Carrió: “Evitamos ser Venezuela”

Admitió que eso “tiene un costo”. Garantizó que a más tardar el año que viene las ocsas estarán mejor y volvió a cargar contra los socialistas, de los que se hartó porque “siempre me traicionaron”.

La diputada nacional Elisa Carrió expresó su beneplácito por las revelaciones que van comprobándose en torno a los casos de corrupción, al punto tal de calificar lo que sucedió con José López en el convento como obra de Dios. “Un Dios que nos quiere hacer ver cómo fuimos robados, pero también cómo guardamos silencio”, dijo.

La legisladora tiene en la mira ahora al narcotráfico y dijo estar “sobre el cuello de toda la organización del narcotráfico en Buenos Aires, y después entro en Santa Fe. Mi rol es ese”.

De paso por Santa Fe, dialogó con el diario Uno de esa provincia, donde destacó las medidas del Gobierno, aunque admitió que “queda mucho”. En ese sentido citó subir el mínimo no imponible, ampliar las categorías, y dijo no estar de acuerdo “con un tarifazo de esa manera. Creo que debía ser más gradual, pero también es cierto que hubo un subsidio escandaloso a las empresas que sacaban el dinero afuera”.

Admitió también que hay recesión, pero advirtió: “Cuando a vos te roban la casa, al otro día no quieras volver a comer pizza con champán porque vas a estar restringido. Como pueblo tenemos que entender que estamos saliendo duramente, y que si no, terminábamos siendo Venezuela porque lo que no dice Cristina es que en un año no íbamos a tener alimentos, ni nafta. Evitamos ser Venezuela, y esto tiene un costo”.

Carrió anticipó que “vamos a estar en mejores condiciones” y estimó que eso se verá a fin de año o el año que viene. “Yo esperé con millones de argentinos repudiándome 12 años, mientras yo los trataba de salvar, así que ahora podemos esperar un año”, apuntó.

La diputada reditó sus discrepancias con el socialismo y recordó que Hermes Binner “hablaba mal de mí en la campaña de 2007, yo era candidata a presidente y Giustiniani a vice, y Binner declaró en radio Mitre, que apoyaba a Giustiniani pero que no podía cortar boleta”.

“No fue a ningún acto nuestro, porque este fue el pacto con Cristina. Me lo contó la senadora (Roxana) Latorre. El pacto con Cristina era que él hablara mal de mí y que no fuera a los actos”, sostuvo, enfatizando que el exgobernador y actual diputado nacional socialista “ratificó que siempre jugó con el kirchnerismo por abajo, igual que (Antonio) Bonfatti. Aunque algunos de los nuestros hayan obtenido cargos con ellos, como Pablo Javkin. Yo me harté de los socialistas, porque me traicionaron siempre”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password