Mujeres deberán esperar cinco años más para obtener la pensión a la vejez

Aunque las mujeres se jubilan a los 60, la asignación que propone el Gobierno se otorgará a partir de los 65 años para ambos sexos.

El proyecto de ley de blanqueo de capitales y pago de sentencias previsionales implica, en materia jubilatoria, elevar en cinco años, de 60 a 65, la edad de retiro para las mujeres que no lleguen a cumplir con los aportes obligatorios.

El director de la Anses, Emilio Basavilbaso, confirmó que no habrá distinción entre hombres y mujeres para la edad mínima con la cual acogerse a la Pensión por Vejez, que será para todos a los 65 años.

Hasta el momento, con las moratorias lanzadas por los gobiernos kirchneristas, el trámite podía iniciarse a los 60 años en el caso de las mujeres y al cabo de cinco años accedían a un haber pleno, que como piso era la jubilación mínima, tras saldar la deuda de aportes atrasados.

En su lugar, con la nueva ley deberán esperar a los 65 y si no logran completar aportes, cobrarán de por vida el 80 por ciento de la jubilación mínima, monto establecido para la nueva pensión.

Basabilbaso anticipó algunos puntos del proyecto antes de su envío al Congreso. “Para todos es 65 años”, señaló respecto a la edad mínima para acceder al autoproclamado programa de derecho a la vejez.

El funcionario ratificó además que “desde septiembre queda finalizada la segunda moratoria, pero se mantiene vigente la primera para los que hicieron aportes pero no llegaron a los 30 años que pide la ley”.

La primera moratoria que lanzó el kirchnerismo (Ley 24.476) permitía completar aportes hasta 1993, mientras que la segunda (Ley 26.970) extendía el beneficio hasta 2003.

Con ello se logró extender la cobertura previsional al 97 por ciento de las personas en edad de jubilarse, contra el 66 por ciento de 2001. Ingresaron al sistema 3,2 millones de personas, de las cuales el 70 por ciento (2,2 millones) fueron mujeres con escaso o nulo nivel de aportes.

Estas nuevas beneficiarias ingresaron al sistema con 60 años y tras cinco años del pago en cuotas de aportes atrasados a la Anses, pasaron a cobrar como piso la jubilación mínima.

Con los cambios que introduce el proyecto del macrismo, las mujeres que no tengan los aportes necesarios para la jubilación o no puedan completarlos con la primera moratoria –porque les faltan del período comprendido entre 1993 y el momento de iniciar el trámite– deberán esperar hasta los 65 para ingresar al beneficio a la vejez.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password