Todas las fichas puestas

En la Casa Rosada confían que el blanqueo impositivo esta vez tendrá un resultado exitoso. El titular de la Afip, Alberto Abad, considera que están dadas las condiciones para la regularización de la situación fiscal de miles de argentinos.

El Gobierno tiene grandes expectativas y esperanzas en que la puesta en marcha del blanqueo impositivo tendrá un resultado mucho más exitoso que el anterior realizado por el kirchnerismo, especialmente por el nivel de entrecruzamiento de datos que empezará a regir el próximo, sobre la base de los acuerdos firmados dentro de la OCDE.

Así lo consideró el propio titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), Alberto Abad, quien mantuvo una conversación con un grupo de periodistas de distintos medios gráficos, entre los cuales estuvo presente Parlamentario.

“Consideramos que están dadas las condiciones locales e internacionales para que haya una afluencia importante de regularización de la situación fiscal de muchos argentinos”, resaltó el titular de la AFIP en la conversación que mantuvo con el grupo de periodistas.

En ese sentido puntualizó que el punto central es que comienza a partir de 2017a regir el acuerdo de información financiera y preventiva de lavado de dinero dentro de la OCDE.

“Este acuerdo abarca a casi cincuenta países en un primer momento, pero después se van a sumar muchos más, con lo cual, el cerco sobre aquellos que tienen una situación irregular va a ser muy fuerte”, puntualizó el titular de la AFIP.

El punto central de esto es que a partir de operaciones de 100 mil dólares en adelante se van a disparar alarmas dentro del sistema informático de control fiscal que abarca a todos esos países.

“Allí entonces se emite un alerta y el país que detecto esa anomalía le avisa a la nación donde esa persona tiene residencia”, explicó otro funcionario de la Administración Federal de Ingresos Públicos.

Así, con este esquema, van a estar integradas las distintas direcciones, secretarías y administración de control fiscal de los países que integran este acuerdo, más las unidades de análisis e investigación fiscal.

A su vez, gran parte de estos países van a tener acuerdo también con la oficina de control fiscal de Estados Unidos.

“Es decir, que con la tecnología tan desarrollada y las posibilidades que brinda este tipo de acuerdo, los evasores van a estar cada vez más complicados”, enfatizó, de nuevo, el titular de la AFIP.

Sin embargo, no se quiere hablar de números concretos, al menos en forma oficial, debido a que se busca evitar el grave error que cometió el Gobierno anterior, cuando se anunció un complicado sistema de blanqueo en base a la implementación de dos bonos, en el cual se dijo que se espera conseguir un piso de 4.500 millones de pesos en seis meses y finalmente, tras renovarse en forma constante durante tres años, no pudo conseguir más de 1.500 millones de dólares.

En el Palacio de Hacienda aseguran que los efectos concretos de ingreso de capitales por medio del blanqueo se van a empezar a concretar en forma más elocuente a partir del último trimestre del año.

De allí es que se estima que este ingreso de capital permitirá canalizarlo hacia el desarrollo la construcción privada y, además, serviría para mantener estable el valor del dólar ante la caída de ingreso de divisas estacional por el fin del período de cosecha.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password