Los pesos pesado de la política que compiten este domingo

Expresidentes, actuales y exgobernadores y un sinnúmero de exfuncionarios toman parte de estas elecciones legislativas clave para el oficialismo y la oposición.

Tres expresidentes de la Nación, tres gobernadores actuales y cinco exgobernadores; varios excandidatos presidenciales y numerosos exfuncionarios, además de, por supuesto, varios pesos pesado más de la política argentina, competirán en las elecciones legislativas de este domingo.

Suele suceder que estas situaciones se den en los convites electorales de medio término, por una característica que figura en los manuales de la política: los que quieren jugar fuerte en las elecciones presidenciales no pueden dejar pasar el tren en los comicios previos, como una suerte de testeo o revalidación de pergaminos que los potencien para dos años después. Es, como dijimos, una regla no escrita, pero que no necesariamente se traduce en los resultados buscados.

Es así que los sucesivos congresos suelen poblarse de figuras muy conocidas que toman su paso por el Poder Legislativo como una transición hacia el Ejecutivo que es su objetivo real.

PAE

En ese contexto se da la particularidad de figuras que arriesgan más de la cuenta al jugar sin tener la certeza del triunfo, pero sí la necesidad de encolumnar tras de sí a sus fuerzas, poniendo el cuerpo ante esas situaciones riesgosas. Hay ejemplos concretos en estas elecciones, comenzando por la propia Cristina Fernández de Kirchner, que ha justificado su participación en una elección importante pero para un cargo menor al que llegó a alcanzar, diciendo que lo hace porque los intendentes bonaerenses se lo pidieron. Es verdad, pero una verdad a medias.

Hay casos como el del líder del Frente Renovador, Sergio Massa, que compite por un cargo en donde hay lugar solo para dos fuerzas predominantes. Quiso ser el tercero en discordia, aun a riesgo de quedarse sin nada, pero necesitaba poner su nombre en las boletas de una fuerza que arriesga en esta elección las bancas que consiguió en su triunfo fundacional en 2013. Para potenciarse puso a su lado a su aliada más preciada, Margarita Stolbizer, un peso pesado de la política cuyas posibilidades de convertirse en senadora siempre fueron aun menores que las del exintendente de Tigre, pero que apostó con ello -dice- a la construcción política a largo plazo. Se verá.

Lo cierto es que no pocos dirigentes de importancia en el FR le sugerían a Massa “guardarse” para las presidenciales de 2019, y hoy le reprochan haber competido este año.

Aquello de no dejar pasar el tren le va justo a Florencio Randazzo, otro de los que no pudo más que competir, aun en condiciones claramente complicadas, pues ya hemos dicho que para la Cámara alta las posibilidades son muy acotadas. Claro que sus planes originales eran bien distintos: competirle a su exjefa política, en el por entonces hipotético caso de que se presentara a la elección. En caso de haberle habilitado ella la interna, seguramente el exministro del Interior y Transporte ya estaría fuera de carrera, pero insiste en sostener que eso es lo que debió haber sucedido, para bien del partido.

Así como Cristina Fernández de Kirchner compite en estas elecciones, también lo hacen otros dos expresidentes de la Nación: Carlos Menem, que gobernó el país más de una década, y Adolfo Rodríguez Saá, que lo hizo apenas una semana. Los tres van por el Senado y los tres tienen aseguradas sus bancas.

En el caso del riojano, ya octogenario, queda claro que su búsqueda pasa por los preciados fueros. El puntano, en tanto, busca esta elección como escala previa para tratar de volver a ser gobernador de San Luis en 2019; por eso está su hermano Alberto, actual mandatario, como senador suplente, dispuesto a hacer el enroque si el éxito los acompaña. Pero según se ha visto en las PASO, parece que la estrategia va camino al fracaso, pues otro exgobernador de esa provincia, Claudio Poggi, les asestó a los Rodríguez Saá una sonora derrota que de repetirse este domingo relegaría al Adolfo a la banca por la minoría, y al Alberto lejos de poder sustituirlo en 2019 en el Senado, si es que retienen la gobernación. Cosa que hoy aparece difícil.

Además de Alberto Rodríguez Saá, hay otro gobernador que va como senador suplente, el eterno Gildo Insfrán, de Formosa. Y una gobernadora actual, la santiagueña Claudia Abdala Ledesma de Zamora, que encabeza la lista para diputados nacionales de su provincia. Pasa que allí se elige también gobernador y para el cargo es número puesto su esposo, el exgobernador y actual senador nacional Gerardo Zamora.

Cinco exgobernadores compiten este domingo, comenzando por Daniel Scioli, quien va quinto en la lista bonaerense de Unidad Ciudadana en la provincia. El misionero Maurice Closs encabeza su lista para el Senado, igual que el ya mencionado exgobernador de San Luis Claudio Poggi. Buscan su reelección en la Cámara baja el bonaerense Felipe Solá y el catamarqueño Eduardo Brizuela del Moral.

En el rubro notables, ya hemos mencionado a dos que fueron además principales animadores de las últimas presidenciales: Daniel Scioli -que ganó la primera vuelta y perdió el balotaje- y Sergio Massa.

También hay exministros de Cambiemos, como Esteban Bullrich (Educación) y Julio Martínez (Defensa), que serán compañeros en el futuro Senado; y exministros de los gobiernos kirchneristas: Jorge Taiana, Daniel Filmus, Agustín Rossi, Florencio Randazzo y Martín Lousteau.

Tenemos además al exintendente de La Matanza Fernando Espinoza, tercero en la lista bonaerense de Unidad Ciudadana; al actual intendente de Bolívar, Eduardo “Bali” Bucca, encabezando la lista randazzista para Diputados, y a la exintendenta de la capital chaqueña, Aída Ayala, candidata a diputada por Cambiemos.

Hay un actual vicegobernador, el cordobés Martín Llaryora, y un ex jefe de Gabinete y hoy senador nacional, Juan Manuel Abal Medina, candidato a diputado en la provincia de Buenos Aires.

La lista de exfuncionarios incluye al tucumano José Cano, quien estuviera a cargo del ambicioso Plan Belgrano; hay sindicalistas de fuste como el docente Hugo Yasky, titular de una de las CTA, hoy candidato a diputado por el cristinismo, lo mismo que Leopoldo Moreau, emblemático radical hoy ultrakirchnerista.

En la lista del Frente Justicialista en Santa Fe está segunda Alejandra Rodenas, la jueza que detuvo a la banda de Los Monos en Rosario; la actual titular de la Legislatura porteña Carmen Polledo va también segunda, pero en la lista porteña de Cambiemos en la Ciudad de Buenos Aires, esa que encabeza una estrella de la política vernácula como es Elisa Carrió.

En rigor, tal vez el que menos figuras conocidas aporte a esta elección sea el propio oficialismo. Pasa que no hay un tren que se arriesguen a perder sus principales jugadores, pues están hoy en el poder y podrán jugar a pleno y por la reelección dentro de dos años. Dos de ellos, igual, fueron figuras principales en esta campaña en la que sus nombres no están en las boletas: Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password