Carrió denunció que el kirchnerismo quiere acortar los tiempos de este Gobierno

Según la diputada de Cambiemos, buscan “crear una situación de falta de legitimación” de Mauricio Macri para que Cristina Kirchner “vuelva”.

Elisa Carrió salió en defensa del operativo de seguridad que encabezó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en oportunidad de la presentación de la expresidenta Cristina Kirchner en los Tribunales de Comodoro Py, advirtiendo que el kirchnerismo quería que ese día hubiera represión y violencia, por cuanto “quieren acortar el mandato del Gobierno”.

“Lo peor que nos podía pasar era un muerto”, aclaró la diputada de Cambiemos, y responsabilizó por la seguridad también al titular de la Cámara de Casación, “que es de Justicia Legítima”.

Más adelante, la diputada nacional recompuso su teoría de un supuesto intento de “derrocamiento”, y aclaró que “ellos lo que quieren es crear una situación de falta de legitimación del Gobierno, para que ella vuelva”, en referencia a Cristina Fernández de Kirchner.

Con relación a la gestión gubernamental, Carrió admitió las dificultades oficiales para “comunicar”. “Es cierto que mi gobierno comunica mal, el momento es muy difícil para todos, y nadie puede llegar a fin de mes. Se ha comunicado muy mal y se han tomado estrategias que no eran oportunas”, admitió.

Desde la mesa de Mirtha Legrand, por Canal 13, Carrió ponderó los anuncios del Gobierno en referencia a la quita del IVA para beneficiarios de planes y jubilados. Asimismo destacó la generalización de la Asignación Universal por Hijo: “Solo lo recibía el que no trabajaba (con Cristina) ahora el monotributista también lo recibirá”, dijo, pero insistió sobre el “desastre comunicacional” de esta administración.

En tren de ponderar las medidas oficiales, destacó también que “el aumento del mínimo no imponible ha sido extraordinario”.

Empero, aclaró que “el momento es dificilísimo”, y si bien admitió que hay despidos, aclaró que “no han sido tantos”. Según Carrió han habido despidos en el sector público, pero tenían que ver según ella con “gente que no trabajaba, y cuando no se trabaja no se cobra”. E insistió en que “el tercer semestre del año ya vamos a estar mejor, y el año que viene va a ser de crecimiento absoluto”.

Volviendo sobre el tema de los despidos, dijo que un sector muy afectado es el del acero, y acusó al gobierno de Néstor Kirchner por un acuerdo que firmó con la República Popular China, por el cual se debe permitir el ingreso de productos de ese país. “Lo peor de todo es que vienen a competir par a par los chinos”, advirtiendo que con ello “nos arrasan; si están arrasando a Techint…”.

Obviamente Carrió cargó contra la corrupción, recordando que ella había dicho en 2004 que “nos robaban a través de Lázaro Báez”, y adelantó que “ahora viene el Petrolao”.

“Yo le pido a la madre de Martín Báez que le pida que se presente como arrepentido. Su padre lo hizo delincuente y él tiene que arrepentirse”, reclamó Carrió.

Elisa Carió insistió una y otra vez con la necesidad de hacer ahora un sacrificio, teniendo en cuenta de dónde venimos, y pidió a la gente que se pregunte “¿qué hiciste cuando te robaban tu casa? ¿Aplaudías? No podemos seguir de fiesta”, aclaró, aunque sostuvo que “estamos pagando poco”.

Luego habló del dólar futuro, la causa por la cual está imputada y declaró Cristina Kirchner, cuestionando a los hoy funcionarios que compraron, particularmente el embajador argentino en Estados Unidos, Martín Lousteau. “Yo no creo que es ético, pero es legal”, dijo, y en el caso de Lousteau fue contundente al deslizar que “yo renunciaría”.

Empero, aclaró que “el que favorece el negocio es el Estado. Quien habilitó esto son Kicillof y Vanoli”. Defendió luego a los que como empresarios compraron dólar futuro y ahora son funcionarios, señalando que “en una empresa si me dicen ‘por qué no compraste dólar a futuro’, me echan. Por eso distingo entre los empresarios, los políticos y el Gobierno”.

Luego insistió: “Para el Estado es un delito”, y tras señalar que “se robaron 70 mil millones” de pesos, acotó: “de los cuales 50 deben ser de ellos”.

Elisa Carrió aseguró que el expresidente del Banco Central Alejandro “Vanoli es un delincuente”, y vinculó las operaciones de dólar futuro con “el pago a las cerealeras y a muchos por los Precios Cuidados”.

“Ahora vienen 400 mil millones de inversión, ahora no se pueden sacar de la nada –añadió-. Le perdonamos a los Kirchner que robaran la Nación 12 años y queremos que el presidente resuelva en 4 meses todo”. E insistió: “Si esperamos 12 años, podemos esperar 6 meses más”.

Más adelante Carrió volvió a pedir el arrepentimiento de los hijos involucrados: “A los hijos hay que darles oportunidad para que declaren como arrepentidos, incluso Máximo Kirchner”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password