Reacción, reparación y recuperación

Por Daniel Presti. El legislador porteño del Pro destaca la sanción de la ley del pago a jubilados y elogia la “decisión” tomada por el actual gobierno.

La reacción es la respuesta a las acciones injustas. La situación que sufren los jubilados no es nueva. Este conflicto se ha ido agravando con el paso del tiempo. Ante esta problemática existían dos respuestas posibles: la primera es la que adoptó el anterior gobierno encabezado por Cristina Fernández de Kirchner: la decisión de no hacer nada. La segunda es la que ha tomado el actual presidente de la República, hacerse cargo de lo que le corresponde.

Como ha señalado el presidente, “el Estado los estafó”. En doce años, la gestión kirchnerista no solo no pudo solucionar el problema, sino que nunca lo reconoció. El desgaste que ha sufrido este frágil grupo de la sociedad argentina pareciera haber llegado a su fin. La política está para solucionarles los problemas a las personas. La frase es tan clara como representativa.

Definimos reparación, al arreglo o compensación de algo que no se encuentra en su estado correcto. La ley de Reparación Histórica permitirá que se le comience a pagar a los jubilados lo que deberían estar cobrando. Todos los jubilados que estén cobrando por debajo de lo que les corresponde y se incorporen al programa pasarán a cobrar sus haberes con la respectiva actualización. Para quienes hayan iniciado juicio y tengan sentencia, los haberes retroactivos se pagarán en dos partes, 50% al contado y 50% en cuotas que se irán actualizando por movilidad. Quienes hayan iniciado juicio pero aún no tengan sentencia, podrán cobrar hasta un máximo de 48 meses retroactivos, también mitad al contado y mitad en cuotas.

La recuperación como la entendemos consiste en la vuelta al estado normal de las cosas luego de atravesar una situación negativa. En esta nueva etapa, el gobierno se ha propuesto recuperar aquello que se perdió en las últimas décadas. En primer lugar, es necesario devolverle la confianza en el Estado a quienes no la tenían, como sucede con los jubilados que tras años de lucha nunca recibieron una respuesta. “Todas estas cosas son las que queremos ir corrigiendo, como los tramites interminables o las colas que tiene que hacer la gente para que atiendan la solución de problemas”, expresó el presidente.

El camino de la recuperación es complejo. Va a estar plagado de decisiones difíciles, y requiere de un profundo compromiso por parte de la sociedad. Es el momento de enfrentar cuestiones que han sido abandonadas por las anteriores gestiones y que su demora ha representado una profundización de antiguos y la aparición de nuevos problemas. El país debe y tiene que cambiar la mentalidad. Tenemos que empezar a creer en nuestras capacidades y en lo que podemos lograr. Estamos dando los primeros pasos de esta nueva etapa de la Argentina de las oportunidades.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password