Durango expresó su satisfacción por la aparición de la nieta 125

La senadora nacional presentó además una iniciativa para que el cuerpo declare su beneplácito, y alertó sobre “la desarticulación de áreas clave de Derechos Humanos” por parte del Gobierno.

La legisladora Norma Durango presentó en el Senado una iniciativa para que el cuerpo declare su beneplácito por la recuperación de la nieta 125, nacida en cautiverio, apropiada en 1979 durante la última dictadura militar sufrida en el país, hija de la pampeana detenida desaparecida Lucía Tartaglia.

“Testimonios de algunos ilegalmente detenidos, luego liberados, indican que Lucía fue trasladada a algún hospital militar donde dio a luz en enero de 1979. A partir de ese momento, y hasta ahora, no se conoció más nada de Lucía. Sin embargo, hoy nos inunda la alegría de que su hija pudo conocer su identidad gracias a la labor de las Abuelas de Plaza de Mayo”, expresó al respecto la senadora.

Durango honró el trabajo de Abuelas de Plaza de Mayo y recordó la lucha de la abuela María Rosario López de Tartaglia quien falleció sin poder encontrar a su hija Lucía y buscando a su nieta.

Resaltó la tarea de Abuelas de Plaza de Mayo, que “en su 40º aniversario, continúan trabajando denodadamente para que más mujeres y varones privados de su identidad puedan conocer su verdadera historia”.

En mayo del año pasado la senadora Durango reclamó al Gobierno porque el Ministerio de Seguridad eliminó de su organigrama importantes Áreas en Derechos Humanos y al Grupo Especializado de Asistencia Judicial (GEAJ), y alertó sobre el retroceso que significaba no darles continuidad a las funciones de dichas reparticiones y desaprobó la decisión: “Son lineamientos generales de una política clara sobre derechos humanos y del valor que tiene la búsqueda de Abuelas para el Gobierno nacional” dijo.

El Grupo Especializado de Asistencia Judicial (GEAJ), se encargaba de la obtención de muestras de ADN por vía judicial, a fin de permitir la identificación de los hijos e hijas de desaparecidos durante el terrorismo de Estado. “Abuelas encontró y le restituye la identidad a la hija de Lucía Tartaglia, a pesar de la desarticulación de áreas clave de derechos humanos abocadas desde 2003 a las causas de lesa humanidad”, concluyó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password