Según Máximo Kirchner, lo que pasa en Santa Cruz “está pasando en otras provincias”

Sostuvo que la crisis santacruceña “es un botón de muestra para los demás gobernadores”, y que el Gobierno busca “seguir teniendo mayorías legislativas que le permitan profundizar este plan de ajuste”.

No le gustó al diputado Máximo Kirchner el mensaje presidencial expresado a través de Twitter criticando las protestas registradas en Santa Cruz el viernes por la noche en la residencia de la gobernadora de esa provincia. Por el contrario, habló de “cinismo e hipocresía” en el tuit de Mauricio Macri. Para el hijo de la expresidenta, el primer mandatario y Marcos Peña, a quien definió como el alter ego del presidente, “siempre están detrás de estas cosas”.

“Uno puede tener la misma actitud de teflón del Gobierno nacional, pero es obvio que hay un problema en la provincia y tiene explicaciones objetivas y subjetivas depende de la mirada política que se tenga”, señaló, para agregar luego: “No creo en la palabra del presidente. Se montó un teatro de operaciones en la provincia y estaba claro quién transmitía en vivo y quién sabía lo que iba a pasar”.

Máximo K reconoció que “lo objetivo es que había cierto atraso con algunos sectores en el pago de salarios”, y agregó que el viernes desde temprano “se entró a operar a través de las redes diciendo que Cristina iba a lanzar su candidatura como senadora nacional por Santa Cruz y que Florencia iba a ser candidata a diputada por la provincia. A partir de eso, se montó una operación que concluye una vez que ellos ven ingresar a Cristina con su nieta, que va a visitar a Alicia que hace mucho no se veían, y empiezan a rodear 200 o 300 personas la residencia oficial”.

Respecto del origen de la protesta, el diputado se preguntó “cómo no va a ser legítimo que la gente quiera cobrar en término su sueldo, nosotros no estamos emparentados con las excusas del Gobierno nacional”. Aclaró que “Santa Cruz no es un caso aislado, es lo que está pasando en las provincias”, y apuntó que “el plan de ajuste va a generar que haya menos recursos para las provincias”.

El diputado Kirchner señaló que “los mismos dirigentes que exigían a Cristina Fernández como presidenta que asistiera permanentemente a Santa Cruz y si no mandaba la plata, era para sacar al gobernador, son los mismos dirigentes que hoy hacen todo lo posible para que los fondos no lleguen a la provincia de Santa Cruz como llegan a las otras provincias”. Según Máximo, “el caso de Santa Cruz no es especial, se está transformando en el común en el país. Quizás lo estén haciendo como botón de muestra para los demás gobernadores para seguir teniendo mayorías legislativas que le permitan profundizar este plan de ajuste”.

En diálogo con el programa El fin de la metáfora, de Radio 10, prendió el ventilador para sostener que “la Policía de Santa Cruz no entra en universidades como en Jujuy, ni en merederos como en Lanús. No hay ningún detenido por los incidentes de ayer, cuando Milagro Sala está presa por romper tres vidrios”. A su juicio, “no se reprimió en ningún momento hasta que rompieron los portones y las rejas para entrar a la residencia”.

“No sé si Macri o su alter ego, Marcos Peña, acicalaron la presencia de Cristina –añadió-. Hubo una marcha el día anterior, cuando Cristina no estaba y esto no pasó, no hubo un solo herido ni incidente”. Por el contrario, sostuvo que lo del viernes “fue artero”.

Para el hijo de la expresidenta, desde el Gobierno “quisieron asfixiar económicamente a la provincia. Esto iba a suceder, esto estaba planificado. Me da mucha bronca porque podría haber terminado mal para los que estaban adentro y afuera de la residencia. El que metió la cola fue el Gobierno nacional, está más que claro”.

Luego apuntó hacia el referente radical en Santa Cruz, Eduardo Costa, de quien sostuvo que dijo que “Alicia Kirchner la iba a pasar mal con Macri y en eso cumplieron. No les importa la gente la pasa mal, están decididos a hacer cualquier cosa”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password