Legisladora reclama la baja del plan Qunita

Andrea Conde dijo que la medida representa “otro golpe más” del macrismo. Sostuvo que la decisión forma parte del “achicamiento del Estado”. Graciela Ocaña había denunciado sobreprecios en los kits entregados por el programa.

La legisladora Andrea Conde (FpV) criticó la decisión del Gobierno nacional de dar de baja el plan Qunita, un programa lanzado en julio de 2015 por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Como fundamento de la medida se alegó la “peligrosidad” de algunos elementos que componían el kit.

La diputada recordó que Qunita “fue pensado como un programa sanitario estratégico para garantizar el acceso equitativo a insumos y recursos necesarios para la crianza de niños y niñas. Además, apuntaba a la reducción de la mortalidad infantil en los sectores populares y se articulaba con talleres para las mamás y controles pre y post parto”.

Cabe señalar que la legisladora Graciela Ocaña (Confianza Pública) realizó una denuncia del plan, y la Justicia decidió el procesamiento del ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y los ex ministros de Salud Juan Manzur y Daniel Gollán por presunto “direccionamiento” de la licitación e “importantes sobreprecios”.

En tanto, para Conde “la baja del Plan Qunita es otro golpe más del macrismo a los que menos tienen. El argumento de la peligrosidad de los elementos es nada más que una excusa para no destinar recursos a los sectores más vulnerables. Si el gobierno realmente creyera eso, debería sustituir el kit por otro que considere más seguro y desarrollar un plan propio. Nada de eso fue anunciado por las autoridades, lo que da cuenta de la poquísima importancia que el gobierno le otorga a este tipo de programas y al bienestar de los sectores populares”.

“El programa habilitó un 0800 para consultas y reclamos. En 2015 se recibieron más de 20.000 llamados y no hubo ni uno solo que reportara algún tipo de incidente con el kit”, agregó. El kit -que incluía una cuna, indumentaria para el bebé y la madre, termómetro, juguetes, entre otros elementos- fue distribuido durante 7 meses y se entregaron más de 45.000 en todo el país.

La presidenta de la Comisión de Mujer, Infancia, Adolescencia y Juventud insistió que la derogación del programa “se suma a la destrucción sistemática que está llevando adelante el macrismo de todas las políticas sociales en favor de los sectores populares que había implementado el gobierno anterior, como Conectar Igualdad y el Plan Progresar. Mientras se le quitan impuestos al champán o a la compra de autos de alta gama, se continúa achicando el Estado en los programas sociales que generan inclusión y equidad. Una vez más, la revolución de la alegría la pagan los más vulnerables”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password