Recordaron a las víctimas argentinas en Nueva York

Los amigos rosarinos que perdieron la vida en el marco de un sangriento atentado en Estados Unidos fueron evocados en la sesión de la Cámara de Diputados.

La Cámara de Diputados homenajeó este miércoles a las víctimas argentinas del atentado en Nueva York. La rosarina Ana Laura Martínez las definió como personas “excepcionales”, habló de una nueva modalidad de atacante solitario y repudió a “aquellos que ven en el terror una forma de difusión de sus ideas”.

“El odio no puede plantearse como un ideal”, señaló, para valorar luego el “sentimiento de amor y fraternidad” de esos amigos rosarinos que encontraron la muerte en Estados Unidos. “Los despido como rosarina y como vecina”, dijo la diputada del Pro.

A su turno, Lucila De Ponti condenó el terrorismo, pero también pidió a los que están involucrados en este tipo de situaciones “empezar a resolver y asumir la responsabilidad que cada Estado y cada país, y sobre todo que aquellos que son más poderosos en términos de su influencia internacional tienen en la sucesión de este tipo de hechos que terminan llevándose la vida de víctimas inocentes, de países que aparentemente estamos exentos de este flagelo pero que terminamos estando involucrados”.

Otro rosarino, Alejandro Grandinetti señaló que “no hay justificativo para matar como un hecho de justicia; el fin no justifica los medios”, y recordó que “los profetas del odio ya pegaron en nuestro país”.

Recién llegado de Estados Unidos, Mario Negri recordó el homenaje que el Gobierno argentino rindió en Nueva York este lunes, y del que participó él y otros diputados nacionales. “Se me quedaron grabadas dos cosas: había un homenaje lleno de dolor y a centímetros una ciudad que transcurría, hombres y mujeres que seguían su vida cotidiana. Otra vez el terror, otra vez la condena”, dijo, recordando que así ha sucedido en todas las ciudades donde pegó el terror. “No hay ninguna ciudad segura en el mundo; ya no hay lugar seguro en el mundo”, dijo, pidiendo abordar el tema del terrorismo de una manera distinta, pues se han sumado ahora “los lobos solitarios”, y destacó que “no por casualidad se eligen lugares donde sea mayor la repercusión (…) Es mucho más fácil hacer volar un colegio que una embajada (…) Estamos también ante un problema global que merece una respuesta global”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password