En una imponente movilización, las centrales obreras amenazaron con “conflicto” si Macri veta la ley antidespidos

El proyecto de ley que trata el Congreso para declarar la emergencia ocupacional fue uno de los reclamos más fuertes de la concentración de este viernes. “Al que se ponga en contra de los trabajadores lo vamos a enfrentar”, advirtió Hugo Moyano.

En una imponente movilización que dio el puntapié a la unidad, cuatro centrales obreras alzaron la voz este viernes para ratificar la necesidad de una ley que frene los despidos y anticiparon que “habrá conflicto” si el presidente Mauricio Macri la veta.

“Al que se ponga en contra de los trabajadores lo vamos a enfrentar”, advirtió el titular de la CGT Azopardo y líder del gremio de camioneros, Hugo Moyano, quien cerró el acto frente al Monumento del Trabajador, sobre la avenida Paseo Colón.

En tono más, duro, el responsable de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, alertó que si Macri le baja el pulgar a la norma que declara la emergencia ocupacional “va a haber conflicto”, y denunció que “todas las medidas de este gobierno sean a favor de los grupos concentrados de poder y ninguna a favor del pueblo”.

El acto no contó con la presencia de Luis Barrionuevo, jefe de la CGT Azul y Blanca, quien se quejó de que el kirchnerismo se haya sumado a la convocatoria y dijo que en ese espacio se encuentran “los mariscales de la derrota” y que “van a ir todos en cana”.

De todos modos, las centrales obreras lograron unificar el reclamo contra los despidos, el aumento de tarifas y la inflación, y a favor de un aumento de emergencia para los jubilados, la implementación del 82 por ciento móvil y la modificación del impuesto a las Ganancias.

“El Gobierno tomó medidas inmediatas a favor de algunos sectores, le sacaron impuestos y retenciones, pero no se acuerdo a los trabajadores ni de los jubilados”, lamentó Moyano.

Al defender la emergencia laboral, disparó: “Se empecinan en hacernos creer que perjudica a la economía, pero en realidad es perjudicial para los intereses que representan, pero no de los trabajadores”, evaluó.

Antes habían tomado la palabra Hugo Yasky, de la CTA de los Trabajadores, y Antonio Caló, de la CGT Alsina, mientras que Pablo Moyano –hijo del titular de la CGT- advirtió más temprano que “si Macri veta la ley antidespidos, va a haber una reacción de los gremios”.

La advertencia de las centrales obreras, que entre fines de marzo y principios de abril visitaron el Congreso, llega en momentos donde la Cámara de Diputados debe expedirse sobre el proyecto aprobado este miércoles en el Senado.

La iniciativa declara la emergencia ocupacional por el término de 180 días desde la sanción de la ley –es decir, sin retroactividad-, para que, en ese plazo, se prohíban los despidos y suspensiones, registrados tanto en el sector público como en el privado.

Además, el proyecto avalado por la Cámara alta establece la posibilidad de que el trabajador despedido sin justa causa pueda acceder a la doble indemnización.

“Atento a la caída del empleo tanto público como privado, nos comprometemos a llevar nuestro reclamo, para que el Parlamento Argentino, trate la emergencia ocupacional con la finalidad de impedir cualquier política que genere la pérdida de puestos de trabajo”, reza el documento leído durante el acto por el sindicalista Juan Carlos Schmid.

En el texto, las centrales obreras criticaron “la política de shock dispuesta por el actual gobierno” y anunciaron que el próximo 22 de agosto habrá un “Congreso de Delegados Normalizador” de las autoridades de la CGT.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password