La polémica por el Tiro Federal Argentino

Organizaciones no gubernamentales, entidades vecinales y representantes de la histórica institución se oponen a la venta del predio. El oficialismo busca que en el lugar se construya un Parque de la Innovación, para lo cual primero deberá crearse la Agencia de Bienes S.E. El proyecto cuenta con aprobación inicial.

Por Melisa Yael Jofré

El fuerte rechazo de un conjunto de organizaciones y entidades vecinales, agrupadas en la campaña “Buenos Aires no se vende”, a la iniciativa del Gobierno porteño para crear la Agencia de Bienes Sociedad del Estado tuvo lugar durante una audiencia pública en la Legislatura porteña.

El proyecto del macrismo es uno más del paquete que el Poder Ejecutivo de Horacio Rodríguez Larreta ve con necesidad de aprobar en las próximas sesiones del Parlamento. La iniciativa primeramente contemplaba una propuesta para crear la Corporación Metropolitana S.E. (presentada el 25 de noviembre pasado), pero fue en la última sesión del año cuando se conoció un texto que no sólo cambiaba de nombre al ente, sino que incorporaba propuestas planteadas en otros dos proyectos.

Todavía con la firma de quien fuera jefe de Gobierno hasta diciembre del año pasado, Mauricio Macri, el 31 de julio de 2015 ingresó por Mesa de Entradas una iniciativa para enajenar una fracción del predio conocido como “El Dorrego”. Más tarde, el 27 de agosto se presentó la propuesta para la “Promoción de la generación, atracción y desarrollo de innovación, conocimiento y talento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, que contemplaba la creación del Parque de la Innovación en la histórica institución Tiro Federal Argentino, en el barrio de Núñez.

De esta manera, el proyecto, que ya cuenta con aprobación inicial, abarca las tres propuestas y sostiene que la Agencia de Bienes podrá “coadyuvar a las áreas competentes en la profundización de la política de distritos para el desarrollo de emprendedorismo, la innovación y las industrias creativas, y fomentar la creación de nuevos talentos y capacidades como motores del desarrollo económico de la Ciudad”.

Además, el oficialismo estableció que dentro de sus funciones, el organismo tendrá competencia para “disponer de los bienes inmuebles incluidos; ejecutar proyectos de obra; coordinar las relaciones entre la actividad pública y la inversión privada, orientando las iniciativas al logro de un desarrollo sustentable; y promover proyectos de infraestructura para garantizar la vinculación entre las diferentes zonas de la ciudad y otras jurisdicciones”.

Según el proyecto, la Agencia administrará también un Fondo de Desarrollo Metropolitano, que estará constituido por los ingresos de lo producido de sus propias actividades, los fondos asignados del Presupuesto de la Ciudad, subsidios y donaciones, las subvenciones y trasferencias que reciba del Poder Ejecutivo, del Estado Nacional, Provincias, Municipios, y demás organismos.

El ente estaría dirigido por un directorio conformado por un presidente y un vicepresidente, propuestos por el Poder Ejecutivo, y 5 vocales, 2 de los cuales serán de la oposición, comprendiendo los bloques parlamentarios con mayoría de representatividad.

La norma se votó en el recinto el 3 de diciembre pasado y contó con 44 votos a favor, comprendidos por legisladores del Pro y el Frente para la Victoria. No obstante, los diputados José Cruz Campagnoli y Pablo Ferreyra, aliados en ese momento del interbloque kirchnerista, se opusieron. Hoy día, ambos forman parte del bloque dirigido por Carlos Tomada.

Los 14 votos negativos se completaron con el Partido Socialista, el Partido Socialista Auténtico, el Frente de Izquierda, SUMA+, la Coalición Cívica y Bien Común. También votaron en contra los exlegisladores Pablo Bergel y Alejandro Bodart; mientras que Javier Gentilini (FR) y Graciela Ocaña (Confianza Pública) se abstuvieron.

El Parque de la Innovación es una ambición del Ejecutivo, impulsada desde el Ministerio de Modernización, Innovación y Tecnología. El oficialismo planteó que el parque tendrá como motivo “posicionarse como centro urbano que impulse la generación, atracción y desarrollo de la innovación, del conocimiento y del talento de la Ciudad”.

En la propuesta se establece que el predio se divida en tres partes, una de las cuales corresponde al edificio que fue declarado Monumento Histórico Nacional y que seguirá siendo gestionado por la entidad Tiro Federal. En tanto, otro de los polígonos pasará a manos de privados para la construcción del parque.

De lo que resulte de la venta, el 20 por ciento se destinará a la urbanización de la Villa 31 y 31 bis, según plantea el proyecto. Además, dentro del parque se deberá destinar un mínimo de 120 mil metros cuadrados a establecimientos educativos, de investigación y residencias para estudiantes. Por otra parte, la venta de una fracción de “El Dorrego” se utilizará para la construcción del Centro Metropolitano Audiovisual.

