“Milagro Sala utilizó la pobreza que hay en Jujuy para beneficio propio”

La diputada Gabriela Burgos sostiene que “quien se hace llamar preso político es aquella persona que se cree con derecho a violar la ley”.

– ¿Cómo responde a las acusaciones que pesan sobre el gobernador Gerardo Morales por la detención de Milagro Sala?

– El gobernador puso en práctica lo que proyectó durante la campaña. Estamos poniendo en orden la provincia. No se tenía noción ni consciencia de lo que era Milagro Sala en Jujuy. Ella siempre pregonó que trabajaba para los pobres, pero el gobernador está reflejando otra realidad. Sala utilizó la necesidad de la gente y la pobreza que hay en Jujuy para beneficio de ella y unos pocos. Ahora se están devolviendo las instituciones a la provincia. Acá se vivía en un miedo permanente, la gente había naturalizado el delito porque no había otra opción. Si no te sumabas a la Tupac Amaru, no podías tener ningún beneficio de ninguna especie. La orden de detención no fue dada por el gobernador sino por un juez que está hace 20 años en la Justicia.

– La oposición denuncia que Sala es una “presa política”, ¿qué cree?

– Quien se hace llamar preso político es aquella persona que se cree con derecho a violar la ley. Acá no hay ningún preso político; lo que hay es una detenida por una denuncia que se hizo, y por la acumulación de penas que ella tenía es que hoy está detenida. Lo que pasa es que se había naturalizado el delito, la sociedad estaba acostumbrada a vivir de esa manera. El acampe hoy continúa sin motivos. Se les dio la posibilidad de reorganizarse y entrar en un organismo donde van a estar reglamentadas todas las cooperativas y se proyecta su bancarización, para que se sepa concretamente el dinero que ingresa y que egresa, y las obras que se hacen. Había personas que ni siquiera sabían a qué cooperativa pertenecían. No obstante, se las recibió. El gobernador está acompañando personalmente a las organizaciones que deben regularizarse y a las que no estaban conformadas, para que se organicen en grupos cooperativistas y adjudicarles el dinero para que comiencen con las obras. Lo que se proyectó siempre es mantener el trabajo.

– También se denunció una asociación ilícita entre exfuncionarios del gobierno de Eduardo Fellner y estas organizaciones…

– En el Instituto de la Vivienda (IVUJ) se están detectando muchas anomalías por altas cantidades de dinero adjudicadas a obras que nunca se hicieron y ni siquiera están proyectadas. Sufren la falta de documentación para la habilitación y el permiso correspondiente. Son expedientes que, antes de que asuma el nuevo gobierno, fueron armados a la deriva para justificar ese dinero. Estamos hablando de más de un millón y medio de pesos que se tenían que entregar en cheques de hasta 50 mil pesos. Hay muchas irregularidades y tuvo que haber una connivencia entre la organización, los cooperativistas que eran los intermediarios de Milagro Sala, con los funcionarios del Gobierno kirchnerista.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password