Decisión y compromiso para combatir la desnutrición infantil

Por Hugo Maldonado. El diputado nacional celebra el acuerdo alcanzado entre Macri y CONIN para enfrentar la desnutrición, que replica un proyecto impulsado por él en su momento.

El anuncio de un acuerdo entre el candidato a presidente de Cambiemos, Mauricio Macri, y el doctor Abel Albino, presidente de la Fundación CONIN, para enfrentar la desnutrición, sobre la base de un programa integral y como política de Estado del próximo gobierno, ha despertado una gran expectativa que corona el esfuerzo de bregar durante varios años con ese trascendente objetivo.

En lo personal, me siento gratificado por la decisión y el compromiso de nuestro candidato a presidente de la Nación, para liderar la lucha contra la marginalidad, la pobreza extrema y para lograr la recuperación de la familia argentina, porque viene a replicar un proyecto de ley de mi autoría (Expte. Nº 8374-D-2012) representado el año pasado, por el que proponía la creación de un Programa Nacional Universal y Obligatorio de Nutrición Infantil y Estimulación Temprana, a partir de la experiencia y la práctica desarrollada por la Fundación CONIN, para extenderlo a todo el país.

Teniendo en cuenta el trabajo y las investigaciones que con tanto esfuerzo han desarrollado el Dr. Abel Albino y su Cooperadora para la nutrición infantil (CONIN), propuse entonces implementar por ley un programa de carácter universal y obligatorio, que asista en todo el territorio nacional a madres embarazadas y niños nacidos hasta los tres años, como mínimo, con entrega de suplementos dietarios, que garanticen igualdad en la alimentación básica necesaria para el desarrollo de la niñez.

Siguiendo aquellas recomendaciones mi proyecto destacaba que la formación del sistema nervioso central está determinada en los primeros años de vida. De tal manera, si durante ese lapso el niño no recibe la alimentación y estimulación necesarias, se detiene el crecimiento cerebral y no se desarrolla normalmente. Por ello el programa propuesto prevé desarrollar e incentivar a los recién nacidos por medio de la estimulación temprana, que es la forma más directa de motivar en los pequeños el desarrollo de los sentidos, el oído, la vista, el tacto, el olfato, que conjuntamente con una alimentación adecuada marcarán de manera determinante el desarrollo de la persona humana.

Hoy siento la alegría de saber que, aunque mi proyecto de ley no fue tratado por el Congreso Nacional – que no dio cabida a iniciativas de la oposición-, aquella siembra ha dado sus frutos.

Veo con satisfacción que renace esa voluntad política al reafirmar la puesta en marcha del “Programa Integral contra la Desnutrición”, en un marco de Pobreza Cero, que funcionará como un órgano autárquico con independencia presupuestaria dentro de la órbita del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en caso de que Mauricio Macri resulte consagrado presidente el próximo 22 de noviembre y se llevará a cabo con un voluntariado nacional integrado por todos los argentinos que quieran participar en la lucha contra la desnutrición.

Utilizo también este espacio y oportunidad para destacar el esforzado trabajo que llevan adelante las tres filiales de COMIN en nuestra provincia (Barranqueras, Quitilipi y Presidencia.Roque Sáenz Peña), a quienes dentro de mis posibilidades acompañe. Teniendo en cuenta los resultados positivos que pueden mostrar.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password