Scioli y Macri se cruzaron en un áspero debate a una semana del balotaje

Los candidatos presidenciales discutieron a lo largo de casi una hora y media con duros cruces. El candidato presidencial del Frente para la Victoria insistió con su estrategia de cargar contra el rival, mientras que el líder de Cambiemos buscó exhibir un perfil más conciliador e inquisitivo. Ambos eludieron preguntas y apuntaron a sus respectivas gestiones en la Ciudad y en la provincia de Buenos Aires.

Como si fueran los últimos metros de una extensa maratón, los candidatos presidenciales Daniel Scioli, del Frente para la Victoria, y Mauricio Macri, de Cambiemos, dejaron todo en un áspero debate a una semana del balotaje que definirá al sucesor de Cristina Kirchner.

Fue una contienda discursiva a la que no le faltó nada. Apremiado por la escasa ventaja que le sacó a Macri en primera vuelta y las encuestas que lo muestran ahora detrás, Scioli exhibió desde el primer minuto un perfil agresivo hacia su rival y buscó desmarcarse de la gestión kirchnerista ante cada crítica del líder del Pro.

En un salón de actos colmado, el gobernador bonaerense insistió con achacarle al Pro su oposición a distintas leyes y medidas, mientras que el jefe de Gobierno porteño mantuvo un perfil más conciliador y hasta le pidió a su oponente que deje de ser su “vocero” sobre ciertos temas.

Además, hubo críticas mutuas hacia las gestiones de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires y un claro intento de salir a la caza de los votos de los indecisos, aunque ambos candidatos eludieron preguntas.

El evento, organizado por Argentina Debate, tuvo lugar una vez más en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, en un clima de extrema tensión por la incertidumbre acerca del resultado de la segunda vuelta electoral.

Acompañados por sus equipos de campaña, los candidatos se saludaron con un tibio apretón de manos y dieron lugar a un minuto de silencio por las víctimas del atentado terrorista en Francia.

Al igual que en la primera experiencia, la discusión se desarrolló bajo cuatro ejes temáticos: “desarrollo económico y humano”, “educación e infancia”, “seguridad y derechos humanos” y “fortalecimiento democrático”.

En esta oportunidad, el debate fue transmitido por todos los canales de aire de alcance nacional, canales de cable de noticias y portales, y una vez más oficiaron de moderadores los periodistas Rodolfo Barilli (Telefé), Luis Novaresio (América TV) y Marcelo Bonelli (Canal 13).

El debate

Scioli exhibió un perfil confrontativo desde el primer minuto. “Jamás planteé la política en términos de enemistad personal, pero sus propuestas son un peligro para el conjunto para la sociedad”, disparó el candidato oficialista en la primera oportunidad donde tuvo la palabra. Y lanzó una pregunta filosa que no fue respondida: “¿Quién va a pagar los costos del ajuste que va a llevar adelante?”.

Macri buscó mostrarse pasivo. “Te escucho decir desde hace varios días que los argentinos tienen miedo, pero los que tienen miedo son ustedes, porque están gobernando y ya no quieren volver al llano”, respondió, y le pidió a su rival que no haga de su “vocero”, desafiándolo a exponer sus propias propuestas.

“Ustedes son los que han ajustado, por algo hace cuatro años que no crecemos”, advirtió el jefe de Gobierno porteño, aunque el postulante kirchnerista eludió la respuesta e insistió en que el Pro “se opuso a la recuperación de YPF, a la recuperación de los fondos de la ANSES, de Aerolíneas Argentinas” y “fue de los primeros que salieron a decir que había que pagarle a los fondos buitre”.

La primera chicana llegó de la mano del candidato de Cambiemos. “¿En que te han transformado? Parecés un panelista de 678”, le espetó a su contrincante, y agregó: “Vos no sos el cambio, elegiste ser la continuidad, elegiste estar con (Carlos) Zannini y Aníbal Fernández. Nosotros somos el cambio”.

“Es un gobierno que ha mentido y ocultado los problemas”, aseveró Macri, y apuntó a las cifras de pobreza, al preguntarle a Scioli si “Cristina y Aníbal Fernández mienten o dicen la verdad”, pero éste último buscó desmarcarse: “Seguís insistiendo en debatir sobre un gobierno que termina el 10 de diciembre”.

El líder del Pro finalizó el bloque sobre “desarrollo económico y humano” con una dura réplica a las acusaciones sobre una futura devaluación. “El gobierno que más devaluó en el mundo en los últimos ocho años fue el de Cristina Kirchner”, dijo, al recordar que el dólar pasó “de 3 a 15 pesos”.

El segundo bloque, dedicado a “educación e infancia”, arrancó con una pregunta de Macri que también fue eludida por Scioli: “¿Cómo puede ser que en 8 años nunca hayas podido cumplir los 180 días de clase?”, lo acorraló el postulante de Cambiemos.

Scioli, en cambio, se refirió al rechazo del Pro a la creación de universidades, ante la perplejidad de su rival. “Es frustrante, no hay chance de que responda ninguna pregunta que se le hace”, lamentó Macri.

Éste reconoció que la Ley de Fertilización Asistida, que representantes de su bloque votaron en contra, es “un paso adelante”, y apuntó al “nivel de abandono de los hospitales públicos de la provincia de Buenos Aires”. En cambio, Scioli le preguntó “cómo justifica que haya crecido la mortalidad infantil”, a lo que su oponente respondió que “es la misma que en el periodo anterior”.

El tema del narcotráfico volvió a mostrar un intento del gobernador bonaerense se despegarse de la gestión kirchnerista. Fue cuando el exponente de Cambiemos le preguntó por los dichos del jefe de Gabinete acerca de que “en Argentina no se fabrica droga”, y le enrostró que “los delitos subieron de 100 mil a 300 mil” en su gestión.

Scioli volvió a pedirle que no se refiera a “funcionarios que terminan (sus mandatos) el 10 de diciembre”, y en cambio destacó que en Buenos Aires se emprendió la “renovación cuantitativa y cualitativa más importante de la Policía de la provincia”, mientras que la Policía Metropolitana está “limitada a muy pocas comunas”.

“Todavía no pudiste resolver el tema de los trapitos. ¿Creés que vas a solucionar el tema del narcotráfico?”, ironizó el postulante oficialista al cerrar el bloque referido a “seguridad y derechos humanos”.

Al momento de los cierres, Macri señaló que “ya probamos demasiados años enfrentados” y apuntó que “necesitamos un presidente que hable menos y escuche más”, con menos cadenas nacionales.

Por último, Scioli dijo “interpretar muy bien las preocupaciones y demandas de las familias argentinas” y consideró que en el balotaje “hay que optar por un camino que quiere ir hacia el desarrollo y otro que bajo la palabra ‘cambiemos’ quiere ir hacia el ajuste”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password