Macri pidió a la Cámara baja no impulsar nuevas leyes en lo que queda de esta gestión

Reclamó que entienda que se eligió un nuevo presidente y pidió “no sacar entre gallos y medianoche más modificaciones al statu quo”. Advirtió que podrían modificarlas.

En vísperas de que el oficialismo en Diputados haga caso omiso al pedido de la oposición de no seguir sesionando hasta que asuma el nuevo Gobierno, el presidente electo Mauricio Macri sostuvo que “la Cámara de Diputados debería entender que se eligió un nuevo presidente y que no debería seguir sesionando para sacar -entre gallos y medianoche- más modificaciones al statu quo”.

Macri afirmó además que las decisiones que se tomaron a partir del 22 de noviembre se modificarán si es que van en perjuicio de los argentinos. Para el mandatario electo, “la Argentina no sólo necesita soluciones, sino que la velocidad de las soluciones cuenta”, y alertó que “vamos a recibir un no Estado”.

En declaraciones al programa A dos voces, de TN, se quejó de la reunión con la presidenta Cristina Kirchner, señalando que le quedan siete días hábiles para empezar a gobernar y señaló que recién el diez de diciembre los nuevos ministros irán a sus oficinas a tomar posición y conocer la situación de cada dependencia. “La presidenta cree que la transición comienza el 10 de diciembre, se puso a disposición a partir de 10 de diciembre”, detalló.

También, indicó que durante el encuentro en Olivos Cristina Kirchner le indicó que el 9 de diciembre habrá un ministro listo para firmar todos los papeles del traspaso, y que el 10 de diciembre estarán todos los ministros a disposición. “El Gobierno saliente tiene que colaborar en que mi equipo pueda entrar a la cancha” pidió Macri.

Luego de que al mediodía la presidenta señalara en el Hospital Posadas que no dejará sin presupuesto al próximo Gobierno, Macri dijo que el Banco Central se está quedando sin reservas, el nivel de sobregasto presupuestario es enorme y eso no se no condice con el relato de la mandataria. “Claramente no nos deja el país que describe”, advirtió.

“Los argentinos nos cansamos de un Gobierno que no respetó la institucionalidad, parte de eso es informar”, dijo Macri. Y agregó: “Hoy no tenemos información, por eso pido paciencia porque el equipo que estoy nombrando tiene que entender dónde está parado antes de comunicar y proponer otras cosas”.

Además, el presidente electo admitió que le preocupan las nuevas leyes y los nuevos nombramientos que se vienen produciendo en este final de mandato. “La Cámara de Diputados debería entender que se eligió un nuevo presidente y que no debería seguir sesionando para sacar -entre gallos y medianoche- más modificaciones al statu quo”, sostuvo. También, Macri afirmó que las decisiones que se tomaron a partir del 22 de noviembre se modificarán si es que van en perjuicio de los argentinos.

Sobre el fallo de la Corte Suprema que indica que hay que cambiar la Ley de Coparticipación, el presidente electo opinó que es razonable, pero que se debería haber dispuesto hace cinco años. “A veces siento que cuando toman ese tipo de fallos que deben pensar que uno tiene soluciones mágicas para poder resolver más de una década de abusos por parte del Gobierno central”, manifestó. Sobre este punto, afirmó que trabajarán para acordar la nueva regla.

Con relación al presidente del radicalismo, Macri sostuvo que “Ernesto Sanz era un colaborador fundamental”. Contó que él conocía la noticia desde la semana pasada y que cuando escuchó los argumentos “no tuvo segunda oportunidad”.

Sin embargo, ratificó que no hay discusión sobre la alianza del Pro con la UCR y remarcó: “Hoy es Cambiemos, estamos felices de trabajar juntos y convoqué al Gabinete a tres radicales y a otros funcionarios en otras áreas”.

Desparramó también elogios para Elisa Carrió, de quien comentó que quiere trabajar “codo a codo” con él, y la definió como “un personaje maravilloso y único”.

“Llilita y Sanz tuvieron un valor importantísimo en este trabajo de construir confianza y trabajar en conjunto. Para ella la puerta de mi despacho siempre va a estar abierta”, declaró.

Por último, Mauricio Macri dijo que espera que Cristina Kirchner se tome un tiempo y opinó que después habrá tiempo para volver a proponer a los argentinos una alternativa. “Los que perdieron tienen que tener la generosidad de acompañar y permitirnos empezar a trabajar”, concluyó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password