Debate sobre Rosas y Urquiza en la Legislatura porteña

Durante una audiencia pública se trató la ley que denomina “Juan Manuel de Rosas-Villa Urquiza” a la actual estación cabecera de la línea B de subtes. Participaron vecinos, investigadores históricos y legisladores.

En la Legislatura porteña se llevó a cabo la instancia de participación ciudadana en la que vecinos, historiadores y legisladores expresaron sus opiniones respecto a que se agregue el nombre “Villa Urquiza” a la actual denominación de la estación “Juan Manuel de Rosas” de la Línea B de subtes. El nutrido intercambio de argumentos se extendió por casi tres horas.

La iniciativa,impulsada por el diputado Hernán Rossi (SUMA+), tuvo aprobación inicial 3 de diciembre pasado y responde a una propuesta de la Comisión Permanente Centenario de Villa Urquiza creada en el año 1987, que nuclea a las instituciones intermedias del barrio.

En los fundamentos se explica que el barrio nació en 1887 con el nombre de “Villa Catalinas”, denominándose luego “Villa Urquiza” a instancia de un grupo de entrerrianos asentados en el lugar y como homenaje oficial al centenario del nacimiento del General Justo José de Urquiza, en el año 1901. Luego, con la llegada del ferrocarril la estación adoptó el mismo nombre. “En este sentido los vecinos entendieron que el tan ansiado arribo del subterráneo debería haber respetado la evocación histórica y la identidad del barrio denominándose “Villa Urquiza” a la estación”, agrega.

Por otro lado, la ley N° 2785 sancionada por la Legislatura el 10 de julio de 2008 asignó a la flamante estación la nomenclatura Juan Manuel de Rosas. Ante ello las organizaciones comunitarias hicieron gestiones argumentando que en uno de los artículos de la ley 83 –de nomenclatura urbana- se afirma que el cambio de nombres actuales de espacios públicos por nuevas denominaciones “se fundará en sólidas razones de naturaleza institucional, histórica o cultural”.

Durante la audiencia la mayoría de los oradores expresaron su opinión favorable a que se mantenga la actual nomenclatura, sin adiciones. Además de las diferencias que en vida separaron a Rosas de Urquiza, se recordó que en 1974 el entonces Concejo Deliberante sancionó una ordenanza asignando el nombre de Juan Manuel de Rosas a la avenida Monroe, que durante la última dictadura militar la gestión del brigadier Cacciatore dejó sin efecto para restituir al ex presidente estadounidense.

Los concejales con mandato cumplido Agustín Rafael Ypas y Raúl Osvaldo Padro señalaron que esto constituye una deuda de la Legislatura. En tanto, el exdiputado Miguel Talento (MC), quien en 2008 impulsó la nomenclatura de la estación de subte, tras reivindicar esa decisión advirtió que “una cosa es vivir en Villa Urquiza y otra es ser urquicista” e instó a “no sostener odios ni sectarismos ni modalidades confrontativas”.

Al final, el legislador Rossi destacó la riqueza de los argumentos expuestos. Explicó que “la cuestión identitaria no es lo único pero es importante”, y también mencionó que la ley en tratamiento había sido aprobada con 59 votos en primera lectura y que el debate histórico debe reivindicar a ambos próceres. Concluyó anunciando: “intentaremos cambiar la denominación de Monroe por Juan Manuel de Rosas”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password