Exigen que no haya cambios en la legislación de Salud Mental

Preocupación en la Cámara baja por el proyecto de derogación del Decreto Nacional que deja “sin efecto normas y plazos para la habilitación de establecimientos y servicios de salud mental y adicciones”. Aseguran que es un “retroceso en materia de Derechos Humanos”.

A partir de un proyecto de Declaración, el bloque que responde a Sergio Massa, solicitó que la Cámara baja se exprese sobre la ley de Salud Mental ya que la derogación de la misma que propone el gobierno nacional “es volver atrás en materia de salud mental y es ilegal”.

El diputado Pablo Garate mostró su preocupación por el proyecto de derogación del Decreto Nacional Nº603/13 ya que el nuevo texto “representa un retroceso en materia de Derechos Humanos de las personas que padecen algún tipo de afección mental y contradice la letra y espíritu de la Ley Nacional Nº26.657”.

Lo expresado por el legislador del Frente Renovador, está en sintonía con el comunicado de la Comisión Provincial por la Memoria que manifestó la “decisión ministerial entra en clara disidencia con normativas internacionales en materia de derechos humanos y viola el principio de no regresividad, tanto respecto de los derechos como de las políticas públicas que el proceso de implementación de la Ley de Salud Mental implicaba”.

En esa línea, también opinó el Defensor del Pueblo Guido Lorenzino, quien remarcó que “la importancia de la ley de salud mental tiene que ser cuidar a los más vulnerables, donde la sociedad sea parte fundamental de este proceso. Ir en contra de esta mirada sería descartar años de consensos que sirvieron para generar la ley de vanguardia que hoy tenemos en el país”.

Asimismo, el diputado por la sexta sección electoral cita al Colegio de Psicólogos de la provincia de Córdoba que denunció que con este nuevo giro se enfatiza “la pérdida de la garantía de derechos de las personas con consumo problemático, el abandono del enfoque comunitario y territorial, el restablecimiento de la hegemonía psiquiátrica en desmedro de la transdisciplina, las restricciones al abogado defensor, la posibilidad de penalizar a las familias, la no prohibición de las salas de aislamiento y la pérdida de autonomía del órgano de revisión”.

Cabe destacar que en el año 2010 la Organización Panamericana de la Salud (OPS) convocó la Conferencia Regional de Salud Mental en la ciudad de Panamá en la que se consensuó en la erradicación del sistema manicomial en la próxima década que se expresa en la frase ‘La década del salto hacia la comunidad: por un continente sin manicomios en el 2020’ y con el proyecto de Decreto Reglamentario “se establece un camino inverso a la sustitución definitiva de los manicomios habilitando la continuidad de los hospitales monovalentes. De esta manera quedaríamos muy lejos de lograr una Argentina sin manicomios en el 2020”, expresó finalmente el diputado massista.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password