Parrilli criticó al MPN y el senador Pereyra salió a cruzarlo

“La única verdad es la realidad”, le advirtió el legislador luego de que el exfuncionario kirchnerista dijera que su partido estaba “equivocando el rumbo”. Y lo acusó de formar parte de “ese kirchnerismo que avasalló las autonomías provinciales mediante la práctica de la extorsión y los carpetazos”.

El extitular de la AFI Oscar Parrilli criticó fuerte al Movimiento Popular Neuquino y uno de sus referentes salió a contestarle. Estamos hablando del senador nacional Guillermo Pereyra, quien ante las declaraciones formuladas por el exjefe de los servicios de Inteligencia del kirchnerismo, le recordó su pasado como miembro informante de la ley por la cual se privatizó la empresa estatal YPF en 1992 y le advirtió que “la única verdad es la realidad”.

Oscar Parrilli había señalado con relación al alineamiento que hoy muestra el Movimiento Popular Neuquino con el Gobierno nacional que están “tergiversando su historia”. Ante ello, Pereyra dijo, parafraseando al general Perón, que “la única verdad es la realidad”. Y agregó que “lejos de estar tergiversando nuestra historia, es el Movimiento Popular Neuquino quien mejor interpreta las banderas históricas del Movimiento Nacional Justicialista creado por Juan Domingo Perón y la compañera Evita, a quien recordamos hoy en el día de su paso a la inmortalidad”.

“No existe en la República Argentina un partido político que haya realizado una defensa tan irrestricta del federalismo y de la soberanía provincial como el MPN; sólo basta repasar la historia de nuestros gobiernos y sus dirigentes”, agregó Pereyra, quien enfatizó: “Fuimos, somos y seremos consecuentes con la defensa de los intereses de todos los neuquinos, de los recursos naturales de la provincia y, por supuesto, de nuestra querida República Argentina”.

Luego Pereyra redobló la apuesta señalando que “por el contrario, es el peronismo y sus banderas históricas de justicia social, independencia económica y soberanía política las que fueron traicionadas por dirigentes como Parrilli, junto a sus socios menemistas primero y kirchneristas después. Quizás Parrilli cree que los neuquinos no tenemos memoria y nos olvidamos de cuando recorría la provincia en su intento aventurero de ser gobernador con Domingo Cavallo y Carlos Menem del brazo”.

Con los tapones de punta, Pereyra sostuvo que “Parrilli y sus socios traicionaron las banderas y la historia del peronismo impulsando y acompañando al menemismo en la salvaje privatización de YPF, la empresa estatal insignia de todos los argentinos, dejando en la calle a miles y miles de trabajadores. Y luego, de la mano de Néstor Kirchner, quien impulsó aquella privatización a cambio de más de 700 millones de dólares que jamás vieron los santacruceños, y de su esposa Cristina Fernández de Kirchner, quien llegó incluso hasta impulsar un proyecto de resolución como legisladora de Santa Cruz, reclamándole a sus diputados nacionales el voto a favor de la privatización”.

“El señor Parrilli forma parte de ese kirchnerismo que avasalló las autonomías provinciales mediante la práctica de la extorsión y los carpetazos. Que tiene causas judiciales en proceso por los actos de corrupción más grandes que recuerde nuestra democracia recuperada en 1983”, enumeró, para señalar luego que ese gobierno “permitió, con la complicidad de la AFIP, que sus empresarios amigos y seguramente socios evadieran miles de millones de pesos que correspondían a aportes y contribuciones de los trabajadores, con casos cada vez más escandalosos que salen a la luz”.

Y continuó: “Que en nombre de los trabajadores dirigió hacia los bolsillos de sus funcionarios, o mejor dicho hacia los innumerables bolsos de sus funcionarios, millones de dólares que iban destinados a la obra pública: a rutas, a hospitales, a escuelas, a viviendas para el pueblo. Que llevó al país a la desinversión y a importar energía después de años de autoabastecimiento”.

Tras recordar la promesa de mil millones de pesos para obras de infraestructura en la provincia de Neuquén a cambio del contrato de explotación de Vaca Muerta, pese a lo cual “podemos observar Añelo, una localidad que necesitaba esas obras con urgencia; y que como una evidencia más de sus mentiras y sus promesas incumplidas jamás recibió un sólo peso”.

El senador Guillermo Pereyra concluyó aclarando que el gobierno del Movimiento Popular Neuquino “no es del Pro”, y remarcó que “con orgullo podemos decir que nuestro Gobierno, está colaborando con el presidente de la Nación para sacar al país de este desastre en que usted y sus socios lo dejaron”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password