Aseguran que “la política de seguridad del Gobierno está fracasando”

El legislador de CNLM Gabriel Fuks se refirió acerca de la suspensión del jefe de la Policía de la Ciudad y señaló que la fuerza “debe tener un control ciudadano”.

El diputado porteño de CNLM Gabriel Fuks analizó la suspensión del jefe de la Policía de la Ciudad, José Potocar, -quien fue vinculado a presuntos hechos de corrupción en la comisaría 35ª- y advirtió que “la política de seguridad y el traspaso de la policía están fracasando”.

En este sentido, señaló que “si bien se valora el hecho de que Potocar haya sido apartado de la fuerza, mientras dure la investigación; cada vez más nos encontramos ante una política de seguridad ineficiente” y agregó que “no es casual el manto de ocultamiento y el no cumplimiento de la creación de una política de seguimiento del traspaso de la policía”.

Por otra parte, recordó que “durante el debate de la Ley, fue el Ejecutivo quien anunció que un civil iba a conducir la nueva fuerza; sin embargo, no fue así y un comisario de la Federal fue asignado para dicho cargo”.

Con respecto a la investigación y una posible connivencia entre los cuida-coches de la zona y el comisario de la 35ª, Norberto Villareal, advirtió que “la corrupción investigada en la comisaría da cuenta de que es falso que el problema sea reprimir a los trapitos, ya que el jefe de la recaudación era el propio comisario a cargo, Villareal”.

Además, insistió sobre el uso de protocolos anti disturbios y señaló que “los recientes hechos de violencia y las ingentes compras de armamento -menos letal y letal-, pueden desembocar en una militarización de la fuerza, puesta al servicio de la represión la protesta social”. “La Policía de la Ciudad debe ser una fuerza de cercanía y seguridad democrática de la comunidad con control ciudadano, tal como lo votamos el año pasado”, concluyó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password