ver también con que María Eugenia Vidal sea gobernadora, porque nadie hubiera pensado en la Argentina de hace 10 años que una mujer podía gobernar la provincia de Buenos Aires. Como Cristina mostró valentía, para enfrentarse a todo: corporaciones de adentro y afuera; buitres de adentro y afuera; intereses de adentro y afuera… No es nada novedoso, el mundo funciona así, no digo nada atípico, ni nada que no vaya a seguir sucediendo; ahora, Cristina mostró esa gran capacidad de trabajo y esa gran valentía. Como lo definió Kirchner antes de morirse, Cristina es “la presidenta coraje”. Y el pueblo la lleva en el corazón, y a mí esa frase que dijo ella en la apertura de la Asamblea Legislativa del 1° de marzo, que no le va a dejar un país cómodo para los dirigentes, pero sí para la gente, me parece maravillosa. Y aunque yo me haya tatuado “no fue magia”, que es una frase que cayó en la historia para quedarse, me parece que la frase más importante de Cristina es que va a dejar un país más cómodo para la gente y muy incómodo para los dirigentes. ¿Por qué? Porque Cristina deja una vara muy alta para el próximo presidente.

– ¿Cuál será el rol de Cristina a partir del 10 de diciembre?

– Bueno, ella va a seguir conduciendo, ¿no? Cristina ha sido la presidenta de este país 8 años, es como haberle pedido a Alfonsín que se vaya a su casa, qué se yo… Es parte de la democracia. ¿Alguien se hacía la pregunta de qué iba a hacer Raúl Alfonsín si ganaba De la Rúa? A mí me parece un poco exagerada la afirmación de la oposición, a nadie se le ocurrió preguntar si le iba a poner palos en la rueda a De la Rúa, si lo iba a dejar gobernar…

– Mi pregunta va más allá, ¿cree que Cristina podrá amalgamar los distintos sectores del justicialismo?

– Ella le demostró al pueblo argentino que podía mucho, ¿no? Por supuesto que va a poder, pero la respuesta la dijo ella misma. ¿Qué va a hacer Cristina? Va a militar, como siempre. Y en lo que respecta a esta presidenta de bloque, la va a seguir conduciendo. Para mí Cristina es conducción.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password