Peña evitó precisiones sobre las reformas, pero garantizó que “ningún sector se verá perjudicado”

En su presentación ante el Senado -la última del año-, el jefe de Gabinete intentó bajar el nivel de preocupación sobre los futuros cambios y llamó a la búsqueda de consensos. El nuevo esquema tributario y su impacto en las provincias fueron los temas que dominaron la jornada.

En un clima de incertidumbre y expectativa extremas por el debate de las amplias reformas que se vienen, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, esquivó dar precisiones y, ante la preocupación del peronismo, garantizó que “ningún sector económico se verá perjudicado” con los futuros cambios, a pesar de las críticas que ya empiezan a germinar en varias provincias. Sobre todo, por el nuevo esquema tributario.

El ministro coordinador se presentó este miércoles ante el Senado para encabezar su octava -y probablemente última- sesión informativa del año. A lo largo de toda la jornada, y en plena sintonía con el discurso post electoral del presidente Mauricio Macri, Peña intentó bajar el nivel de inquietud y llamó a buscar consensos con todas las partes con miras a la gestión de los próximos dos años.

“El principal objetivo en el que tenemos que trabajar es en la reducción de la pobreza”, resaltó, y dijo que “para lograr los consensos básicos” hay que “trabajar sobre tres ejes centrales”, que son la responsabilidad fiscal, la creación de empleo y la calidad institucional.

Respecto de la responsabilidad fiscal y el nuevo esquema de impuestos, temas que dominaron la jornada, Peña afirmó que “tenemos que gastar dentro del espectro de lo que recaudamos”. “El déficit genera distorsiones que afectan nuestro fututo y presente”, manifestó, y abogó por “eliminar la inflación de la ecuación económica de nuestro país” de una manera “sustentable” y con “gradualismo”.

El ministro coordinador consideró que la estructura tributaria actual “refleja muchas injusticias, consolida las desigualdades y no está orientada a la creación de empleo”. Subrayó que la discusión debe darse de “manera amplia y entendiendo la generalidad y particularidad de cada una de las regiones”, pero subrayó: “Tenemos que lograr bajar nuestra carga impositiva”.

Puntualmente, sobre el proyecto de reforma tributaria que será enviado al Congreso “la semana próxima”, sostuvo que esa iniciativa “elimina distorsiones y permite avanzar hacia un sistema más equitativo”, y destacó en particular que se gravará la renta financiera, algo en lo que “la Argentina estaba morosa”.

Peña resaltó la “humildad” del Gobierno más allá del triunfo que obtuvo a nivel nacional en las urnas. “Las victorias electorales no dan derechos sino obligaciones”, indicó, y pidió un compromiso en “construir una agenda de futuro, de unidad, que no divida sino que busque celebrar los puntos en común”.

Impuestos polémicos

Al inicio de la ronda de preguntas, senadores del PJ-FpV arremetieron contra el Gobierno por la algunos puntos de la reforma tributaria que impactarían de lleno en las arcas provinciales y sus industrias locales. Fue el caso de representantes de Tierra del Fuego, San Juan y Mendoza, a propósito del gravamen a los vinos y la quita del arancel por importaciones de artículos de electrónica.

Ante un planteo del fueguino José “Nato” Ojeda por la eliminación del impuesto interno a productos tecnológicos, Peña aclaró: “Nuestra mirada es que la propuesta integral beneficia a todos los sectores, incluido Tierra del Fuego, por la baja de Ganancias y de muchos otros impuestos”. Y en particular, sugirió a la provincia diversificar su producción.

“Si todo se reduce a un grupo de empresas que manejan la actividad, estamos ante un problema estratégico grave en la provincia: tenemos que resolver la diversificación de la matriz productiva. No es posible que una provincia dependa sólo de una actividad productiva y que además esté concentrada en un grupo de empresas”, advirtió el funcionario.

De todos modos, sostuvo que “hay muchísimas oportunidades de empleo y desarrollo en la provincia” y pidió “no prender la luz de alarma antes de tiempo”. Además, aclaró que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, “no habló del plazo para llegar a la reducción de ese impuesto interno”.

Por el impuesto a los vinos y otras bebidas alcohólicas, la mendocina Anabel Fernández Sagasti y el sanjuanino Ruperto Godoy encabezaron las críticas más fuertes. De aprobarse la iniciativa oficial, los vinos y sidras, que hoy no tributan nada, deberán abonar una alícuota de hasta el 10%.

“Le mintieron en la cara a la industria vitivinícola, a los productores, porque hace unos meses les negaron estar pensando en un impuesto al sector”, bramó la camporista, quien exigió dar marcha atrás con ese plan. “El vino es parte de la tradición y la cultura de todos los argentinos, y con este ‘impuestazo’ el vino pasa de ser una bebida nacional a ser una bebida perjudicial para la salud”, lamentó.

Godoy, en tanto, coincidió en que “los costos se los van a transferir al productor”. “Si se habla de consenso y de diálogo, tienen que conversar con los gobernadores y los distintos sectores”, sugirió a Peña, y añadió que “la industria del vino, en el caso de San Juan es representativa”.

Deuda y Fondo del Conurbano

En respuesta al formoseño del PJ-FpV José Mayans sobre el tema del endeudamiento, Peña explicó: “Somos conscientes de que estamos en una etapa de transición, y que tenemos que llegar al equilibrio fiscal, bajar impuestos, bajar la inflación, para estar lo antes posible -estimamos que en 2019, 2020- en una condición macroeconómica sana que haga que el endeudamiento sea para obras a largo plazo y no para gastos corrientes”.

En otro pasaje de la sesión, ante una consulta de la rionegrina Magdalena Odarda (Coalición Cívica), el jefe de Gabinete respaldó a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, en el reclamo ante la Corte Suprema, aunque reconoció que la solución debe llegar por la vía política.

“Hay una ley vigente que dice una cosa y se hace lo contrario. La ley vigente dice que hay un fondo para el Conurbano bonaerense, este año son más de 50 mil millones de pesos y 600 millones van a la provincia de Buenos Aires. Por eso, es natural que la gobernadora diga ‘acá hay algo que está mal’”, observó Peña, y añadió que si esos recursos “van a todos lados menos al Conurbano bonaerense, hay una responsabilidad de Vidal como gobernadora de formular un planteo judicial”.

No obstante, admitió, “eso no quita que el método de resolución de esto tiene que ver con un acuerdo integral con los gobernadores, y en eso estamos trabajando”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password