El kirchnerismo denuncia una “persecución” contra su líder

Cargaron contra el Gobierno nacional y calificaron al fiscal que imputó a Cristina Kirchner como “militante de (Elisa) Carrió”. “Quieren tapar la mugre de Macri”, arriesgó Agustín Rossi.

El kirchnerismo salió con los tapones de punta a rechazar la decisión de imputar a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. El presidente del bloque FpV-PJ de Diputados, Héctor Recalde, habló de “una persecución” contra la exmandataria, alertando sobre “imputaciones fáciles con pruebas que no existen”.

Atribuyó todo al Gobierno nacional, asegurando que con la llegada de Mauricio Macri al poder se ha generado “un ánimo de revanchismo similar al del golpe del 55”, y ratificó la decisión de ese sector de concurrir el miércoles a acompañar a Cristina Kirchner a Tribunales, donde debe declarar ante el juez Claudio Bonadio.

Negó además tener “miedo” por la suerte que vaya a correr la líder del Frente para la Victoria. “Miedo deberían tener los que intentan detener a Cristina Kirchner”, retrucó, para emprenderla luego contra el presidente y vincularlo con los Panamá Papers, al señalar que “necesitamos que Macri explique para qué armó la empresa offshore. No es serio el argumento de Macri. Una cuenta offshore suele hacerse para fines ilícitos”.

La expresidenta del bloque kirchnerista de Diputados Juliana Di Tullio tuiteó inmediatamente después de conocida la noticia: “Marijuan? El militante de Carrió? La independencia de la justicia? A mí no me van con ese cuento… No subestimen al pueblo argentino”.

Otro exjefe del bloque K, el ahora legislador del Parlasur Agustín Rossi, se manifestó por su parte en el marco de una charla brindada en Rosario, donde cargó contra el presidente de la Nación diciendo que “quieren tapar la mugre de Macri persiguiendo a Cristina”, y continuó señalando que “Macri y su gabinete son un Laverap. El presidente, su familia, y sus funcionarios tienen cuentas offshore. Todos evaden”.

Asimismo aseveró que la evasión de impuestos y la fuga de capitales “son prácticas comunes de las clases altas argentinas para financiarse personalmente”, y analizó que “tiene que ver con sus propios intereses, por eso no les interesa endeudar al país”. Asimismo sostuvo que si se sanciona la Ley del Arrepentido “vamos a quedar en manos de tránsfugas que pueden decir cualquier cosa para bajar su propia pena e imputar a cualquiera”, y más aún “si ese cualquiera le cae en gracia al Poder Judicial. Esta ley es para meter preso a los inocentes”.

Entre tantos mensajes del kirchnerismo en las redes, el legislador de Nuevo Encuentro José Cruz Campagnoli convocó a acompañar a la expersidenta el 13 a Tribunales, y tuiteó: “Te juro que en los malos momentos. Los pibes siempre vamos a estar”.

Por su parte, la diputada nacional kirchnerista Carolina Gaillard deslizó: “Escuchar a un hombre que dice q está arrepentido y hace 2 años que está preso, da lugar a sospechas”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password