La Legislatura conmemoró el “Día del Trabajador”

Los legisladores porteños aprobaron un texto consensuado mediante el cual adhirieron a las celebraciones del 1 de mayo y a las actividades que se realicen en ese marco.

El cuerpo de diputados de la Ciudad de Buenos Aires aprobó en la sesión ordinaria de este jueves, un texto consensuado mediante el cual conmemoraron el “Día Internacional del Trabajador” -que se celebra cada 1 de mayo- y adhirieron a las actividades a realizarse en dicho marco. La iniciativa contó con el acompañamiento del Pro, FpV, Confianza Pública, Bloque Peronista, FIT y Sindical Peronista.

La iniciativa recordó que “los hechos que dieron lugar a esta celebración están contextualizados en los albores de la Revolución Industrial en los Estados Unidos” dado que “a fines del siglo XIX, Chicago era la segunda ciudad en número de habitantes de Estados Unidos del oeste y del sudeste llegaban cada año por ferrocarril miles de ganaderos desocupados, creando las primeras villas humildes que albergaban a cientos de miles de trabajadores”.

“Una de las reivindicaciones básicas de los trabajadores era clara: un pedido de reducción de la jornada laboral a 8 horas, cuando lo “normal” era trabajar entre 12 y 16 horas”, señaló y agregó que “en este contexto se produjeron varios movimientos, en 1829 se formó un movimiento para solicitar a la legislatura de Nueva York la jornada de ocho horas; anteriormente existía una ley que prohibía trabajar más de 18 horas, «salvo caso de necesidad»”. Asimismo, sostiene que “el presidente Andrew Johnson, promulgó la Ley Ingersoll y estableció así ocho horas de trabajo diario; sin embargo la ley no se cumplió ya que los empleadores no la respetaban, por lo que los trabajadores se movilizaron y lograron llevar a cabo más de cinco mil huelgas”.

De esta manera “el 1 de mayo de 1886, 200.000 trabajadores iniciaron la huelga, en Chicago, donde las condiciones de los trabajadores eran mucho peor que en otras ciudades de Estados Unidos, las movilizaciones siguieron los días 2 y 3 de mayo” y añadió que “el día 2, la policía había disuelto violentamente una manifestación de más de 50.000 personas y el día 3 se celebraba una concentración en frente de sus puertas; cuando estaba en la tribuna el anarquista August Spies, sonó la sirena de salida de un turno de rompehuelgas. Los concentrados se lanzaron sobre estos, comenzando una pelea campal”, que finalizó con 6 muertos y varias decenas de heridos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password