Desde la Coalición Cívica, la legisladora Paula Oliveto Lago anticipó el voto negativo del proyecto por las “inconsistencias formales”, y aseguró que cuenta con “baches” que la Justicia podría utilizar para declarar su inconstitucionalidad, una vez sancionado.

En tanto, el diputado Marcelo Ramal (FIT) también adelantó su posición en contra y sostuvo que la creación de la Agencia de Bienes “va en la misma dirección que Corporación Puerto Madero y Corporación Sur”. La Corporación Puerto Madero fue creada bajo la intendencia de Carlos Grosso y la Corporación Buenos Aires Sur bajo el Gobierno de Aníbal Ibarra.

“Replica un modelo político institucional que va a llevar a una completa privatización de las tierras de la Ciudad. Detrás de la fachada se está armando un mega desarrollo inmobiliario”, expresó el legislador.

Según pudo saber Parlamentario, el Gobierno porteño mantiene negociaciones con Tiro Federal por la reubicación del lugar, y desde la institución se ejerce presión para no trasladarse hacia el sur de la Ciudad.

Rechazo en audiencia pública

La iniciativa fue sometida a la instancia de audiencia pública, no vinculante, en la que los oradores expresaron su rechazo por el proyecto de ley. En este sentido, el presidente de Tiro Federal Argentino, Juan Carlos Salerni, sostuvo que “van en contra de Tiro Federal porque es necesariamente donde está el negocio inmobiliario”.

Por su parte, el abogado urbanista Jonatan Baldiviezo consideró que la creación de la Agencia de Bienes S.E. “es una de las mayores privatizaciones de la Ciudad de Buenos Aires”. “En estos 8 años más de 170 hectáreas han sido concesionadas o vendidas”, señaló y recordó que muchas de las leyes de esta índole fueron votadas “en un corto plazo”.

Una de las socias de la institución, Claudia Burgos dijo que “no pueden crear la Agencia de Bienes” porque “esta agencia viene a conformar una inmobiliaria”. “Las grandes ciudades no venden su patrimonio”, expresó.

Otra de las socias de la entidad, Alejandra Mestre, manifestó su “enorme preocupación” por “el riesgo que corre el Tiro Federal”. “Este espacio actúa como un pulmón para todos los vecinos”, sostuvo y advirtió sobre el “daño urbanístico” y el “riesgo de inundaciones”.

En este sentido, otro de los socios aseguró que “ese suelo no puede ser habitado por una gran cantidad de personas” y que “no se hicieron los estudios necesarios”.

Un miembro del Consejo Consultivo de Palermo también puntualizó en que en la iniciativa “se mencionan algunos bienes, pero en realidad lo que se propone es rematar todo lo que hay al Norte y Este de la Ciudad”. Además de reclamar que no está delimitado el alcance de los bienes, el vecino recordó que la ley de primera lectura “se aprobó sin debate, no hubo discusión”.

Una de las oradoras también fue la exlegisladora María José Lubertino, quien les pidió “de todo corazón” a sus “compañeros del Frente para la Victoria y ECO” que “no se hagan eco de este proyecto”. “Esto es un delito y no se puede votar un delito”, sentenció.

Otros proyectos en carpeta

Dentro del paquete de iniciativas que el oficialismo tiene en su agenda, se encuentran una serie de leyes que cuentan con aprobación inicial y fueron sancionadas también el pasado 3 de diciembre. Una de ellas es la propone concesionar por 30 años el Centro de Exposiciones y Convenciones que se encuentra en construcción en Recoleta.

El predio está delimitado por el Parque Thays y la Plaza República Federativa de Brasil, próximo a la Facultad de Derecho de la UBA. Estará destinado a la organización de convenciones, eventos y exposiciones que se desarrollen en la Ciudad, y tendrá una capacidad para más de 5.000 personas.

Por otra parte, está el proyecto para el llamado a licitación pública para el diseño, construcción, mantenimiento, administración y explotación del centro cultural, gastronómico y playa de estacionamiento “Plaza Dr. Bernardo A. Houssay”.

Además, se sancionó en primera lectura la creación del “Distrito Joven”, que implica la modificación de la zonificación de una serie de predios con el objetivo de mejorar el tejido y distribución de los usos del suelo en la franja costera del Río de la Plata.

En la iniciativa se manifiesta: “se considera prioritaria la regulación de las actividades nocturnas para adultos jóvenes, delimitando un espacio dentro de la Ciudad que, por su lejanía a sectores residenciales, permita absorber el impacto negativo de las mismas, armonizando así la convivencia entre los vecinos”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password